Piesan Crema-polvo

Para qué sirve Piesan Crema-polvo , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Polvo:

Cada 100 g contienen: Clotrimazol 1g. Excipientes: Alcanfor, Mentol, Esencia de Limón, Propilenglicol, Estearato de Magnesio, Talco.

Crema:

Cada 100 g de crema contienen: Clotrimazol 1 g. Excipientes: Polisorbato 60, Alcohol Cetílico, Vaselina Líquida, Vaselina Sólida, Edetato Disódico, Metilparabeno, Propilparabeno, Agua Purificada.

Contraindicaciones:

No se debe usar este medicamento en los siguientes

Si se presentan síntomas de alergia al clotrimazol u otro antifungico azólico. Si ha presentado alergia a alguno de los excipientes de la formulación.

Acción Terapéutica:

Antifúngico.

Presentaciones:

Polvo:

Envase conteniendo 100 g de talco.

Crema:

Envase conteniendo 20 g de crema.

Posología:

Rango y frecuencia:

El médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamiento apropiados a su caso particular, no obstante la dosis usual recomendada es: aplicar la crema al 1% y/o talco 2 veces al día en la zona afectada. La duración del tratamiento es variable y no debe usarlo por más o menos tiempo que el señalado por el médico. Debe evitar olvidar alguna aplicación y respetar los horarios. Si no se cumple el tratamiento lo más probable es que la enfermedad se vuelva a presentar con mayor intensidad y este medicamento ya no servirá para tratar la infección.

Consejo respecto de cómo administrarlo:

Lave la zona afectada antes de administrar el medicamento, para eliminar escamas y restos del último tratamiento. No se deben utilizar vendajes que no permitan transpirar a la zona de infección.

Este medicamento exige diagnóstico y supervisión m

Efectos colaterales:

Existen efectos que se presentan rara vez, pero son severos y en caso de presentarse se debe acudir en forma inmediata al médico: reacciones de hipersensibilidad (alergia), tales como ronchas en la piel, hinchazón, dificultad para respirar.

Otros efectos:

Pueden presentarse otros efectos que habitualmente no necesitan atención médica, los cuales pueden desaparecer durante el tratamiento, a medida que su cuerpo se adapta al medicamento. Sin embargo consultar al médico si cualquiera de estos efectos persisten o se intensifican: irritación local, sensación de quemaduras, picazón.

Contraindicaciones:

No se debe usar este medicamento en los siguientes

Si se presentan síntomas de alergia al clotrimazol u otro antifungico azólico. Si ha presentado alergia a alguno de los excipientes de la formulación.

Precauciones:

Mayores de 60 años:

No existen recomendaciones especiales para los ancianos.

Manejo de vehículos:

Es poco probable que el medicamento afecte su capacidad de concentración y estado de alerta.

Embarazo:

Este medicamento se absorbe en cantidades mínimas, es poco probable que dañe al feto.

Lactancia:

Este medicamento puede ser absorbido (aunque en pequeñas cantidades) por la piel, por lo que debe consultar al médico antes de usarlo si está amamantando.

Lactantes y niños:

El uso de este medicamento en niños debe ser previa consulta con su pediatra. No existen precauciones especiales en el caso del clotrimazol tópico.

Precauciones especiales:

Para conseguir una curación completa de la infección es muy importante que se complete el tratamiento descrito por su médico, en términos de frecuencia y días de utilización, aunque los síntomas hayan desaparecido antes. Evitar el contacto de la crema con los ojos. Si después de unos días los síntomas no mejoran o empeoran, debe consultar con su médico.

Interacciones medicamentosas:

Se debe consultar al médico la conveniencia de usar este medicamento, si se está utilizando otros, aunque al aplicarlo sobre la piel el riesgo de interacciones es bajo.
  Medicamentos