Pegintron

Para qué sirve Pegintron , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Hepatitis C crónica

DescripciÓn

: PEG INTRON, Polvo para solución inyectable, está disponible en viales de 50, 80, 100, 120 ó 150 mcg de peginterferón alfa- 2b, que es una conjugación de interferón alfa-2b recombinado con glicol monometoxi-polietilénico. Cuando se disuelve o se prepara de la manera recomendada, cada vial proporciona 0.5 ml de solución de PEG INTRON.
El polvo PEG INTRON también contiene fosfato de sodio dibásico, fosfato de sodio monobásico, sacarosa y polisorbato 80 como excipiente. El disolvente proporcionado para uso parenteral es agua estéril para inyectarse.

Acciones

: Los estudios in vitro e in vivo realizados sugieren que la actividad biológica del peginterferón alfa-2b se deriva de su porción de interferón alfa-2b.
Los interferones ejercen sus actividades celulares conjugándose con receptores específicos de la membrana superficial de las células. Los estudios realizados con otros interferones han demostrado especificidad para las diferentes especies. Sin embargo, ciertas especies de monos, por ejemplo los rhesus, son sensibles al estímulo farmacodinámico al ser expuestos a interferones humanos de tipo 1.
Los resultados de varios estudios sugieren que una vez conjugado con la membrana celular, el interferón alfa inicia una compleja secuencia de acontecimientos intracelulares que incluyen la inducción de ciertas enzimas. Se cree que este proceso es responsable, al menos parcialmente, de las diversas respuestas celulares al interferón e incluye el hecho de que el interferón alfa-2b recombinado inhibe también la replicación viral dentro de células infectadas por virus, promueve la supresión de la proliferación celular y las actividades inmuno-moduladoras (como el aumentar la actividad fagocítica de los macrófagos y de la citotoxicidad específica de los linfocitos por células marcadas). Cualquiera de éstos o todos juntos pueden contribuir a los efectos terapéuticos del interferón. El interferón recombinado alfa-2b también inhibe la replicación viral in vitro e in vivo. Aunque no se conoce el modo exacto de la acción antiviral del interferón alfa-2b recombinado, parece ser que altera el metabolismo de la célula anfitriona. Esta acción inhibe la replicación viral o, si ésta ocurre, los viriones producidos son incapaces de abandonar la célula.

ToxicologÍa pre

-CLÍNICA: Peginterfe­rón alfa-2b: Durante los estudios clínicos no se observaron eventos adversos y tampoco ocurrieron en estudios para evaluar la toxicidad con monos, pero algunos monos presentaron leucopenia; sin embargo, estos estudios duraron únicamente 4 semanas porque la mayoría de los monos desarrollaron anticuerpos anti-interferón.
No se han llevado a cabo estudios con peginter­ferón relacionados a la capacidad reproductiva. En vista de que el interferón alfa-2b ha demostrado tener propiedades abortivas en primates, es probable que peginterferón produzca el mismo efecto. No se han hecho determinaciones sobre la fertilidad. Peginterferón no ha demostrado potencial genotóxico.
La porción monometoxiglicol polietilénico (mPEG) que es parte de la molécula de peginterferón alfa-2b ha demostrado ser no tóxica en estudios para determinar toxicidad preclínica aguda y crónica en roedores y monos, igual que en estudios estándar de desarrollo embriofetal y experimentos in vitro sobre propiedades mutagénicas.

PEG INTRON

más ribavirina: Bioseguridad pre-clínica: La combinación de PEG INTRON más ribavirina no produjo eventos adversos diferentes a los observados previamente con cada uno de esos medicamentos usados individualmente. El cambio más relevante fue una anemia de leve a moderada intensidad cuya severidad fue mayor que la producida por cada una de las dos sustancias por sí solas.

FarmacologÍa clÍnica

: Peginterferón alfa-2b es un conjugado covalente de interferón alfa-2b recombinante con monometoxi glicol polietilénico. El peso molecular promedio de la molécula es de aproximadamente 31,300 daltones. Estudios in vitro e in vivo sugieren que la actividad biológica de peginterferón se deriva de la porción interferón alfa-2b.
El interferón alfa-2b recombinado se obtiene de una clona de E. coli contiene un plásmido híbrido desarrollado por ingeniería genética, que engloba un gen de interferón alfa-2b derivado de leucocitos humanos.
Farmacodinámica: La farmacodinámica de peginterferón alfa-2b fue evaluada por medio de un estudio con sujetos sanos que recibieron dosis única en concentraciones ascendentes al tiempo que se hacían determinaciones de cambios en la temperatura oral, concentraciones de neoptericia al igual que recuentos de leucocitos y neutrófilos. Los sujetos tratados con peginterferón alfa-2b presentaron elevaciones discretas de sujetos tratados con peginterferón alfa-2b presentaron elevaciones discretas de temperatura y niveles de neoptericia, y reducciones en el recuen­to de leucocitos y neutrófilos relacionados con el monto de la dosis.
Farmacocinética: Peginterferón alfa-2b es una molécula bien caracterizada, derivada de interferón alfa-2b ?pegilada? con polietileno modificado por glicol y está compuesto predominantemente de una especie ?monopegilada?. La vida media plasmática de peginterferón alfa-2b es prolongada al compararla con la de interferón alfa-2b no pegilado. Los niveles de peginterferón alfa-2b, Cmáx y AUC aumentan según la magnitud de la dosis. Después de una dosis subcutánea, la máxima concentración en el suero ocurre entre 15-44 horas más tarde y se mantiene hasta por 48- 72 horas posdosis. La mediana aparente del volumen de distribución es de 0.991/kg. Cuando se aplican dosis múltiples se produce una acumulación de interferones inmuno-reactivos. La vida media de eliminación de peginterferón alfa-2b alcanza una mediana de aproximadamente 48 horas (mediana de 13.3 horas de acuerdo a la desviación estándar) con un despeje o aclaramiento de 22.0 ml/hora-kg. Los mecanismos envueltos en el aclaramiento de los interferones en el humano todavía no se han dilucidado. Sin embargo, la eliminación por vía renal puede llegar aproximadamente a un mínimo de 30% de aclaramiento aparente del peginterferón alfa-2b.
Factores neutralizantes de interferones: Durante los estudios clínicos se hicieron análisis séricos de pacientes que recibieron PEG INTRON para determinar la presencia de factores neutralizantes de interferones que son anticuerpos que neutralizan la actividad antivírica del interferón. La frecuencia con la cual aparecen esos factores neutralizantes en la clínica a pacientes tratados con PEG INTRON 0.5 ha sido 1.1% y 2-3% entre los que recibieron 1.5 mcg/kg.
Grupos especiales: Pacientes con limitaciones en la función renal: Los riñones son responsables de un 30% del despeje total del peginterferón alfa-2b. En un estudio hecho con una dosis única (1.0 mcg/kg) a pacientes con función renal disminuida, el Cmáx, la AUC y la vida media aumentaron en relación al grado de daño renal.
Disfunción hepática: La farmacocinética de peginterferón alfa-2b no ha sido evaluada en pacientes con disfunción hepática severa, por consiguiente, PEG INTRON Inyectable no debe usarse en esos pacientes.
Pacientes de la tercera edad: (± 65 años) no parece haber alteraciones relacionadas a la edad en la farmacocinética de peginterferón. Sin embargo, la función renal se debe determinar antes de inyectar PEG INTRON, igual que se hace con pacientes más jóvenes.
Pacientes menores de 18 años: En vista de que no se han realizado evaluaciones farmacocinéticas en pacientes menores de 18 años, PEG INTRON Inyectable está indicado para el tratamiento de la hepatitis C crónica únicamente en pacientes mayores de 18 años.

Estudios clÍnicos

: PEG INTRON Inyec­table: Los resultados de un estudio multicéntrico, al azar, fase III, con gran número de pacientes recibiendo inyecciones de peginterferón alfa-2b han demostrado la eficacia y la seguridad de este medicamento para el tratamiento de la hepatitis C crónica. El objetivo de este estudio con 1,219 pacientes fue el de valorar la eficacia y la inocuidad del tratamiento cada 3 dosis de PEG INTRON (de 0.5, 1.0 y 1.5 mcg/kg) inyectadas por vía subcutánea una vez por semana durante 48 semanas versus 3 M.U.I. de intron A aplicadas por vía subcutánea tres veces por semana.
Los pacientes elegibles para este estudio tenían hepatitis C crónica confirmada por una prueba de reacción en cadena de la polimeración (RCP) positiva, por VHC-ARN (a > 100 copias/ml); además, debían presentar una biopsia hepática consistente con el diagnóstico de hepatitis C crónica sin que hubiera otra causa para explicar una hepatitis crónica. También deberían demostrar una elevación anormal de la ALAT sérica. Los objetivos que demostrarían eficacia en este estudio clínico serían la pérdida de VHA-ARN (< 100 copias/ml) (virológica) y una ALAT normal (bioquí­mi­co), seis meses después de completar un año de tratamiento. Usando el criterio virológico todas las dosis de PEG INTRON fueron superiores al intron A desde el punto de vista clínico (Tabla 1).
La calidad de vida fue menos afectada por la dosis de 0.5 mcg/kg inyectable que por la de 1.0 mcg/kg una vez por semana o por los 3 millones de U.I. de intron A 3 veces por semana.

Peg intron i

nyectable con ribavirina: Un estudio clínico básico, al azar (C/198-580), se ha realizado con PEG INTRON Inyectable con ribavirina. En este estudio se compararon dos regímenes de la combinación de interferón alfa-2b** + ribavirina***. Para participar en el estudio los pacientes con diagnóstico de hepatitis C crónica debían tener prueba positiva de VHC-ARN por reacción en cadena de la polimerasa (RCP) (> 100 copias/ml) elevación de ALAT y una biopsia hepática con diagnóstico histológico que descartara cualquier otra clase de hepatitis ­crónica.
En este trabajo, 15-30 pacientes ?naïve? fueron tratados durante un año con una de las siguientes combinaciones:

PEG INTRON

con ribavirina fue mucho más efectivo que la combinación de interferón alfa-2b** y ribavirina***, especialmente en pacientes infectados con el genotipo 1 (Tabla 2). La ­respues-ta sostenida fue evaluada por la tasa de ­respuesta seis meses después de terminado el tratamiento.
El genotipo y la carga viral inicial son factores pronóstico que se sabe afectan la tasa de respuesta. Sin embargo, en este estudio la tasa de respuesta también dependió de la dosis de ribavirina presente en la combinación. La tasa de respuesta en los pacientes que recibieron > 10.6 mg/kg de cápsulas de ribavirina (800 mg en un paciente típico de 75 kg) fue significativamente mayor que los tratados con menos (³ ) de 10.6 mg/kg inde­pendientemente del genotipo y la carga viral; de hecho, aquellos que recibieron > 13.2 mg/kg de ribavirina mostraron una respuesta favorable aún mayor (Tabla 1).
El beneficio logrado con PEG INTRON en combinación con ribavirina también fue evidente en pacientes con cirrosis incipiente o con cirrosis ya establecida (55%) y en aquellos que presentaban fibrosis mínima (61%). Los pacientes que tenían cirrosis o cirrosis incipiente presentaron una tasa de respuesta virológica mayor cuando recibieron PEG INTRON en combinación con ribavirina que cuando fueron tratados con este último fármaco en combinación con interferón alfa-2b (55% vs 41%). La tasa de respuesta mejoró si los pacientes cumplían con el tratamiento (?compliance?).
Independientemente del genotipo, los pacientes que llegaron a completar ³ 80% del tratamiento combinado de PEG INTRON con ribavirina presentaron una tasa de respuesta mayor que los que completaron menos del 80% de la terapia según evaluación hecha 6 meses después de completado el tratamiento de un año (72% vs 46%).£ 10.6
50%
41%
27%> 10.6
61%
48%
47%
Genotipo 1
Todos
42%
34%
33%£ 10.6
38%
25%
20%> 10.6
48%
34%
34%
Genotipo 1
Todos
73%
51%
45%
£ 2 millones copias/ml
£ 10.6
74%
25%
33%> 10.6
71%
52%
45%
Genotipo 1
Todos
30%
27%
29%
> 2 millones copias/ml
£ 10.6
27%
25%
17%> 10.6
37%
27%
29%
Genotipo 2/3
Todos
82%
80%
79%£ 10.6
79%
73%
50%> 10.6
88%
80%
80%
P 1.5/R: peginterferón alfa-2b inyectable 1.5 mcg/kg combinado con ribavirina 800 mg.
P 0.5/R: peginterferón alfa-2b inyectable 1.5 a 0.5 mcg/kg combinado con ribavirina 1,000-1,200 mg.
I/R: interferón alfa-2b 3 M.U.I. + ribavirina 1,000/1,200 mg.

Indicaciones y uso

: PEG INTRON está indicado para el tratamiento de la hepatitis C crónica. Los pacientes deben tener por lo menos 18 años de edad y presentar enfermedad hepática compensada. Se considera que el tratamiento óptimo para la hepatitis C crónica es la combinación de interferón alfa-2b con ribavirina.

PosologÍa y administraciÓn

: Inyectar PEG INTRON por vía subcutánea una dosis entre 0.5 a 1.0 mcg/kg una vez a la semana durante por lo menos 6 meses. La posología debe seleccionarse en base a la anticipada eficacia y seguridad. El tratamiento con PEG INTRON Inyectable debe ser iniciado y conducido únicamente por un médico que tenga experiencia en el tratamiento de hepatitis C. Los pacientes que presenten pérdida del ARN del VHC a los 6 meses deben continuar 6 meses adicionales hasta completar un año de terapia. A discreción del médico, un paciente puede inyectarse la dosis a sí mismo pero, cuando eso ocurra, el médico debe recomendar al paciente que varíe el sitio donde se inyecta cada vez que lo hace. Si al cabo de seis meses un paciente no ha demostrado pérdida del HVC-RNA, el tratamiento con PEG INTRON debe discontinuarse.

Terapia de combinaciÓn

: Consiste en el uso de PEG INTRON Inyectable a razón de 1.5 mcg/kg/semana combinado con cápsulas de ribavirina por vía oral en dosis divididas por la mañana y por la noche según el peso del paciente (véase Tabla 3).
Duración del tratamiento: Basándose en los resultados de los estudios clínicos se recomienda tratar a los pacientes por lo menos durante 6 meses.
Se observó que los pacientes que no llegaron a demostrar una respuesta virológica al cabo de 6 meses de tratamiento probablemente no serían capaces de mantener una respuesta virológica favorable (ARN-VHC por debajo de los límites de detección) seis meses después de haber suspendido el tratamiento.
Genotipo 1: Aunque no hayan registrado ARN-VHC negativos después de 6 meses de tratamiento, éste debe continuarse por seis meses más (p. ej. un total de un año de terapia).
Otros genotipos: La decisión de extender el tratamiento hasta por un año después de haberse logrado resultados negativos de ARN-VHC deberá basarse en otros factores pronósticos (como edad > 40 años, sexo masculino o fibrosis ?en puente? de la biopsia hepática).
Modificación de la posología para todos los pacientes en general: Si se presentan reacciones adversas serias o anomalías en los resultados de laboratorio durante el tratamiento con PEG INTRON o el mismo combinado con ribavirina, se debe modificar la posología de cada uno de los productos según sea el caso hasta que cesen los eventos adversos. Durante los estudios clínicos se formularon guías para modificación de la posología. Véase Tablas 4a y 4b.
Grupos especiales: Los pacientes con disfunción renal severa o despeje de creatinina < 50 ml/minuto no deben ser tratados con PEG INTRON (véase Contraindicaciones y farmacocinética).
Es recomendable que la función renal sea evaluada en todos los enfermos antes de iniciar las inyecciones de PEG INTRON. Los pacientes con insuficiencia renal moderada deben ser vigilados estrechamente y de ser necesario se les debe reducir la posología. Si la creatinina sérica aumenta a > 2 mg/dl (véase Tabla 3) las inyecciones de PEG INTRON deben ser discontinuadas (véase Contraindicaciones y Farmacocinética).
Pacientes con disfunción hepática: La eficacia y la seguridad (inocuidad) de PEG INTRON no ha sido evaluada en pacientes con insuficiencia hepática severa, en consecuencia, PEG INTRON no debe usarse en estos enfermos.
Uso en personas mayores de 65 años: Aunque no parece haber efectos adversos significativos relacionados a la edad, al igual se hace con pacientes más jóvenes, es preciso evaluar cuidadosamente la función renal previa a la administración de PEG INTRON Inyectable.
Uso en pacientes menores de 18 años: PEG INTRON no está recomendada para ser usada en niños o en adolescentes menores de 18 años, ya que no se cuenta con experiencia en este grupo de edades.
Preparación y administración: PEG INTRON no debe mezclarse con otros productos medicinales inyectables PEG INTRON es proporcionado en forma de polvo de peginterferón alfa-2b, en concentraciones de 50, 80, 100, 120 y 150 µg, para usar una sola vez. Cada vial debe ser preparado con 0.7 ml de agua esterilizada para uso inyectable y administrar hasta 0.5 ml de la solución. Una pequeña cantidad se pierde cada vez que se hace la preparación, por consiguiente, cada unidad contiene un leve exceso del solvente y del polvo de PEG INTRON para aplicar 0.5 ml de la solución de fármaco. La solución preparada con cada una de las cantidades mencionadas tiene una concentración de 50, 80, 100, 120 y 150 mcg/ml (µg/ml).
Como es el caso con todos los productos medicinales parenterales, la solución ya preparada debe examinarse visualmente antes de la administración. Si se observa decoloración, el producto no debe usarse. Cualquier material no utilizado después de abrirse el envase debe desecharse.
Usando una jeringa y aguja esterilizadas, inyectar 0.7 ml de agua estéril dentro del vial de PEG INTRON. Agitar suavemente hasta que el polvo se disuelva completamente. Entonces la dosis apropiada puede retirarse con una jeringa estéril para ser inyectada al paciente.
Estabilidad de la solución preparada: Se ha demostrado que la solución ya preparada posee estabilidad química y física durante 24 horas a temperaturas de 2 a 8°C. Desde un punto de vista microbiológico, el producto ya preparado debe usarse inmediatamente.
Si no se usa de inmediato, los intervalos y condiciones de almacenamiento antes de aplicarse son responsabilidad del usuario y normalmente no deben ser mayores de 24 horas a temperatura de 2 a 8°C, a menos que la preparación se haya llevado a cabo bajo condiciones asépticas controladas y validadas.

Incompatibilidades

: PEG INTRON debe ser preparado únicamente con el solvente provisto para ese fin, no debe mezclarse con otros pro­-ductos medicinales (véase Preparación y Administración).

Interacciones farmacolÓgicas

: En un estudio en el cual se utilizaron dosis múltiples no se llegaron a observar interacciones farmacoci­néticas entre PEG INTRON y ribavirina.
Los resultados de un estudio de interacciones farmacocinéticas con una sola dosis de PEG INTRON no han demostrado un efecto sobre la actividad de citocromo P-450 CYP 1A2, CYP2C8/9, CYP2D6 y CYP3A4 hepático o la N-acetil transfe­rasa. Sin embargo, hay informes en la literatura que han reportado una reducción hasta de 50% en el aclaramiento de sustratos de CYP1A2, (como p. ej. teofilina) cuando se ha administrado con otras formas de interferón alfa, por consiguiente se debe ser cauteloso cuando PEG INTRON se aplique con medicamentos metabolizados por las isoenzimas del citocromo P-450 como lo es el CYP1A2.

Efectos adversos

: La mayoría de los eventos adversos fueron de leve a moderada intensidad y no constituyeron un factor limitante para el tratamiento. La mayoría de los pacientes tuvieron cefalea y mialgias. No se observaron interacciones farmacocinéticas entre PEG INTRON y la ribavirina en un estudio farmacoci­né­tico en el que se emplearon dosis múltiples.
La siguiente es una lista de los efectos adversos observados más comúnmente (³ 10% de los pacien­tes): inflamación en el sitio de la inyección, ­fatiga, rigores, fiebre, depresión, artralgias, náuseas, alopecia, dolor músculo-esquelético, irritabilidad, síntomas gripales, insomnio, diarrea, dolor abdominal, astenia, faringitis, pérdida de peso, anorexia, ansiedad, dificultad para concentrarse, mareos y reacción en el sitio de la inyección.
Otros efectos observados con menor frecuencia (³ 2% de los pacientes) fueron: prurito, piel seca, malestar general, diaforesis, dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen, neutropenia, erupción cutánea, vómitos, boca seca, labilidad emocional, nerviosismo, disnea, infección por virus, somnolencia, trastornos tiroideos, dolor torácico, dispepsia, fogajes, parestesias, tos, agitación, sinusitis, hipertonía, hiperestesia, visión borrosa, confusión, flatulencia, disminución de la libido, eritema, dolor ocular, apatía, hipoes­tesia, heces sueltas, conjuntivitis, congestión nasal, constipación, vértigo, menorragia y trastornos menstruales.
En raras ocasiones durante estudios clínicos con el uso de PEG INTRON rara vez se han observado trastornos psiquiátricos severos y ha hecho que algunos pacientes presenten ideas suicidas o hayan tenido intentos suicidas.
La mayoría de los efectos indeseables fueron de leve a moderada severidad y no limitaron el tratamiento.
Valores de laboratorio: Hubo casos de granulocitopenia (< 0.75 x 109 /1) en un 4% y un 7% de los casos y trombocitopenia (< 70 x 109 /1) en 1 y 3% de los casos respectivamente en pacientes que recibieron 0.5 ó 1.0 mcg/kg de PEG INTRON.
Efectos adversos de la combinación PEG INTRON con ribavirina: En adición a los ­efectos adversos observados cuando se usó PEG INTRON como monoterapia, al agregar la ribavirina se han observado los siguientes eventos adversos: Entre 5 y 10%: Taquicardia, rinitis y afección del gusto.
Entre 2 y 5%: Hipotensión, síncope, hipertensión, trastornos en las glándulas lagrimales, temblores, sangrado en encías, glositis, estomatitis, estomatitis ulcerosa, disminución o pérdida de la audición, tinnitus, palpitaciones, comportamiento agresivo, infecciones micóticas, prostatitis, otitis media, bronquitis, trastornos respiratorios, eccema, textura anormal del cabello, fotosensibilidad y linfoduropatía.
En muy raras ocasiones ha aparecido sarcoidosis o exacerbación de sarcoidosis.

Contraindicaciones

:

Precauciones

: Se aconseja que los pacientes que desarrollan fatiga, somnolencia o confusión durante el tratamiento con PEG INTRON, eviten guiar vehículos automotores u operar maquinarias.
Cardiovasculares: Igual que pasa con el interferón alfa, los pacientes con historia de falla cardiaca congestiva, infarto de miocardio o arritmias presentes o previos que reciben PEG INTRON, requieran estrecha vigilancia. Se recomienda que a los enfermos con historia previa de anomalías cardiacas se les tome electrocardiogramas antes y durante el tratamiento. Las arritmias cardiacas (en particular las supraven­triculares) usualmente responden a terapia convencional pero en ocasiones van a requerir suspensión del tratamiento con PEG INTRON.
Hipersensibilidad aguda: En raras ocasiones se han observado reacciones de hipersensibilidad aguda (p. ej. urticaria, angioedema, broncoconstricción, anafilaxis) al interferón alfa-2b durante el tratamiento con este fármaco. Si tal reacción se desarrolla durante el tratamiento con PEG INTRON, la administración debe suspen­derse e iniciar inmediatamente el tratamiento médico apropiado. No es necesario interrumpir el tratamiento en caso de erupciones cutáneas pasajeras.
Función hepática: El tratamiento con PEG INTRON debe suspenderse cuando aparezcan signos de descompensación hepática como p. ej. prolongación de los tiempos de coagulación según lo indiquen las pruebas específicas.
Función renal: Pacientes con función renal disminuida deben ser vigilados estrechamente para detectar síntomas de toxicidad. PEG INTRON no debe usarse en pacientes con insuficiencia renal crónica o con aclaramiento de creatinina menor de 50 ml/minuto.
Fiebre: Aunque la fiebre suele ser parte del síndrome gripal que comúnmente ocurre con el interferón, se deben excluir otras causas de fiebre persistente.
Hidratación: Los enfermos sometidos a tratamiento con PEG INTRON deben mantenerse bien hidratados porque pueden desarrollar hipotensión causada por depleción de fluidos. En esos casos puede ser necesario reposición de líquidos.
Cambios pulmonares: En raras ocasiones los pacientes tratados con PEG INTRON pueden presentar infiltrados pulmonares, neumonitis o pulmonía que ocasionalmente pueden resultar fatales. A cualquier paciente que desarrolle fiebre, tos, disnea o cualquier otro síntoma respiratorio se le debe tomar radiografía del tórax y si la placa muestra un infiltrado pulmonar o cualquier evidencia de insuficiencia pulmonar el enfermo debe ser vigilado cuidadosamente. Si la clínica así lo indica, se debe discontinuar el tratamiento con PEG INTRON. La suspensión temprana y el tratamiento con corticosteroides parece ser una medida efectiva para resolver esos eventos adversos pulmonares.
Enfermedad autoinmune: Se ha informado que durante tratamientos con interferones alfa se han generado anticuerpos. En consecuencia, algunos pacientes con predisposición a enfermedades autoinmunes están más expuestos a presentar manifestaciones clínicas de estas enfermedades.
Trastornos psiquiátricos y del sistema nervioso central (SNC): Trastornos severos del SNC, en especial con ideas e intentos suicidas se han observado en algunos pacientes durante la terapia con PEG INTRON Inyectable. También se han observado otras afecciones al SNC, como estados de confusión y alteraciones de su estado mental al recibir interferón alfa. Si los pacientes desarrollan síntomas psiquiátricos o neurológicos originados en el SNC, con la inclusión y de­-presión severa, deben ser vigilados constante y cuidadosamente debido al serio potencial que acarrean estas indeseables manifestaciones. Si los síntomas persisten o empeoran, se deben sus­-pender las inyecciones de PEG INTRON.
Psoriasis o sarcoidosis: En vista de que hay informes sobre la exacerbación de una preexistente psoriasis o el uso de PEG INTRON en pa­-cientes con psoriasis se recomienda únicamente si los beneficios justifican el riesgo potencial.
Hipertrigliceridemia: Se ha reportado la aparición o exacerbación de una hipertrigliceridemia, a veces de intensidad severa, en consecuencia se debe monitorear el nivel de los lípidos en sangre.
Cambios oculares: En raras ocasiones se ha informado de trastornos oftálmicos, entre ellos hemorragias de la retina, manchas algodonosas y obstrucción de la arteria o vena de la retina, después del tratamiento con los interferones alfa. Cualquier paciente que se queje de pérdida de agudeza visual o de reducción del campo visual debe someterse a un examen de los ojos. Como quiera que estos acontecimientos oculares pueden ser parte de otros estados patológicos, se recomienda realizar un examen de la vista antes de iniciar el tratamiento con PEG INTRON a pacientes con diabetes mellitus o hipertensión.
Alteraciones en función tiroidea: Infrecuente­mente algunos pacientes con hepatitis C crónica tratados con interferón alfa han desarrollado hiper o hipotiroidismo. Si durante el tratamiento hay manifestaciones clínicas de disfunción tiroidea, se impone realizar prueba de TSH. El tratamiento con PEG INTRON puede continuarse si se mantiene la TSH dentro de límites normales por medio del medicamento apropiado.
Pruebas de laboratorio: Se recomienda realizar análisis de sangre rutinarias (hematología química y pruebas de la función tiroidea) a todos los pacientes antes y durante el tratamiento con PEG INTRON. Los valores basales aceptables, que pueden considerarse como una guía, son: Efectos sobre la capacidad de conducir automóviles o usar maquinarias : Los enfermos que desarrollan fatiga, somnolencia o estado de confusión cuando reciben tratamiento con PEG INTRON Inyectable deben ser advertidos en el sentido de que eviten conducir autos u operar maquinaria.
Uso durante el embarazo y la lactancia: Monoterapia: Se sabe que el interferón alfa-2b causa abortos en primates. En vista de que no hay estudios sobre el uso de PEG INTRON en mujeres embarazadas, no se recomienda usar PEG INTRON durante la preñez. PEG INTRON se puede aplicar a mujeres fértiles únicamente si están sometidas a un régimen anticonceptivo eficaz durante el periodo de tratamiento.
Lactancia: No se sabe si los componentes de este producto medicinal se excretan en la leche materna. Debido al riesgo de eventos adversos que potencialmente pueden causar a los lactantes, se debe tomar la decisión en cuanto a suspender el tratamiento o suspender la lactancia teniendo en cuenta la importancia del producto medicinal para la madre.
Terapia de combinación: La combinación de PEG INTRON y ribavirina no debe emplearse durante el embarazo. El potencial embriocida y teratogénico que ha demostrado la ribavirina en todas las especies animales en los que se ha estudiado el tema cuidadosamente ha demostrado que los efectos tóxicos ocurren con dosis pequeñas que no alcanzan una vigésima parte (1/20) de la dosis recomendada para humanos. Se han observado malformaciones del cráneo, el pala­dar, la mandíbula, los ojos, las extremidades, el esqueleto y el sistema gastrointestinal. La frecuencia y la severidad de los efectos teratogénicos fue en aumento según se fue incrementando la dosis de ribavirina. Hubo disminución en la tasa de sobrevida de fetos y criaturas nacidas.
Pacientes del sexo femenino: Las mujeres encinta no deben usar ribavirina (véase Contrain­di­caciones). Se debe tener cuidado extremo para evitar embarazos en esas pacientes. La terapia con ribavirina cápsulas no se debe iniciar hasta tanto no se tenga a mano un informe negativo de prueba de embarazo inmediatamente antes de iniciar el tratamiento. Las mujeres que pueden quedar embarazadas deben seguir un efectivo régimen anticonceptivo durante el periodo de tratamiento y durante los 6 meses siguientes a la terminación del tratamiento. Durante este periodo se deben realizar pruebas de embarazo rutinariamente una vez al mes. Si ocurre un embarazo durante la terapia o dentro de los 6 meses consecutivos a éste, se debe informar a la paciente acerca de los significativos riesgos teratogénicos que puede producir la ribavirina al feto.
Pacientes del sexo masculino y sus compañeras sexuales: Se debe tener mucho cuidado para que las mujeres de pacientes que toman ribavirina no queden embarazadas. La ribavirina se acumula en el compartimiento intracelular y se despeja del organismo muy lentamente. Estudios con animales han demostrado cambios en los espermatozoides con dosis por debajo de la cantidad que se aplica en la clínica. Se desconoce si la ribavirina contenida en los espermatozoides puede producir los ya conocidos efectos al momento de fertilizar los óvulos. En consecuencia a los pacientes del sexo masculino y a sus compañeras mujeres con edad para concebir se les debe aconsejar en el sentido de usar un efectivo régimen anticonceptivo durante en tratamiento con ribavirina y durante los 6 meses subsiguientes. PEG INTRON Inyectable en combinación con ribavirina se pueden recomendar a mujeres fértiles únicamente si utilizan un método anticonceptivo efectivo durante el periodo de terapia.
No se sabe si los componentes de este producto medicinal se excretan en la leche humana. Debido al riesgo de eventos adversos que potencialmente pueden causar a los lactantes, se debe suspender la lactancia antes de iniciar el tratamiento.

Sobredosis

: Hay poca experiencia sobre el tema de sobredosis. Durante los estudios clínicos, pocos pacientes recibieron una dosis equivalente al doble de lo prescrito y no hubo reacciones serias imputables a esa sobredosis.

Presentaciones

: PEG INTRON está disponible en viales con 50, 80, 100, 120 y 150 mcg de peginterferón alfa-2b en polvo y disolvente para solución inyectable.
El polvo está contenido en un vial de 2 ml, de vidrio flint tipo I, con un tapón de caucho butílico gris y un sello de aluminio, para ser arrancado con una sobrecubierta de polipropileno. El disolvente se presenta en una ampolla de 2 ml, de vidrio flin tipo I.

Almacenamiento

: Almacenar a temperatura de 2 a 8°C.
©4/99,2/00 Schering-Plough Pharmaceuticals.
Derechos reservados.
Definiciones médicas / Glosario
  1. BIOPSIA, Pequeña pieza de tejidos extraído mediante una operación, para eldiagnóstico o para controlar los efectos de un tratamiento.
  2. DIABETES MELLITUS, Significa , e indica el exceso de glucosa que existe en la orina de los diabéticos no controlados.
  3. HEPATITIS, Es la inflamación del hígado producida por una infección, un agentequímico o un fármaco.
  4. INFARTO DE MIOCARDIO, Es el nombre científico del ataque al corazón. Se debe a la obstrucción del riego sanguíneo (trombosis) en parte de músculo (mio) del corazón(cardio), que produce su destrucción (infarto).
  5. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  Medicamentos