Oxemet 500 Mg Comprimidos Recubiertos

Para qué sirve Oxemet 500 Mg Comprimidos Recubiertos , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Cada comprimido recubierto contiene: Clorhidrato de Metformina 500 mg (equivalente a 390 mg de Metformina). Lista de excipientes: Celulosa Microcristalina; Glicolato Sódico de Almidón (Tipo A); Copolividona Va64; Dióxido de Silicio Coloidal Anhidro; Estearato de Magnesio; Lactosa Monohidratada; Hipromelosa; Dióxido de Titanio (E 171); Macrogol 4000. Forma farmacéutica: Comprimidos recubiertos de color blanco, biconvexos, ranurados en ambas caras, grabados con «M 500» en una cara.

Contraindicaciones:

En personas con hipersensibilidad al clorhidrato de metformina o a cualquiera de los otros excipientes. En cetoacidosis diabética, precoma diabético; descompensación. Cuando existe insuficiencia renal o disfunción renal (por ej.: depuración de creatinina de < 60 ml/min.). Afecciones agudas que puedan causar deterioro de la función renal, por ejemplo: Deshidratación (diarreas, vómitos); infecciones graves; fiebre; estado de choque; condición hipóxica (shock septicemia, infección urinaria, neuropatías); administración intravascular de medios de contraste a base de yodo (ver Advertencias especiales y precauciones de uso). Enfermedades agudas o crónicas que puedan causar histohipoxia, tales como: Insuficiencia cardíaca o respiratoria; infarto reciente del miocardio; estado de choque; insuficiencia hepática, intoxicación aguda con alcohol, alcoholismo. Lactancia. Embarazo. Debido a su contenido de lactosa, estos productos medicinales no son adecuados para los pacientes que presenten casos, de muy rara frecuencia, de intolerancia hereditaria a la galactosa, deficiencia genética de lactasa o mala absorción de glucosa y/o galactosa.

Acción Terapéutica:

Antidiabéticos orales. Código ATC: A10BA02, tracto digestivo y metabolismo.

Propiedades:

Propiedades farmacodinámicas:

La metformina es una biguanida con efectos hipoglucemiantes que reduce la concentración sanguínea de azúcar tanto basal como postprandial. No estimula la secreción de insulina y, por lo tanto, no produce hipoglucemia. El efecto de la metformina probablemente esté basado en 3 mecanismos: reducción de la producción hepática de glucosa debida a la inhibición de la gluconeogénesis y la glucogenólisis; incremento de la sensibilidad a la insulina en la musculatura y, por lo tanto, mejor captación y utilización periférica de la glucosa; inhibición de la absorción intestinal de glucosa. La metformina estimula la síntesis intracelular de glucógeno al actuar sobre la glucógeno sintasa. La metformina aumenta la capacidad de transporte de todas las proteínas transportadoras de glucosa (GLUT) fijadas a las membranas conocidas hasta la fecha. En los humanos, la metformina tiene un efecto favorable sobre el metabolismo de los lípidos, independientemente de su efecto sobre la concentración de glucosa. Esto fue demostrado con dosis terapéuticas en estudios controlados a mediano y a largo plazo. La metformina produce una reducción del colesterol total, el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (c LDL) y los triglicéridos.

Eficacia clínica:

Un estudio prospectivo, aleatorizado (UKPDS-Estudio Prospectivo de la Diabetes en el Reino Unido [United Kingdom Prospective Diabetes Study]), ha establecido el beneficio a largo plazo del control intensivo de la glucosa sanguínea en los pacientes con diabetes tipo 2. El análisis de los resultados de pacientes excedidos de peso tratados con metformina solamente después del fracaso de las medidas dietéticas demostró los siguientes resultados: reducción significativa del riesgo absoluto de todas las complicaciones relacionadas con la diabetes en el grupo tratado con metformina (29.8 eventos/1000 años paciente) en comparación con dieta solamente (43.3 eventos/1000 años paciente) (p=0.0023), así como en comparación con los grupos tratados con sulfonilureas e insulina solamente (40.1 eventos/1000 años paciente) (p=0.0034); reducción significativa del riesgo absoluto de la mortalidad relacionada con la diabetes: metformina (7.5 eventos/1000 años paciente) en comparación con dieta solamente (12.7 eventos/1000 años paciente) (p=0.017); reducción significativa del riesgo absoluto de mortalidad por todas las causas: metformina (13.5 eventos/1000 años paciente) en comparación con dieta solamente (20.6 eventos/1000 años paciente) (p 0.011) y en comparación con los grupos tratados con sulfonilureas e insulina solamente (18.9 eventos/1000 años paciente) (p=0.021); reducción significativa del riesgo absoluto de infarto del miocardio: metformina (11 eventos/1000 años paciente) en comparación con dieta solamente (18 eventos/1000 años paciente) (p = 0.01). Para la metformina usada como medicación concomitante en combinación con una sulfonilurea, no se ha determinado algún beneficio en lo que respecta al resultado clínico. En la diabetes tipo 1, la combinación de metformina e insulina fue usada en pacientes seleccionados, pero el beneficio clínico de esta combinación no ha sido establecido formalmente. Los estudios clínicos controlados de 1 año en un número limitado de pacientes entre los 10 y 16 años de edad mostró un efecto sobre el control de la glucosa sanguínea semejante al observado en los adultos.

Propiedades farmacocinéticas:

Absorción: Después de una dosis oral de metformina, el tiempo para alcanzar la concentración máxima (Tmáx) es de 2.5 horas. La biodisponibilidad absoluta de 1 comprimido recubierto de clorhidrato de metformina de 500 ó de 850 mg es de aproximadamente 50-60% en los pacientes sanos. Después de una dosis oral, la fracción no absorbida excretada con las heces es de 20-30%. Después de la administración oral, la absorción de la metformina es incompleta y demuestra características de saturación. Se supone que los parámetros farmacocinéticos de la absorción de la metformina no son lineales. En las dosis recomendadas y los intervalos de administración habituales, las concentraciones plasmáticas en estado estable se alcanzan a las 24 48 horas y generalmente son de menos de 1 microgramo/ml. En los estudios clínicos controlados, las máximas concentraciones plasmáticas (Cmáx) de metformina no excedieron de 4 microgramos/ml, ni siquiera con las dosis máximas. La ingesta de alimentos disminuye y retrasa ligeramente la absorción de la metformina. Después de la administración de una dosis de 850 mg, se observaron una concentración plasmática máxima 40% más baja, un decremento de 25% del ABC (área bajo la curva) y una prolongación de 35 minutos del tiempo requerido para alcanzar la máxima concentración plasmática (Tmáx). Se desconoce la relevancia clínica de estos resultados. Distribución: La fijación a las proteínas plasmáticas es insignificante. La metformina penetra en los eritrocitos. La concentración máxima en la sangre entera es inferior a la concentración plasmática y se presenta aproximadamente al mismo tiempo. Probablemente, los eritrocitos representen un compartimiento secundario de distribución. El volumen de distribución (Vd) medio varía entre 63 y 276 litros. Metabolismo: La metformina es excretada en forma intacta con la orina. Hasta la fecha, no se han identificado metabolitos en los humanos. Eliminación: El aclaramiento renal de la metformina es de más de 400 ml/min, lo cual indica que la metformina es excretada por filtración glomerular y secreción tubular. Después de una dosis oral, la vida media de eliminación terminal es de aproximadamente 6.5 horas. En presencia de deterioro de la función renal, el aclaramiento renal disminuye en proporción a la depuración de creatinina, de modo que la vida media de eliminación se prolonga y la concentración plasmática de metformina aumenta. Niños: Estudio de dosis únicas: después de una sola dosis de 500 mg de metformina, los pacientes pediátricos exhibieron el mismo perfil farmacocinético que los adultos sanos. Estudio de dosis repetidas: los datos relevantes se limitan a un estudio. Después de la administración repetida de 500 mg 2 veces al día durante 7 días en niños, la máxima concentración plasmática (Cmáx) y la captación sistémica (ABC0-t) se redujeron en 33 y 40%, respectivamente, en comparación con los pacientes diabéticos adultos que recibieron dosis repetidas de 500 mg 2 veces al día durante 14 días. Como la dosis debe ser ajustada individualmente, dependiendo del control de la glucosa sanguínea, esto reviste relevancia clínica limitada. Biodisponibilidad: Comprimidos recubiertos de 500 mg de clorhidrato de metformina: Un estudio de biodisponibilidad realizado en 1997 (en condiciones abiertas, con intercambio cruzado de grupos) en 24 voluntarios de sexo masculino demostró lo siguiente en la comparación con una preparación de referencia*:

Cmáx ng/ml máxima concentración plasmática:

Preparación de prueba: 876.08±289.67. Preparación de referencia*: 1001.79±308.41. máx

[h] tiempo para alcanzar la máxima concentración plasmática:

Preparación de prueba: 3.35±1.05. Preparación de referencia*: 2.81±1.21.

ABC

0-t

[ng/ml.h] área bajo la curva de concentración-tiempo:

Preparación de prueba: 5756.41±1651.64.Preparación de referencia*: 6287.99±1404.14.

ABC

0-¥

[ng/ml.h]: área bajo la curva de concentración tie

Preparación de prueba: 6222.76±1467.81. Preparación de referencia*: 6732.44±1762.39. *Producto de referencia: Glucophage®500 mg, Merck KGaA, Germany. Los valores se presentan como las medias y el intervalo de dispersión (desviación estándar). Concentraciones plasmáticas medias comparadas con una preparación de referencia* en un diagrama de concentración-tiempo: Ver Tabla *Producto de referencia: Glucophage® 500 mg, Merck KGaA, Germany.

Comprimidos recubiertos de 850 mg de clorhidrato d

Un estudio de biodisponibilidad realizado en 1995 (en condiciones abiertas, con intercambio cruzado de grupos) en 24 voluntarios de sexo masculino demostró lo siguiente en la comparación con una preparación de referencia**: máx

[µg/ml] máxima concentración plasmática:

Preparación de prueba: 1.58±0.52. Preparación de referencia**: 1.66±0.56. máx

[h] tiempo para alcanzar la máxima concentración plasmática:

Preparación de prueba: 2.83±0.77. Preparación de referencia**: 2.63±0.70.

ABC

0-t

[µg/ml.h] área bajo la curva de concentración tiempo:

Preparación de prueba: 6.91±2.34. Preparación de referencia**: 7.46±3.04.

ABC

0-¥

[µg/ml.h] área bajo la curva de concentración tiempo extrapolada al infinito:

Preparación de prueba: 7.65±2.81. Preparación de referencia**: 8.22±3.40. **Producto de referencia: Glucophage® 850 mg, Merck KGaA, Germany. Los valores se presentan como las medias y el intervalo de dispersión (desviación estándar).Concentraciones plasmáticas medias comparadas con una preparación de referencia** en un diagrama de concentración tiempo: Ver Tabla **Producto de referencia: Glucophage® 850 mg, Merck KGaA, Germany.

Comprimidos recubiertos de 1000 mg de clorhidrato

Un estudio de biodisponibilidad comparativa realizado en 2001 (en condiciones abiertas, con intercambio cruzado de grupos, aleatorizado) en 28 voluntarios sanos de sexo masculino (de 18-42 años de edad) demostró lo siguiente después de la administración de una sola dosis de 1000 mg de la preparación de prueba con la administración de una sola dosis de 2 comprimidos recubiertos de la preparación de referencia de 500 mg***: máx

[µg/ml] máxima concentración plasmática:

Preparación de prueba: 2.13±0.44. Preparación de referencia***: 2.19±0.56. máx

[h] tiempo para alcanzar la máxima concentración plasmática:

3.00±0.87. Preparación de referencia***: 2.71±0.99.

ABC

0-t

[µg/ml.h] área bajo la curva de concentración-tiempo:

Preparación de prueba 12.08±2.29. Preparación de referencia***: 12.49±3.12.

ABC

0-¥

[µg/mL.h] área bajo la curva de concentración tiempo extrapolada al infinito:

Preparación de prueba: 12.72±2.42. Preparación de referencia***: 13.10±3.28. ***Producto de referencia: comprimidos recubiertos de Glucophage® 500 mg, Merck KGaA, Germany. Los valores se presentan como las medias y el intervalo de dispersión (desviación estándar). Concentraciones plasmáticas medias comparadas con una preparación de referencia*** en un diagrama de concentración tiempo: Ver Tabla ***Producto de referencia: Glucophage® 500 mg, Merck KGaA, Germany.

Datos de seguridad preclínica:

Con base en los estudios convencionales, los datos preclínicos no revelan ningún riesgo especial para los humanos en lo que respecta a seguridad farmacológica, toxicidad de las dosis repetidas, genotoxicidad, potencial carcinogénico y toxicidad reproductiva.

Modo de empleo:

Instrucciones de uso y manejo:

Ningún requerimiento especial.

Presentaciones:

Envase conteniendo 30 comprimidos recubiertos.

Posología:

Diabetes mellitus no insulino-dependiente:

En general, la dosis promedio es de 1 comprimido recubierto de clorhidrato de metformina 500 mg 2 ó 3 veces al día o 1 comprimido recubierto de clorhidrato de metformina 850 mg 2 veces al día. Después de 10 – 15 días, la dosis debe ajustarse dependiendo de las determinaciones de la glicemia. El aumento gradual de la dosis tiene un efecto positivo sobre la tolerabilidad gastrointestinal de la medicación. La máxima dosis diaria recomendada es de 3000 mg de clorhidrato de metformina (2500 mg de metformina).

Como sustitución de otra terapia hipoglicemiante oral:

Suspender la terapia hipoglicemiante previa y sustituir por metformina según la dosis antes indicada.

Poblaciones especiales de pacientes:

Pacientes geriátricos: Debido al deterioro frecuente de la función renal en los pacientes geriátricos, la dosis de metformina debería depender de la función renal. Por esta razón, se requiere evaluación regular de la función renal (ver Advertencias especiales y precauciones de uso). Niños y adolescentes en monoterapia y combinación con insulina: La metformina puede usarse en niños desde los 10 años de edad y en adolescentes. En general, la dosis inicial es 1 comprimido recubierto de 500 mg de clorhidrato de metformina o de 850 mg de clorhidrato de metformina 1 vez al día, con los alimentos o después de los mismos. Después de 10 a 15 días, la dosis debe ajustarse dependiendo de las determinaciones de la glucemia. El aumento gradual de la dosis tiene un efecto positivo sobre la tolerabilidad gastrointestinal de la medicación. La dosis diaria recomendada como máximo es de 2 g de clorhidrato de metformina al día, dividida en 2 ó 3 tomas individuales.

Efectos colaterales:

Durante el tratamiento con metformina pueden presentarse los siguientes eventos adversos. Las frecuencias se definen como sigue: Efectos muy comunes: > 1/10; Efectos comunes: ³ 1/100, < 1/10; Efectos poco comunes: ³ 1/1000, < 1/100, Efectos raros: ³ 1/10000, < 1/1000, Efectos muy raros: < 1/10000 y casos aislados.

Problemas gastrointestinales:

Muy comunes ( ³ 10%): Náuseas, vómito, diarrea, dolor abdominal y falta de apetito. Se presentan principalmente al iniciar el tratamiento y en la mayoría de los casos remiten en forma espontánea. Para evitar estos síntomas gastrointestinales se recomienda tomar la metformina en forma de 2 ó 3 dosis individuales durante las comidas o después de las mismas. El aumento gradual de la dosis también puede mejorar la tolerabilidad gastrointestinal. Comunes ( ³ 1%, < 10%): Sabor metálico.

Trastornos de la piel y el tejido subcutáneo:

Muy raros (< 0.01%): Reacciones cutáneas tales como eritema, prurito y urticaria.

Trastornos metabólicos y nutricionales:

Muy raros (< 0.01%): Muy raramente se ha observado decremento de la absorción de la vitamina B12, así como disminución de sus concentraciones séricas, en pacientes tratados con metformina durante un período prolongado. Esto debe ser tomado en cuenta como una posible causa en los pacientes con anemia megaloblástica. Muy raros (< 0.01%): Acidosis láctica (0.03 casos/ 1000 años paciente) (ver Advertencias especiales y precauciones de uso).

Trastornos del sistema nervioso:

Trastornos del sabor.

Trastornos hepatobiliares:

Muy raros: Anomalías de las pruebas de la función hepática o hepatitis que requieren discontinuar el tratamiento con metformina. En los datos publicados y postcomercialización y en los estudios clínicos de 1 año en un número limitado de niños entre los 10 y 16 años de edad, los eventos adversos reportados han sido del mismo tipo y severidad que los observados en estudios en adultos.

Contraindicaciones:

En personas con hipersensibilidad al clorhidrato de metformina o a cualquiera de los otros excipientes. En cetoacidosis diabética, precoma diabético; descompensación. Cuando existe insuficiencia renal o disfunción renal (por ej.: depuración de creatinina de < 60 ml/min.). Afecciones agudas que puedan causar deterioro de la función renal, por ejemplo: Deshidratación (diarreas, vómitos); infecciones graves; fiebre; estado de choque; condición hipóxica (shock septicemia, infección urinaria, neuropatías); administración intravascular de medios de contraste a base de yodo (ver Advertencias especiales y precauciones de uso). Enfermedades agudas o crónicas que puedan causar histohipoxia, tales como: Insuficiencia cardíaca o respiratoria; infarto reciente del miocardio; estado de choque; insuficiencia hepática, intoxicación aguda con alcohol, alcoholismo. Lactancia. Embarazo. Debido a su contenido de lactosa, estos productos medicinales no son adecuados para los pacientes que presenten casos, de muy rara frecuencia, de intolerancia hereditaria a la galactosa, deficiencia genética de lactasa o mala absorción de glucosa y/o galactosa.

Precauciones:

Embarazo y lactancia:

Embarazo: Hasta la fecha, no se dispone de datos epidemiológicos relevantes. Los estudios en animales de laboratorio no produjeron ninguna evidencia de reacciones adversas en lo que respecta a la gestación, el desarrollo embrionario y fetal, el parto o el desarrollo postnatal (ver «Datos de seguridad preclínica»). Las pacientes con diabetes que estén embarazadas o que desean embarazarse no deben ser tratadas con metformina. En estos casos, la concentración sanguínea de azúcar debe controlarse con insulina para que se encuentre con valores tan próximos a los normales como sea posible, con objeto de reducir el riesgo de malformaciones fetales como resultado de los valores patológicos del azúcar sanguíneo. Lactancia: En las ratas, la metformina es secretada en la leche materna. Hasta ahora no hay datos relevantes en humanos, y se debe tomar una decisión de si se discontinúa la lactancia o se discontinúa la metformina tomando en cuenta la importancia del producto medicinal para la madre.

Efectos sobre la capacidad para conducir vehículos y operar maquinaria:

La monoterapia con metformina no produce hipoglucemia y, por lo tanto, no tiene efectos sobre la capacidad para conducir vehículos automotores o para operar maquinaria. Sin embargo, los pacientes deben ser informados acerca del riesgo de hipoglucemia si la metformina es combinada con otros antidiabéticos (sulfonilureas, insulina, repaglinida).

Interacciones medicamentosas:

Combinaciones no recomendadas:

Alcohol: La intoxicación aguda con alcohol produce un aumento del riesgo de acidosis láctica, especialmente en relación con: Ayuno o desnutrición; insuficiencia hepática. Se debe evitar el consumo de alcohol y los productos medicinales que contengan alcohol. Medios de contraste a base de yodo: La administración intravascular de medios de contraste a base de yodo puede producir insuficiencia renal y, por lo tanto, acumulación de metformina, la cual resulta en un aumento del riesgo de acidosis láctica. La metformina debe discontinuarse antes, durante y hasta 48 horas después de la prueba. La terapia no debe continuarse hasta que se haya reevaluado la función renal y se encuentre que es normal (ver Advertencias especiales y precauciones de uso). Cimetidina: La interacción entre la metformina y la cimetidina es bien conocida (decremento de la secreción tubular renal de metformina). No se recomienda la coadministración de metformina y cimetidina.

Combinaciones que requieren medidas precautorias especiales:

Los glucocorticoides (sistémicos y tópicos), los agonistas beta2 y los diuréticos tienen actividad hiperglucémica intrínseca. El paciente debe ser informado al respecto y, su concentración sanguínea de azúcar debe ser medida a intervalos más cortos, especialmente al comienzo del tratamiento. Si es necesario, se debe ajustar la dosis del antidiabético durante el tratamiento con la otra medicación, así como después de la discontinuación de la misma. Los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) pueden producir una reducción de la concentración sanguínea de azúcar. Si es necesario, se debe ajustar la dosis del antidiabético durante el tratamiento con la otra medicación así como después de la discontinuación de la misma.
Definiciones médicas / Glosario
  1. HEPATITIS, Es la inflamación del hígado producida por una infección, un agentequímico o un fármaco.
  2. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  3. URTICARIA, Existen múltiples causas de la urticaria, pero la erupción se caracteriza siempre por ronchas rojas pruriginosas.
  Medicamentos