Nisolan

Para qué sirve Nisolan , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

LABORATORIOS FARMACÉUTICOS MARKOS S.A

Lima


Av. Separadora Industrial 531 – 551 Urb. Los Álamos, Ate-Vitarte
Tels: 326-1500 – 326-5833
Fax: 326-4415

NISOLAN Solución oral

PREDNISONA

Producto nuevo

*

ComposiciÓn

COMPOSICIÓN
Cada 100 mL contienen: Prednisona 100 mg
Excipientes c.s.p. 100 mL

Propiedades farmacolÓgicas

ACCIÓN FARMACOLÓGICA
Corticosteroides: ? Disfunción a través de las membranas celulares y forman complejos con receptores citoplasmáticos específicos.
? Estos complejos penetran en el núcleo de la célula, se unen al ADN y estimulan la transcripción del ARN mensajero (ARNm) y la subsiguiente síntesis de proteínas de varias enzimas que se piensa son las responsables en última instancia de dos tipos de efectos de los corticosteroides sistémicos.
? Sin embargo, estos agentes pueden suprimir la transcripción del ARNm en alguna células (por ejemplo, linfocitos).
Para los efectos glucocorticoides: Antiinflamatorio esteroideo:
? Los glucocorticoides disminuyen o suprimen las respuestas del tejido a los procesos inflamatorios, reduciendo así la manifestación de los síntomas de la inflamación sin afectar la causa subyacente.
? Los glucocorticoides inhiben la acumulación de las células inflamatorias, incluyendo los macrófagos y los leucocitos, en las zonas de inflamación.
? También inhiben la fagocitosis, la liberación de enzimas lisosómicas y la síntesis y/o liberación de diversos mediadores químicos de la inflamación.
? Aunque no se conoce por completo el mecanismo exacto, las acciones que pueden contribuir significativamente a estos efectos incluyen:
? El bloqueo de la acción del factor inhibidor de los macrófagos (MIF), provocando la inhibición de la localización de los macrófagos;
? La reducción de la dilatación y permeabilidad de los capilares inflamados y de la adherencia de los leucocitos al endotelio capilar, provocando la inhibición tanto de la migración de leucocitos como de la formación de edema; y
? El aumento de la síntesis de lipomodulina (macrocortina), inhibidor de la liberación de ácido araquidónico mediada por la fosfolipasa A2 a partir de los fosfolípidos de la membrana, con la consiguiente inhibición de la síntesis de mediadores de la inflamación derivados de dicho ácido (prostaglandinas, tromboxanos y leucotrienos).
? Las acciones inmunosupresoras también pueden contribuir significativamente al efecto antiinflamatorio.
Inmunosupresor: Los mecanismos de la acción inmunosupresora no se conocen totalmente, pero pueden implicar: ? La prevención o supresión de las reacciones inmunitarias mediadas por células (hipersensibilidad retardada).
? Acciones más específicas que afecten a la respuesta inmune.
? Los glucocorticoides reducen la concentración de linfocitos dependientes del timo (linfocitos T), monocitos y eosinófilos.
? También disminuyen la unión de las inmunoglobulinas a la superficie de los receptores celulares inhiben la síntesis y/o liberación de las interleuquinas, disminuyendo por tanto la blastogénesis de los linfocitos T y reduciendo la extensión de la respuesta inmune primaria.
? Los glucocorticoides también pueden disminuir el paso de los complejos inmunitarios a través de las membranas basales y reducir las concentraciones de los componentes complementarios y de las inmunoglobulinas.
Para indicaciones específicas: ? Hiperplasia congénita adrenal:
? Los glucocorticoides inhiben la secreción de corticotropina (Hormona Adrenocorticotrópica (ACTH)), provocando la supresión de la hipersecreción adrenal de andrógenos responsables del androgenismo asociado con varias deficiencias de enzimas.
? Hipercaliemia:
? Los glucocorticoides reducen la concentración de calcio en plasma por disminución de la absorción gastrointestinal de calcio, probablemente por la interferencia con el transporte intestinal del calcio (por disminución de los efectos de la vitamina D), e incremento de la excreción de calcio.
? Profilaxis del síndrome de angustia respiratoria:
? Los glucocorticoides pueden inducir a las enzimas para acelerar o incrementar la producción de dos tipos de neumocitos en la superficie del pulmón.

Indicaciones

INDICACIONES
NISOLAN está indicado en el tratamiento de: ? Desórdenes respiratorios: Tuberculosis pulmonar fulminante o diseminada, bronquitis asmática aguda o crónica, enfermedad pulmonaria obstructiva crónica, edema pulmonar no cardiogénico, hemangioma en infantes (obstrucción de las vías áreas), neumonía asociado con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (tratamiento adjunto).
? Desórdenes reumáticos: Enfermedad de deposición de pirofosfato de calcio aguda, enfermedad de Reiter, fiebre reumática.
? Desórdenes del colágeno: Carditis reumática, enfermedad del tejido conectivo, poliarteritis nodosa, policondritis (recaída) y vasculitis.
? Desórdenes dermatológicos: Eccema severo, pénfigo.
? Desórdenes endocrinos: Hiperplasia adrenal congénita.
? Desórdenes hematológicos: Hemólisis.
? Enfermedades hepáticas: Hepatitis alcohólica con encefalopatía, hepatitis crónica activa, hepatitis no alcohólica en mujeres, necrosis hepática subaguda.
? Como profilaxis en náusea y vómitos inducida por la quimioterapia en el cáncer.
? Enfermedades neoplásicas: Leucemia linfocítica aguda o crónica, macroglobulinemia de Waldenströn, carcinoma de mama, carcinoma prostático, fiebre producida por una malignidad (tratamiento adjunto) mieloma múltiple, tratamiento adjunto en tumores cerebrales primarios.
? Síndrome nefrótico.
? Enfermedades neurológicas: Esclerosis múltiple, miastenia grave.
? Neurotrauma: Edema cerebral, especialmente cuando se asocia a tumor cerebral primario o metástico, craneotomía o lesión en la cabeza.
? Desórdenes orales: Gingivitis descamativa, estomatitis aftosa recurrente, pericarditis.
? Profilaxis y tratamiento en el rechazo al órgano trasplantado.

Contraindicaciones y advertencias

CONTRAINDICACIONES
Excepto bajo circunstancias especiales, esta medicación no debería ser usada cuando existen los siguientes problemas médicos: Para la profilaxis del síndrome de insuficiencia respiratoria del recién nacido: ? Amnionitis.
? Hemorragia uterina.
? Enfermedad febril o infección, especialmente tuberculosis materna.
? Herpes simple tipo 2 infección activa de la madre.
? Queratitis viral materna.
(pueden exacerbarse; si es esencial la administración de corticosteroides, una terapia antimicrobiana debería ser administrada simultáneamente).
? Insuficiencia placentaria.
? Ruptura prematura del saco amniótico (mayor riesgo de infección materna; los glucocorticoides deberían ser administrados inmediatamente si esto ocurre, ya que el riesgo de infección aumenta con el tiempo).
Debe evaluarse la relación riesgo-beneficio cuando los siguientes problemas médicos existen: Para todas las indicaciones: ? Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).
? Infecciones por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) (aunque las dosis farmacológicas de corticosteroides pueden ser eficaces en el tratamiento de ciertas enfermedades relacionadas con el VIH, debe sopesarse cuidadosamente la relación riesgo-beneficio de este tratamiento, ya que puede aumentar el riesgo de infecciones graves incontrolables y/o de neoplasias. En un estudio en pacientes que recibieron dosis decrecientes de metilprednisolona intravenosa empezando con 60 mg cada 6 horas durante 8 días como coadyuvante del tratamiento antineumocístico, se observó un aumento de la frecuencia o de la gravedad de las infecciones oportunistas que ponen en peligro la vida del paciente; en un estudio similar en pacientes que recibieron dosis decrecientes de prednisona empezando con 40 mg dos veces al día durante 21 días, no se observó mayor incidencia de sarcoma de Kaposi ni de infecciones oportunistas peligrosas para la vida del paciente, aunque sí aumentó la incidencia de candidiasis oral y de infección mucocutánea por herpes simples).
? Anastomosis intestinal reciente.
? Cardiopatía.
? Insuficiencia cardiaca congestiva.
? Hipertensión.
? Disfunción o enfermedad renal graves (el edema puede ser peligroso, especialmente con sustancias con una actividad mineralocorticoide significativa). (Los pacientes en diálisis pueden tener mayor riesgo de necrosis vascular con el uso prolongado de corticosteroides).
? Varicela existente o reciente (incluyendo exposición reciente).
? Sarampión existente o reciente (riesgo de enfermedad generalizada, severa y potencialmente fatal, es recomendado cuidado extremo para evitar la exposición a esas infecciones).
? Diabetes mellitus o predisposición a ella (puede exacerbarse o activarse).
? Colitis ulcerosa inespecífica con posible amenaza de perforación abscesos u otras infecciones.
? Diverticulitis.
? Esofagitis, gastritis o úlcera péptica activa o latente (pueden enmascararse los síntomas de progresión o reactivación: puede producirse hemorragia y/o perforación de forma súbita).
? Infecciones fúngicas sistémicas (pueden exacerbarse y no se deben administrar dosis farmacológicas a menos que el paciente esté tratado simultáneamente con antifúngicos).
? Glaucoma de ángulo abierto (puede incrementarse la presión intraocular).
? Enfermedad o daño de la función hepática (incrementa el riesgo de toxicidad del glucocorticoide, especialmente si hay hipoalbuminemia; existe la posibilidad de que se produzca una alteración en la conversión de hidrocortisona o prednisona a sus metabolitos activos, aunque este efecto puede contrarrestarse por la disminución de la unión a las proteínas o del aclaración y/o porque dicha conversión se realice en otros tejidos).
? Herpes simple ocular (posible perforación de la córnea).
? Lesiones herpéticas orales.
? Hiperlipidemia (pueden aumentar las concentraciones de ácidos grasos y colesterol).
? Hipersensibilidad a corticosteroides.
? Hipertiroidismo (puede alterarse el efecto del glucocorticoide debido a la aceleración del metabolismo; este efecto puede ser especialmente importante con dosis fisiológicas o dosis farmacológicas bajas)
? Hipoalbuminemia o enfermedades que predispongan a ella, incluyendo cirrosis hepática o síndrome nefrótico (aumenta el riesgo de toxicidad ya que la disminución de la albúmina disponible para unirse a los glucocorticoides provoca un aumento de las concentraciones séricas del medicamento libre; se recomienda reducir la dosis inicial).
? Hipotiroidismo (puede disminuir el metabolismo de corticosteroide).
? Intolerancia a la corticotropina, tetracoxatida o corticosteroides.
? Miastenia grave (inicialmente puede aumentar la debilidad muscular, pudiendo dar lugar a insuficiencia respiratoria; cuando se inicie el tratamiento con glucocorticoides debe hospitalizarse al paciente y debe existir la posibilidad de instaurar inmediatamente respiración asistida).
? Infarto de miocardio reciente (posible riesgo de la ruptura de la pared ventricular izquierda libre; se recomienda extrema precaución).
? Psicosis aguda (puede agravarse).
? Tuberculosis activa, pruebas cutáneas positivas, latente o antecedentes de (puede exacerbarse o reactivarse; debe administrarse simultáneamente quimioterapia antituberculosa adecuada o un tratamiento profiláctico).
? Osteoporosis (puede exacerbarse).
? Disfunción renal leve o moderada, o cálculos renales (puede exacerbarse por la retención de líquidos; aumenta el riesgo de edema, especialmente con los agentes que tienen actividad mineralocorticoide. Los pacientes en diálisis pueden tener mayor riesgo de necrosis vascular con el tratamiento con corticosteroides a largo plazo).
? Confirmación o sospecha de infestación por Strongyloides (la inmunosupresión inducida por corticosteroide puede producir una hiperinfección y diseminación con una migración larval extendida, frecuentemente acompañada por severa enterocolitis y potencialmente por una septicemia gramnegativa fatal.
? Lupus eritematoso sistémico (LES) (se recomienda precaución debido al aumento del riesgo de necrosis aséptica). ADVERTENCIAS:
Antes de usar la medicación: Hipersensibilidad a los corticosteroides.
Embarazo: Dosis farmacológicas en animales evidencian el incremento de insuficiencia placentaria, disminución de peso del recién nacido o parto muerto, otros animales estudiados muestran incremento en la incidencia de paladar hendido, insuficiencia de placenta, aborto espontáneo y retardo en el crecimiento intrauterino.
Lactancia: No es recomendable su uso a dosis elevadas.
Uso en niños: Los recién nacidos de mujeres que han recibido corticosteroides durante el embarazo deberían ser monitoreados por signos de hipoadrenalismo, también es requerida cuando la terapia crónica puede ocasionar disminución del crecimiento y desarrollo, posible incremento de la severidad de la varicela o sarampión en niños que están recibiendo dosis inmunosupresoras, glaucoma o cataratas durante el uso prolongado, necrosis avascular de la cabeza del fémur.
Uso en ancianos: Incremento de la osteoporosis o hipertensión.

Precauciones y advertencias especiales

PRECAUCIONES
Reproducción/Embarazo: Fertilidad: Se ha descrito que los corticosteroides aumentan o disminuyen el número o la motilidad de los espermatozoides. Sin embargo, no se sabe si producen efectos adversos sobre la capacidad reproductora en humanos.
Embarazo: Para los corticosteroides: los corticosteroides atraviesan la placenta.
Aunque no se han realizado estudios adecuados en humanos, existen datos que indican que los corticosteroides a dosis farmacológicas pueden aumentar el riesgo de insuficiencia placentaria, disminución del peso del recién nacido o parto con producto muerto. Sin embargo, no se han confirmado efectos teratógenos en humanos.
Estudios en animales han demostrado que los corticosteroides aumentan la incidencia de paladar hendido, insuficiencia placentaria, abortos espontáneos y retraso del crecimiento intrauterino.
Lactancia: Para los corticosteroides: No se han descrito problemas en humanos. La administración de dosis fisiológicas o de dosis farmacológicas bajas (equivalentes menores de 25 mg de cortisona o 5 mg de prednisona al día) no es probable que afecte negativamente al lactante. Sin embargo, no se recomienda la lactancia mientras se utilicen las dosis farmacológicas más elevadas debido a que los corticosteroides se excretan en la leche materna y pueden producir efectos no deseados en el lactante, como supresión del crecimiento e inhibición de la producción de esteroides endógenos.
Pediatría: Los hijos recién nacidos de mujeres quienes han recibido dosis sustanciales de corticosteroides durante el embarazo deberían ser cuidadosamente observados por signos de hipoadrenalismo y se les debería administrar una terapia de reemplazo cuando sea necesario.
Debido a que infecciones tales como varicela o sarampión pueden ser más serias (o fatales) en niños que están recibiendo dosis inmunosupresoras de corticosteroides, se debe tener un extremo cuidado para evitar una exposición a estas infecciones. El uso crónico de corticosteroides o de corticotropina puede inhibir el crecimiento y desarrollo de los niños o adolescentes por lo que deben emplearse con precaución. Los glucocorticoides de acción prolongada (betametasona, dexametasona y parametasona) o las dosis diarias de cualquier corticosteroides superiores a las de sustitución no se recomiendan para ningún tipo de tratamiento crónico ya que es muy probable que inhiban el crecimiento. Para el tratamiento a largo plazo se recomienda un agente de acción corta (cortisona o hidrocortisona) o uno de acción inmediata (metilprednisolona, prednisolona o triamcinolona). El tratamiento en días alternos con un corticosteroide oral de acción inmediata puede disminuir los efectos de retraso en el crecimiento. Algunos médicos recomiendan usar únicamente cortisona, hidrocortisona o prednisona para el tratamiento de sustitución a largo plazo. Además, los pacientes pediátricos pueden tener mayor riesgo de aparición de osteoporosis, necrosis avascular de la cabeza del fémur, glaucoma o cataratas durante el tratamiento prolongado. Los niños y adolescentes que reciben tratamientos prolongados deben ser sometidos a estricta observación.
La dosificación pediátrica se determina más por la gravedad de la enfermedad y la respuesta del paciente que por la edad o el peso corporal. Asimismo, para el tratamiento de la insuficiencia adrenocortical es preferible determinar la dosis pediátrica en términos de mg por metro cuadrado de superficie corporal. El cálculo en términos de mg por kg de peso corporal aumenta la posibilidad de sobredosificación, especialmente en niños muy pequeños de poca altura o de mucho peso.
Geriatría: Es más probable que los pacientes geriátricos padezcan hipertensión durante el tratamiento con corticosteroides o corticotropina. Además, los pacientes geriátricos y especialmente las mujeres posmenopáusicas, son también más propensos a desarrollar osteoporosis inducida por glucocorticoides. Una pérdida de la densidad mineral del hueso parece ser mayor a inicios del tratamiento y puede recuperarse después del retiro del esteroide o el uso de bajas dosis. Altas dosis han sido asociadas con un incremento relativo en el riesgo de fracturas vertebrales y no vertebrales.

Efectos adversos

REACCIONES ADVERSAS
Requieren atención médica: ? Incidencia menos frecuente: Diabetes mellitus (visión borrosa o disminuida, micción frecuente, aumento de la sed).
? Incidencia rara: Reacción alérgica generalizada (rash cutáneo o urticaria); disturbios psicológicos tales como delirio, desorientación, euforia, alucinaciones, episodios maniaco depresivos, depresión mental o paranoia.
Se producen principalmente durante el uso a largo plazo y requieren atención médica: Acné u otros problemas cutáneos; supresión adrenal, necrosis avascular (dolor en la cadera o el hombro); síndrome de Cushing (rostro redondeado o cara de luna); hirsutismo (incremento inusual del crecimiento del cabello), hipertensión, irregularidades menstruales, debilitamiento muscular, estrías (líneas rojizo purpúreas en los brazos; cara, piernas, tronco o ingles), atrofia tisular cutánea o subcutánea, equimosis, retención de sodio y fluidos, glaucoma y posible daño del nervio óptico, disminución del crecimiento en niños, síndrome hipopotasémico (latidos cardiacos irregulares, calambres o dolor muscular, debilidad o cansancio no habituales), incremento de la presión intracraneal (dolor de cabeza, insomnio, cansancio inususal o debilitamiento), infección ocular secundaria, fúngica o viral, osteoporosis o fracturas óseas: incluyendo por compresión vertebral y fracturas patológicas de los huesos largos (dolor en la espalda, costillas, brazos o piernas), pancreatitis (dolor o ardor continuo en el abdomen o el estómago, náuseas, vómitos); úlcera péptica o perforación intestinal (dolor o ardor continuo en el abdomen o el estómago), miopatía esteroide (debilidad muscular), ruptura de tendón, piel frágil y delgada.
Requieren atención médica solamente si persisten o son molestos: ? Incidencia más frecuente: Irritación gastointestinal (náuseas, vómitos), aumento de apetito; indigestión; nerviosismo o inquietud; dificultad para dormir.
? Incidencia menos frecuente o rara: Cambios en el color de la piel o hipopigmentación (oscurecimiento o aclaramiento del color de la piel), enrojecimiento del rostro o mejillas, dolor de cabeza, incremento del dolor articular, incremento de la sudoración, vértigo.
Suele producirse después de la medicación el síndrome de abstinencia que requiere de atención médica.

Interacciones medicamentosas

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS
La siguiente información sobre interacciones con medicamentos han sido seleccionadas en base a su significancia clínica potencial (posible mecanismo de acción entre paréntesis) ? no necesariamente incluido (>> = mayor significancia clínica).
Nota: Las combinaciones que contienen algunos de los siguientes medicamentos, dependiendo de la cantidad que presenten, también pueden interactuar con su medicación.
Las interacciones listadas abajo involucran alteraciones en la concentración de potasio en suero y/o cambios en el sodio o el balance de fluidos, sobre todo, probablemente ocurra con corticosteroides teniendo significante actividad mineralocorticoide. Sin embargo, estas interacciones pueden ocurrir con otros corticosteroides, dependiendo del dosaje y de la predisposición del paciente.
? Acetaminofén (la inducción de las enzimas hepáticas por corticosteroides pueden incrementar la formación de un metabolito de acetaminofén hepatotóxico, incrementando así el riesgo de hepatotoxicidad cuando el uso es concurrentemente con una terapia de altas dosis de acetaminofén o crónica).
? Alcohol o antinflamatorios no esteroideos (NSAIDs) (riesgo de ulceración no intestinal o hemorragia puede ser incrementada cuando esas sustancias son usadas concurrentemente con glucocorticoides; sin embargo, el uso concurrente de NSAIDs en el tratamiento de artritis puede proveer un adicional beneficio terapéutico y permitir la reducción del dosaje de glucocorticoides).
>> Anfotericina B parenteral o inhibidores de la anhidrasa carbónica (el uso simultáneo con corticosteroides puede provocar hipopotasemia severa, por lo que debe tomarse con precaución; las concentraciones séricas de potasio y la función cardiaca deberían ser monitoreadas durante el uso concurrente. Debe tenerse en cuenta que el uso crónico y simultáneo de inhibidores de la anhidrasa carbónica y corticosteroides puede aumentar el riesgo de hipocalcemia y osteoporosis, ya que los inhibidores de la anhidrasa carbónica también aumentan la excreción de calcio).
? Esteroides anabólicos o andrógenos (el uso simultáneo con glucocorticoides puede incrementar el riesgo de edema; también, puede promover el desarrollo de severo acné).
>> Antiácidos (el uso crónico y simultáneo con prednisona o dexametasona puede disminuir la absorción de estos glucocorticoides; la eficacia puede disminuir hasta el punto de que sea necesario ajustar la dosificación de los corticosteroides en pacientes que reciben pequeñas dosis, pero probablemente esto no ocurra en aquellos que reciben grandes dosis).
>> Antibióticos macrólidos (Se ha reportado que causa una significante disminución en la eliminación de los corticoesteroides).
>> Anticolinesterasas (el concomitante uso de los corticosteroides y los agentes de anticolinesterasa puede producir una severa debilidad en pacientes con miastenia gravis; los agentes de anticolinesterasa deberían ser retirados por lo menos 24 horas antes de iniciar la terapia con corticoesteroides).
>> Agentes hipoglucemiantes orales o insulínicos (los glucocorticoides pueden incrementar la concentración de glucosa en sangre, el ajuste de dosis de uno o ambos agentes puede ser necesario durante el uso simultáneo; el reajuste de dosis de los agentes hipoglucemiantes también pueden ser requeridos cuando la terapia con glucocorticoides es descontinuada).
>> Glicósidos digitálicos (el uso concurrente con glucocorticoides puede incrementar la posibilidad de arritmias o toxicidad por digitálicos asociada con hipopotasemia).
>> Diuréticos (los efectos natriuréticos y diuréticos puede verse disminuidos por la acción de retención de fluidos y de sodio de los corticoesteroides y viceversa). El uso simultáneo de diuréticos eliminadores de potasio con corticosteroides puede resultar en severa hipopotasemia; se recomienda vigilar las concentraciones séricas de potasio y la función cardiaca).
>> Inductores de las enzimas hepáticas (el uso simultáneo puede disminuir el efecto del corticosteroide, porque el incremento del metabolismo de los corticosteroides resulta de la inducción de enzimas hepáticas microsomales.
>> Ketokonazol (puede disminuir el metabolismo de ciertos corticosteroides hasta un 60%, puede resultar en un incremento del riesgo de los efectos adversos de los corticosteroides. Ketokonazol sólo puede inhibir la síntesis corticoidea adrenal y puede causar insuficiencia adrenal durante el retiro del corticosteroide.
>> Mitotano (el mitotano suprime la función adrenocortical; durante la administración de mitotano normalmente se requiere un suplemento de glucocorticoides, pero altas dosis pueden ser necesarias en la sustitución del tratamiento, ya que el mitotano altera el metabolismo de los glucocorticoides).
>> Ritodrina (el uso simultáneo puede ocasionar edema pulmonar en la madre; se han descrito casos de muerte de la madre. Al menor signo de edema pulmonar, deben suspenderse ambos medicamentos).
>> Medicamentos o alimentos que contengan sodio (el uso simultáneo con dosis farmacológicas de glucocorticoides puede provocar edema y aumentar la presión arterial, posiblemente hasta hipertensión).
>> Vacunas para virus del hígado u otras inmunizaciones (no se recomienda la administración de vacunas para virus del hígado a pacientes que reciben dosis farmacológicas [inmunosupresoras] de glucocorticoides, ya que puede potenciarse la replicación de los virus de la vacuna y aumentar así el desarrollo de la enfermedad viral en el paciente y/o disminuir la respuesta anticuerpo del paciente a la vacuna. Antes de administrar una vacuna de virus para el hígado, se debe evaluar el estado inmunológico del paciente; también se debe posponer la inmunización con la vacuna de poliovirus oral en personas en estrecho contacto con el paciente, especialmente los miembros de la familia). No se recomienda otras inmunizaciones en pacientes que reciban dosis farmacológicas [inmunosupresoras] de glucocorticoides, debido a mayor riesgo de complicaciones neurológicas y a la posibilidad de disminución o de ausencia de respuesta a la formación de anticuerpos.

Incompatibilidades

INCOMPATIBILIDADES: No se han observado.

SobredosificaciÓn

TRATAMIENTO EN CASO DE SOBREDOSIS: Terapias prolongadas con glucocorticoides pueden producir insuficiencia adrenocortical secundaria; en tal caso, se deberá suspender la administración en forma gradual.
En presencia de anafilaxis severa se deben tomar medidas sintomáticas y de soporte. Administrar, si es necesario, suplemento de oxígeno, epinefrina y fluidos I.V. en caso de hipotensión.

Cómo tomar Y POSOLOGIA

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN
Dosis habitual para adultos y adolescentes: Oral, de 5 mg a 60 mg al día en dosis única o en dosis divididas.
? Hiperplasia congénita adrenal: Oral, 5 a 10 mg al día como dosis única.
? Exacerbaciones agudas de la esclerosis múltiple: Oral, 200 mg al día durante una semana, seguidos de 80 mg en días alternos durante un mes.
? Coadyuvante del tratamiento de la neumonía por Pneumocystis carinii asociada al sida: Oral, 40 mg dos veces al día en los días primero al quinto, 40 mg una vez al día en los días sexto al décimo y 20 mg una vez al día en los días undécimo al vigésimo primero.
Límite de prescripción en adultos: Hasta 250 mg diarios.
Dosis pediátrica habitual: ? Síndrome nefrótico: ? Niños hasta 18 meses de edad: No se ha establecido la dosificación.
? Niños de 18 meses a 4 años de edad: Oral, inicialmente de 7,5 mg a 10 mg cuatro veces al día.
? Niños de 4 a 10 años de edad: Oral, inicialmente 15 mg cuatro veces al día.
? Niños de 10 años o más: Oral, inicialmente 20 mg cuatro veces al día.
? Para la carditis reumática, leucemia, tumores: Oral, 500 mcg (0,5 mg) por kg de peso corporal o 15 mg por metro cuadrado de superficie corporal cuatro veces al día durante dos o tres semanas; después 380 mcg (0,380 mg) por kg de peso corporal o 11,25 mg por metro cuadrado superficie corporal cuatro veces al día durante cuatro a seis semanas.
? Hiperplasia congénita adrenal: Oral, 5 mg por metro cuadrado de superficie corporal al día dividido en dos dosis.
? Para la tuberculosis (acompañado de tratamiento antituberculoso): Oral, 500 mcg (0,5 mg) por kg de peso corporal o 15 mg por metro cuadrado de superficie corporal cuatro veces al día durante dos meses.
? Coadyuvante del tratamiento de la neumonía por Pneumocystis carinii asociada al sida:
? Niños hasta los 14 años de edad: La dosis no ha sido establecida.
? Niños de 14 años a más: Ver Dosis usual en adultos y adolescentes.

Almacenamiento

CONDICIONES DE CONSERVACIÓN Y ALMACENAMIENTO: Mantener por debajo de 40 °C, preferiblemente entre 15 y 30 °C. Conservar en envases bien cerrados, protegido de la luz.

PresentaciÓn

LABORATORIOS FARMACÉUTICOS
MARKOS S.A.
Para mayor información científica sobre el
producto, puede dirigir su correspondencia a
Av. Separadora Industrial 531, Urb. Los Álamos de Salamanca, Ate-Vitarte, Lima 3
o comunicarse al telf.: 326-1500
Definiciones médicas / Glosario
  1. ABDOMEN, Es la cavidad delimitada, por arriba, por el diafragma por abajo, por los huesos y músculos de la pelvis: por detrás, por la columna vertebral y sus músculos y por los lados y por delante, por los músculos que se tienden entre las costillas, la pelvis y la columna vertebral.
  2. CANDIDIASIS, Está producida por la levadura Candida albicans, un hongo que seencuentra en la piel de las personas normales.
  3. DIABETES MELLITUS, Significa , e indica el exceso de glucosa que existe en la orina de los diabéticos no controlados.
  4. EDEMA, Es la tumefacción de los tejidos debido a un aumento del líquido existente en ellos y suele aparecer tras una lesión.
  5. GASTRITIS, Es la inflamación del estómago provocada generalmente por un exceso alcohólico, úlceras de estómago, algunos medicamento, o bien formando parte de la gastroenteritis o de una intoxicación alimenticia.
  6. HEPATITIS, Es la inflamación del hígado producida por una infección, un agentequímico o un fármaco.
  7. HERPES, Es el nombre de una familia de virus que producen las llagas o fuegos del área de la boca (culebrillas) (Herpes Simplex y Herpes zoster,respectivamente).
  8. INFARTO DE MIOCARDIO, Es el nombre científico del ataque al corazón. Se debe a la obstrucción del riego sanguíneo (trombosis) en parte de músculo (mio) del corazón(cardio), que produce su destrucción (infarto).
  9. VARICELA, Es una enfermedad infecciosa frecuente, sobre todo durante la infancia. Por lo general posee un carácter leve, y el niño es más contagioso justo antes de que aparezcan las características manchas, momento en que el paciente se encuentra ligeramente mal pero no lo suficiente como para permanecer en cama.
  Medicamentos