Fenitoína rubió

Para qué sirve Fenitoína rubió , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

ComposiciÓn

: Por ampolla: Fenitoína (DCI) sódica 250 mg.
Nota importante: Debe administrarse lentamen­te. La velocidad máxima de administración será inferior a 50 mg/min en adultos, 25 mg/min en niños y ancianos y de 1-3 mg/kg/min en neonatos.

Indicaciones

: Status epilepticus.
Crisis tóni­co-crónicas generalizadas o parciales de inicio o empeoramiento reciente, repetidas 3 o más veces en 24 h o con un periodo intercrisis menor a 1 h y que no ceden a otros tratamientos anti­comiciales.
Tratamiento y prevención convulsiones en neuro­cirugía. Tratamiento taquicardia ventricular, taquicardia atrial paroxística y arritmias por intoxicación digitálica.

PosologÍa

: Status epilepticus y crisis tónico-crónicas.
Adultos: Dosis de carga 18 mg/kg/24 h. Vía I.V. a velocidad no superior a 50 mg/min. Dosis de mantenimiento de 5-7 mg/kg/día cada 6-8 h.
Neonatos y niños pequeños: Dosis de carga de 15-20 mg/kg consiguen concentraciones plas­máticas terapéuticas (10-20 µg/ml). La velo­cidad de inyección debe ser inferior a 1-3 mg/kg/min. Dosis de mantenimiento 5 mg/kg/24 h.
Neurocirugía: Adultos: Dosis de carga de 15-18 mg/kg/24 h, repartida en 3 dosis (½ dosis inicialmente, ¼ dosis a las 8 h y ¼ dosis a las 16 h); dosis de mantenimiento de 5-7 mg/kg/24 h, fraccionadas en 3 dosis (una cada 8 h).
Neonatos y niños pequeños: Dosis de carga 15 mg/kg/24 h y las de mantenimiento a 5 mg/kg/ 24 h.
Arritmias: Administrar 100 mg cada 5 minutos hasta que revierta la arritmia o se alcance la dosis máxima de 1,000 mg.
La inyección debe practicarse con las máximas precauciones, aconsejando la monitorización continua del ECG y de la presión sanguínea, la velocidad de inyección no debe superar 25- 50 mg/min.

Contraindicaciones

: Pacientes con historial de hipersensibilidad a las hidantoínas. Bradi­cardia sinusal, bloqueo sinoatrial, bloqueo AV de segundo y tercer grado y en el síndrome de Adams-Stokes.

Precauciones

: Los pacientes con insuficiencia hepática, pacientes ancianos o gravemente enfer­mos pueden experimentar toxicidad temprana.
También se ha descrito reacciones graves cardio­tóxicas como depresión de la conducción AV y fibri­lación ventricular en ancianos y pacientes gravemente enfermos.
Debe administrarse con precaución en pacientes con hipotensión e insuficiencia cardiaca grave.­
Puede producir hiperglucemia y aumentar los niveles séricos de glucosa en diabéticos.
Embarazo: Al igual que con otros antiepilépticos, existe asociación entre fenitoína y la aparición de anormalidades congénitas, por ello no debería utilizarse como fármaco de elección en el embarazo, especialmente durante el primer trimestre. Deberá evaluarse en cada caso la relación beneficio/riesgo.

Interacciones

: Las principales interac­cio­nes son: Fármacos que pueden aumentar los niveles sé­ricos de feni­toína: cloranfenicol, dicumarol, disul­firam, tolbu­tamida, isoniazida, fenilbu­tazona, salici­latos, clordiazepóxido, fenotia­cinas, diaze­pam, estró­genos, etosuximida, halotano, metilfeni­dato, sul­fonamidas, cimetidina, trazodona.
Fármacos que pueden disminuir los niveles séri­cos de fenitoína; carbamazepina, reserpina, dia­zó­xido y ácido fólico.
Fármacos que pueden aumentar o disminuir los niveles séricos de fenitoína; fenobarbital, ácido valproico y valproato sódico.
Los antidepresivos tricíclicos a altas dosis pueden desencadenar convulsiones, siendo necesario un ajuste de las dosis de fenitoína. El tratamiento combinado con fenitoína y lidocaí­na­ puede conducir a una depresión cardiaca excesiva.
Puede interferir en las siguientes pruebas de laboratorio: Metirapona, dexametasona y yodo unido a proteínas.
La fenitoína disminuye la eficacia de corticos­teroi­des, anticoagulantes cumarí­nicos, anti­con­cep­­tivos orales, quinidina, vitamina D, digitoxina, rifam­picina, doxiciclina, estrógenos y ­furosemida.
Siempre que sea posible se determinarán los nive­les séricos del fármaco si se sospecha una interac­ción.

Advertencias

: La administración por vía intra­muscular está desaconsejada porque pueden trans­currir hasta 24 h para la obtención de los máximos plasmáticos, ya que la absorción por dicha vía es muy errática.
Los niveles séricos de fenitoína pueden aumentar­ o disminuir con la ingesta de alcohol.
Algunos sig­nos clínicos pueden indicar niveles séricos eleva­­dos, como nistagmo (20 mg/ml) ataxia (30 mg/ml) y letargo (40 mg/ml).
Sin embargo, niveles por encima del rango terapéutico pueden no acom­pa­ñarse de clínica. Por lo que es necesario de­ter­­minar los niveles séricos, para su correcta utilización.

Efectos secundarios

: Los principales signos de toxicidad asociados con la administración intrave­nosa de fenitoína son el colapso cardio­vascular y/o la depresión del sistema nervioso central. Cuando se administra rápidamente pude apa­recer hipotensión.
Cardiovasculares: Depresión de la conducción atrial y ventricular y fibrilación ventricular.
SNC: Nistagmo, ataxia, lenguaje titubeante, coordinación disminuida y confusión mental, vértigo, insomnio, nerviosismo y cefaleas.
Gastrointestinales: Náuseas, vómitos y constipación.
Dermatológicos: Rash cutáneo a veces con fie­bre, dermatitis exfoliativas, lupus eritematoso y síndrome de Stevens-Johnson.
Hematopoyéticos: En muy raras ocasiones trom­­­bo­­­citopenia, leucopenia, granulocitopenia, agra­­nu­locitosis, linfadenopatía.
Dada la alcalinidad del producto las inyecciones intravenosas son irritantes y pueden causar flebitis, por ello se aconseja la administración, antes y después, de solución salina estéril a través del mismo catéter.

IntoxicaciÓn y su tratamiento

: Los sín­to­­mas iniciales de intoxicación son nistagmo, ata­xia y disartria.
Otros síntomas son temblor, hipe­rre­flexia, letargo, lenguaje titubeante, náu­seas­ y vómitos. En estos casos deben disminuirse las dosis o suspen­derse el tratamiento.
El tratamiento consiste en mantener la respiración y la circulación sanguínea y tomar las medidas de soporte adecuadas.

PresentaciÓn

: 1 ampolla disuelta.
  Medicamentos