Fenilbutazona Tabletas

Para qué sirve Fenilbutazona Tabletas , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

FENILBUTAZONA

TABLETAS
Tratamiento del dolor y la inflación osteomuscular

FARMACIAS DEL AHORRO

Indicaciones terapeuticas:

Fenilbutazona está indicado en el tratamiento de padecimientos musculoesqueléticos reumáticos agudos, crónicos y degenerativos que cursen con inflamación, dolor y discapacidad funcional. Algunas de las principales indicaciones terapéuticas de fenilbutazona son el tratamiento a corto plazo de padecimientos reumáticos dolorosos agudos o la agudización de enfermedades musculoesqueléticas crónicas como en los casos de artritis gotosa aguda, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, osteoartritis, bursitis y tenosinovitis. También resulta eficaz para la resolución del proceso inflamatorio y traumatismos.

Contraindicaciones:

Fenilbutazona no debe emplearse en pacientes con enfermedades gastrointestinales como: gastritis, úlcera gástrica o duodenal, sangrado de tubo digestivo activo o reciente.

El fármaco no debe ser indicado en concurrencia de enfermedad renal, cardiaca, tiroidea, hematopoyética, disfunción hepática o en pacientes bajo terapia anticoagulante. Tampoco debe administrarse cuando exista hipersensibilidad a los componentes de la fórmula.

Fenilbutazona está contraindicado en sujetos con hipertensión arterial. Los efectos tóxicos del fármaco son más intensos en pacientes de edad avanzada y por ello no conviene su uso en dichos pacientes; su administración no es conveniente en niños menores de 14 años de edad.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lact

No existen estudios de reproducción en humanos y por lo tanto no existe experiencia adecuada relativa al tratamiento con fenilbutazona en mujeres embarazadas. El fármaco puede aparecer en la sangre del cordón umbilical lo que implica riesgo potencial para el feto (por ejemplo, de cierre prematuro del conducto arterioso) y no deberá emplearse durante el embarazo.

Fenilbutazona aparece en la leche materna, por lo que se debe advertir a las madres que estén recibiendo dosis farmacológicas del medicamento que no deben amamantar a sus hijos.

Reacciones secundarias y adversas:

Debido a su relativo potencial de toxicidad, fenilbutazona debe emplearse con cuidado, dentro de los límites de las dosificaciones recomendadas y no deberá ser administrado por periodos prolongados.

En tratamientos cortos de una a dos semanas, la toxicidad de la fenilbutazona raramente es problema.

Las reacciones tóxicas a la feniibutazona incluyen: erupción cutánea, reacción de hipersensibilidad similar a la enfermedad del suero, eritema, prurito, retención de sodio, edema, náusea, vómito, estomatitis, ulceración péptica, discrasia sanguínea y depresión protrombínica. Los efectos adversos más graves incluyen úlcera péptica o su reactivación con hemorragia o perforación, reacciones de hipersensibilidad como síndrome de Stevens-Johnson, estomatitis ulcerosa, hepatitis, nefritis, anemia aplásica, leucopenia, agranulocitosis y trombocitopenia. Se han reportado muertes, en especial por anemia aplásica y agranulocitosis.

Si aparece fiebre, faringitis u otras lesiones de la boca, erupciones cutáneas, prurito, ictericia, incremento de peso o melena, el uso del fármaco debe interrumpirse inmediatamente.

Interacciones medicamentosas y de otro genero:

Fenilbutazona puede desplazar a otros antiinflamatorios, anticoagulantes, hipoglicemiantes orales y sulfonamidas de su sitio de unión a proteínas plasmáticas. Dicho desplazamiento contribuye a un mayor riesgo de hemorragia si fenilbutazona se administra de modo concomitante con warfarina, ya que también reduce la eliminación del esteroisómero más activo de la warfarina.

El desplazamiento de la hormona tiroidea por la fenilbutazona complica la interpretación de los estudios de función tiroidea.

Precauciones en relacion con efectos de carcinogen

Fenilbutazona no debe administrarse por periodos mayores de una a dos semanas, no debe emplearse en pacientes con enfermedad gastrointestinal, renal, cardiaca, hepática, hematopoyética o en pacientes bajo terapéutica anticoagulante. Dado el número de efectos adversos potenciales, la decisión de instituir tratamiento con fenilbutazona siempre exige una consideración cuidadosa de los riesgos y beneficios relativos en cada paciente.

En cualquier caso la dosis apropiada para alcanzar un efecto terapéutico deseado debe ser la mínima indispensable, evitando sobre todo el uso prolongado del fármaco. Un tratamiento breve de hasta una semana en ausencia de contraindicaciones específicas tiene pocas probabilidades de resultar peligroso; más allá de una semana de tratamiento, el riesgo de un aumento en la incidencia de efectos negativos o adversos se incrementa en relación directa con el tiempo y la dosis. Por otra parte, si después de una semana el medicamento no ha producido una respuesta favorable, la terapia debe discontinuarse.

Fenilbutazona carece de potencial mutagénico. En estudios de toxicidad crónica en animales de laboratorio se evidenció un escaso potencial carcinogénico de la fenilbutazona, como lo indicaba un leve aumento de la incidencia de neoplasias en el hígado y riñón en roedores. Este fármaco no mostró potencial teratogénico en los animales de experimentación, sin embargo como otros AINES puede provocar el cierre prematuro del conducto arterioso.

Dosis y via de administracion:

Oral.

Generalmente, en el caso de padecimientos reumáticos, y patología en particular, la dosis en cada paciente debe individualizarse buscando sobre todo la dosis mínima indispensable de fenilbutazona para obtener mejoría sintomática y limitar su uso a un tratamiento de corto plazo.

En artritis reumatoide, fenilbutazona puede ayudar en el tratamiento de las exacerbaciones intermitentes a dosis de 2 a 3 tabletas por día en tomas repartidas durante una a dos semanas. El manejo farmacológico de la espondilitis anquilosante puede iniciarse con una tableta de fenilbutazona por día y aumentar si es necesario a una cada 12 u 8 horas sin exceder de tres tabletas al día. Al controlarse los síntomas, la dosis debe reducirse al mínimo capaz de mantener la mejoría.

Fenilbutazona resulta notoriamente eficaz en el tratamiento de la gota aguda para aliviar el cuadro doloroso agudo; la dosis es de 1 a 2 tabletas cada seis horas hasta que el ataque agudo disminuya, lo cual generalmente ocurre en los primeros tres días. En tan breve tiempo de administración rara vez la toxicidad es problema.

La utilización de fenilbutazona en aquellos pacientes con alteraciones musculoesqueléticas que cursan con dolor intenso e inflamación discapacitante, como algunos casos de osteoartritis, tenosinovitis, tendinitis, bursitis y traumatismo, así como en la tromboflebitis superficial, debe enmarcarse dentro de los límites de las dosificaciones recomendadas, que por lo general oscilan entre 2 a 4 tabletas de fenilbutazona por día en dosis divididas. Si después de una semana de tratamiento el medicamento no causa una respuesta favorable la terapéutica debe discontinuarse.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL:

Las manifestaciones de sobredosificación de fenilbutazona incluyen náusea, vómito, dolor abdominal, diarrea, hemorragia gastrointestinal, úlcera péptica, hiperpirexia, intranquilidad, mareo, somnolencia, agitación, pérdida auditiva, convulsiones, coma, alcalosis, trastornos electrolíticos, hipertensión, edema, taquicardia, hiperventilación, paro respiratorio, hipotensión, paro cardiaco, insuficiencia renal, ictericia, insuficiencia hepática, anemia, leucopenia, trombocitopenia e hipoprotrombinemia.

No existe antídoto específico, el tratamiento es de sostén y sintomático, debe vaciarse el estómago mediante inducción del vómito o lavado gástrico. La intubación endotraqueal para mantener vía aérea permeable es una alternativa en el paciente obnubilado; asimismo, debe tratarse el estado de choque. Si se presentan crisis convulsivas se administrará diazepam IV. La hemodiálisis resulta ineficaz por lo que en casos graves se recomienda la hemoperfusión aunque su eficacia aún es discutible.

Recomendaciones sobre almacenamiento:

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C.

Leyendas de proteccion:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use por periodos prolongados. Literatura exclusiva para médicos.

Presentaciones:

Laboratorio

Forma farmacéutica

Presentación

FARMACIAS DEL AHORRO

Tabletas 200 mg

Caja con 20 tabletas


Definiciones médicas / Glosario
  1. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  Medicamentos