Eprex

Para qué sirve Eprex , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Forma farmacÉutica y formulaciÓn

: Descripción: Para el tratamiento de anemias asociadas a deficiencia de eritropoyetina. Epoetina alfa es una solución proteínica, estéril, buferizada para inyección intravenosa o subcutánea.
Cada FRASCO ÁMPULA de solución inyectable estéril para administración parenteral contiene: Eritropoyetina humana alfa
1,000 U.I.
2,000 U.I.
3,000 U.I.
4,000 U.I.
10,000 U.I
Vehículo, c.b.p.
0.5 ml
1.0 ml
1.0 ml
1.0 ml
1.0 ml
Cada jeringa prellenada contiene: Eritropoyetina humana alfa
1,000 U.I.
2,000 U.I.
3,000 U.I.
4,000 U.I.
10,000 U.I
Vehículo, c.b.p.
0.5 ml
0.5 ml
0.5 ml
0.4 ml
1.0 ml
1 U.I. = 8.4 ng de eritropoyetina.

Indicaciones terapÉuticas

: EPREX* puede ser utilizado para el tratamiento de la anemia asociada con insuficiencia renal crónica en pacientes en hemodiálisis adultos o pediátricos y en adultos en diálisis peritoneal.
EPREX* puede ser utilizado para el tratamiento de la anemia severa de origen renal acompañada por sintomatología clínica en pacientes adultos con insuficiencia renal que aún no son dializados.
EPREX* puede ser utilizado para el tratamiento de la anemia en pacientes adultos con cáncer (sin neoplasias mieloides) que reciben quimioterapia o sin ésta. EPREX* también puede ser utilizado para mantener los niveles de hemoglobina en pacientes adultos que presentan riesgos de desarrollar anemia durante la quimioterapia.
EPREX* puede ser utilizado para el tratamiento de la anemia del adulto VIH-infectado que inicia tratamiento con zidovudine teniendo niveles endógenos de eritropoyetina £ 500 M.U./ml.
EPREX* puede ser utilizado para facilitar la colección autóloga de sangre dentro de un programa de predepósito en pacientes con una anemia moderada (hematócrito de 33-39%, hemoglobina de 10-13 g/dl, sin deficiencia de hierro) quienes son preparados para una cirugía facultativa. Para aumentar la eritropoyesis en periodos perioperatorios; para reducir la transfusión de sangre alogénica y corregir la anemia postoperatoria.
EPREX* puede ser utilizado para aumentar la eritropoyesis en el periodo prequirúrgico para reducir la transfusión de sangre alogénica y corregir la anemia postoperatoria en adultos sin deficiencia de hierro y programados para una cirugía ortopédica mayor. El uso debe ser restringido a pacientes con anemia moderada (Hb 10-13 g/dl), quienes no disponen de un programa de donación autóloga y en quienes se espera una pérdida moderada de sangre (900 a 1,800 ml).

Farmacodinamia y farmacocinÉtica en humanos

: Epoetina alfa es una glucoproteína purificada que estimula la eritropoyesis. Se produce a partir de las células de mamíferos en los cuales se ha injertado el gene que codifica la eritropoyetina humana.
Epoetina alfa tiene un peso molecular de cerca de 32,000 a 40,000 daltons. El fragmento proteico representa alrededor de 58% del peso molecular y consiste de 165 aminoácidos. Las cuatro cadenas de carbohidratos son unidas a la proteína vía tres enlaces N-glucósidos y un enlace o-Glucósido.
La eritropoyetina es una hormona glucoproteínica endógena que estimula la producción de los eritrocitos. Se genera primariamente y se regula en el riñón como respuesta a los cambios en la oxigenación tisular.
La epoetina alfa estimula la proliferación, maduración y diferenciación de los precursores eritroides en la médula ósea, en forma idéntica a la eritropoyetina endógena humana.
La epoetina alfa ha demostrado estimular la eritropoyesis en sujetos normales voluntarios, en pacientes con insuficiencia renal crónica y en pacientes infectados con HIV con niveles de eritropoyetina endógena menores a 500 M.U./ml, mediante administración intravenosa o subcutánea con una respuesta eritropoyética relacionada con la dosis.
La epoetina alfa estimula específicamente la eritropoyesis y no afecta la leucopoyesis. No han sido detectadas acciones citotóxicas en las células de la médula ósea. Asimismo, no hay indicaciones del desarrollo de anticuerpos en humanos a epoetina alfa.
Farmacocinética: La medición de epoetina alfa después de su administración intravenosa, reveló una vida media de aproximadamente cuatro horas en voluntarios normales y algo más prolongada en pacientes con insuficiencia renal, aproximadamente 5 horas. Ha sido reportada una vida media de 6 horas en niños.
Las concentraciones séricas después de la administración subcutánea fueron mucho menores que después de la administración intravenosa. Los niveles séricos aumentan lentamente y alcanzan nivel pico 12 a 18 horas después de la dosis subcutánea. Estos niveles a veces están por debajo de los alcanzados usando la vía intravenosa. No hay efecto de acumulación. Es difícil evaluar la vida media con la vía subcutánea y se estiman alrededor de 24 horas. La biodisponibilidad de epoetina alfa por vía subcutánea es aproximadamente menor en 20% que por la vía intravenosa.

Contraindicaciones

: Hipertensión no controlada. Hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de este producto. Pacientes que por alguna razón no puedan recibir una profilaxis antitrombótica adecuda.

Precauciones generales

: La epoetina alfa debe utilizarse con precaución en aquellos pacientes con hipertensión no controlada, enfermedad vascular isquémica, antecedentes de convulsiones o sospecha de alergia a alguno de los componentes de este producto.
Los pacientes con insuficiencia renal crónica (IRC) deben vigilarse estrechamente por posibles cambios en la hemoglobina, presión arterial y electrólitos séricos, debido a evidencias preliminares que sugieren que los episodios hipertensivos (en algunos casos asociados a encefalopatía hipertensiva y convulsiones), es posible que ocurran con mayor frecuencia en pacientes con una respuesta rápida al incrementar las cifras de hemoglobina. Se recomienda un aumento en la hemoglobina de menos de 2 g por mes.
Si la presión arterial comenzara a elevarse o si se acompañara de cefalea, deberá administrarse un tratamiento antihipertensivo más enérgico. En los casos en los que es difícil manejar las elevaciones en la presión arterial, los pacientes deberán suspender el tratamiento con epoetina alfa hasta que se controle adecuadamente su presión. Estos problemas con elevaciones aceleradas de la presión arterial no se han observado en pacientes con SIDA.
Al inicio del tratamiento, a todos los pacientes con epoetina alfa se les deberán medir sus niveles de hemoglobina, por lo menos cada semana, hasta que se logre un nivel estable de 10 a 12 g/dl y posteriormente deberán ser monitorizados.
Basados en la información disponible a la fecha, la corrección de la anemia en pacientes en prediálisis tratados con epoetina alfa no acelera el grado de progresión de la insuficiencia renal.
El dializador deberá vigilarse ya que puede presentarse aumento en la coauglación sanguínea; si éste se presentara, se puede requerir aumentar la heparina de la diálisis.
En casos excepcionales, el tratamiento con epoetina alfa se ha relacionado con una exacerbación de la porfiria en pacientes con IRC. No obstante, la epoetina alfa no ha causado un incremento en la excreción urinaria de los metabolitos de la porfirina en voluntarios normales, aún en presencia de una rápida respuesta eritropoyética. A pesar de esto, la epoetina alfa debe utilizarse con precaución en pacientes con porfiria reconocida.
Pudieran ocurrir incrementos del ácido úrico y episodios de gota en pacientes predispuestos cuya hemoglobina se eleve más de 2 g/dl, aproximadamente al mes.
Uso pediátrico: No se ha establecido en forma definitiva su seguridad y eficacia en niños. En estudios actuales, pacientes tan pequeños como de un año de edad, han recibido epoetina alfa sin presentar efectos adversos.

Advertencias especiales

: Anemia de la insuficiencia renal crónica: En caso de hipertensión debe descartarse una posible sobrecarga de líquidos y prescribir tratamientos con drogas antihipertensivas, de preferencia vasodilatadores periféricos, antes de reducir el ?peso seco?. La reducción del peso seco puede producir una elevación adicional de hematócrito y la viscosidad.
Puede considerarse la flebotomía en casos individuales, especialmente si la hemoglobina se encuentra por arriba de 12 g/dl o se ha incrementado en más de 2 g/dl. Si ocurriera un episodio de hipertensión aguda con o sin encefalopatía, deberá interrumpirse el tratamiento con epoetina alfa (la concentración de hemoglobina puede disminuir, después, 0.4/dl cada semana aproximadamente).
El EEG y TAC se consideran útiles para estudiar la causa de convulsiones y podrán realizarse o repetirse las veces necesarias. La r-HuEPO puede volverse a administrar sólo bajo monitoreo estrecho de la hemoglobina y la presión arterial, hasta que la hemoglobina se estabilice en el rango de 10-12 g/dl.
Pacientes con infección HIV, tratados con AZT: No existen evidencias que sugieran que el tratamiento con epoetina alfa se asocie con una frecuencia aumentada o riesgo de hipertensión en los pacientes con infección HIV tratados con AZT.
Se ha informado la presencia de convulsiones en pacientes con infección HIV tratados con AZT y manejados con epoetina alfa, pero éstas probablemente se relacionaron con la patología subyacente (SIDA), meningitis o neoplasias cerebrales.
Dos pacientes con infección HIV tuvieron reacción de urticaria dentro de las 48 horas de su primera exposición a la medicación en estudio. Un paciente había sido tratado con epoetina alfa y otro paciente sólo con la solución del vehículo. Ambos sujetos mostraron pruebas cutáneas inmediatas positivas a la medicación en estudio. La base para esta aparente hipersensibilidad pre-existente a los componentes de la formulación de epoetina alfa se desconoce, pero podría estar relacionada a una inmunosupresión inducida por HIV y exposición previa a productos sanguíneos.
Incompatibilidad: No administrar por infusión intravenosa o junto con otras soluciones medicamentosas.

Restricciones de su uso durante el embarazo o lac

: La epoetina alfa ha mostrado en estudios en animales, disminución del peso corporal fetal, retardo en la osificación e incremento en la mortalidad fetal cuando se administró en dosis semanales de aproximadamente 20 veces la dosis semanal recomendada para humanos. Estos cambios fueron interpretados como secundarios a una disminución en la ganancia del peso materno. No hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. En pacientes con insuficiencia renal crónica, EPREX* sólo deberá ser usado en el embarazo si los beneficios potenciales justifican los riesgos.
La eritropoyetina está presente en la leche humana, no se conoce si epoetina alfa se distribuye a la leche humana. EPREX* debe ser utilizado con precauciones en la mujer en periodo de lactancia.

Reacciones secundarias y adversas

: Al iniciar el tratamiento pueden ocurrir especialmente signos y síntomas seudogripales como mareo, sueño, fiebre, dolor de cabeza, dolor de articulaciones y músculos o debilidad.
Muy rara vez se ha observado trombocitosis. Eventos trombóticos/vasculares, como isquemia al miocardio, infarto al miocardio, accidentes cerebrovasculares (hemorragia cerebral e infarto cerebral), ataque isquémico transitorio, trombosis venosa profunda, trombosis arterial, embolia pulmonar, aneurisma, trombosis retinia­na, y obstrucción por coágulos de un riñón artificial han sido reportados en pacientes que han recibido EPREX*. Sin embargo, no se ha establecido una relación casual entre la terapia con EPREX* y estos eventos.
Han sido descritas erupciones dérmicas no específicas en asociación con EPREX*.
Se han reportado reacciones de la piel en el sitio de inyección en pacientes tratados con EPREX*. Estas reacciones ocurren con más frecuencia en pacientes que reciben terapia subcutánea que en los que reciben terapia I.V. Los pacientes refieren eritema, ardor y dolor, comúnmente de leve a moderado, alrededor del sitio de inyección.
El desarrollo de reacciones inmunes a la eritropoyetina a otros componentes de EPREX* es raro. EPREX* parece tener un mínimo potencial para inducir la formación de anticuerpos.
Pacientes con insuficiencia renal: La reacción adversa más frecuente durante el tratamiento es un incremento en la presión sanguínea, dosis dependiente o agravamiento de hipertensión existente. Debe tomarse como signo de posible alarma la aparición súbita de cefalea tipo migraña.
Se ha observado trombosis de la fístula arteriovenosa en pacientes con hemodiálisis, especialmente en aquellos que tienen una tendencia a la hipotensión o en quienes la fístula arteriovenosa muestra complicaciones (p. ej. estenosis, aneurisma, etc.). Se recomienda una revisión temprana de la fístula y profilaxis de la trombosis (p. ej. mediante administración de ácido acetilsalicílico).

Interacciones medicamentosas y de otro gÉnero

: No hay interacciones medi­ca­men­tosas conocidas, clínicamente significati­vas; un efecto pobre en la respuesta con epoetina alfa puede restaurarse mediante la administración simultánea de un agente hematínico como el sulfato ferroso, cuando exista un estado de deficiencia de este elemento.
No existe evidencia que indique que el tratamien­to con epoetina alfa altera el metabolismo de otras drogas. Sin embargo, como la ciclosporina es enlazada por las células rojas sanguíneas existe potencial para una interacción con la droga. Si se administra epoetina alfa concomitan­temente con ciclosporina, los niveles sanguíneos de ciclospo­rina deben ser monitoreados y ajustar la dosis de ciclosporina según sea necesario.

Alteraciones de pruebas de laboratorio

: La corrección de la anemia en los pacientes en prediálisis puede dar lugar a un aumento del apetito y la ingesta de potasio, lo que puede ocasionar hipercaliemia.
También la corrección de la anemia de los pacientes en diálisis puede dar lugar a incremento de potasio sérico, creatinina y fósforo inorgánico.
Estas alteraciones en la química sanguínea deberán manejarse con modificaciones en la dieta o en la diálisis, si ello fuera apropiado.

Precauciones y relaciÓn con efectos de carcinogÉn

, MUTAGÉNE­SIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Hasta ahora no existen evidencias de efectos carcinogenéticos, mutagénicos o terato­génicos. En algunas pacientes femeninas con falla renal, la menstruación se reanuda siguiendo la terapia con epoetina alfa, debe discutirse la posibilidad de embarazo y valorarse la necesidad para la contracepción. La epoetina alfa es un factor de crecimiento que primeramente estimula la producción de células rojas sanguíneas. Sin embargo, no puede excluirse la posibilidad de que la epoetina alfa pueda actuar como un factor de crecimiento de cualquier tipo de tumor, particularmente la malignidad mieloide.

Dosis y vÍa de administraciÓn

: Instrucciones para su administración: Inyección subcutánea: Inyección intravenosa: Anemia de la insuficiencia renal crónica: La meta para la concentración de hemoglobina debe ser entre 10 a 12 g/dl (6.21-7.45 mmol/l) en adultos y 9.5 a 11 g/dl (5.90-6.83 mmol/l) en niños.
Los niveles de hierro sérico deberán determinarse en todos los pacientes antes y durante el tratamiento y en caso necesario administrar suplementos de hierro. La falta de respuesta al tratamiento con epoetina alfa obligaría a buscar factores causales, entre estos: deficiencia de hierro, folato o vitamina B12 , intoxicación por aluminio, infecciones interrecurrentes, episodios infla­matorios o traumáticos, pérdidas sanguíneas ocultas, hemólisis, y fibrosis de la médula ósea de cualquier origen; estas condiciones ocasionan pobre o nula respuesta a la administración de la epoetina alfa.
Paciente adulto en hemodiálisis: El tratamiento se divide en dos etapas: Fase de corrección: 50 U.I./kg tres veces por semana, administrada por inyección I.V. o subcutánea. Si se requiere, se recomiendan incrementos en las dosis, en etapas de 25 U/kg por dosis de intervalos de cuatro semanas, hasta lograr las concentraciones de hemoglobina deseada (10 a 12 g/dl [6.21-7.45 mmol/l]).
Fase de mantenimiento: La dosis de mantenimiento debe ser individualizada en cada paciente. La dosis semanal total es entre 75 y 300 U.I./kg. Los datos disponibles sugieren que pacientes con hemoglobina basal < 6 g/dl pueden requerir mayores dosis de mantenimiento que los pacientes con hemoglobina basal > 8 g/dl.
Paciente pediátrico en hemodiálisis: El tratamiento se divide en dos etapas: Fase de corrección: 50 U.I./kg tres veces por semana, administrada por inyección I.V. Si se requiere, se recomiendan incrementos en la dosis, en etapas de 25 U/kg por dosis a intervalos de cuatro semanas hasta lograr las concentraciones de hemoglobina deseada (9.5 a 11 g/dl [5.90-6.83 mmol/l]).
Fase de mantenimiento: Generalmente los niños por debajo de 30 kg requieren mayores dosis de mantenimiento que los niños mayores de 30 kg y adultos. Las siguientes dosis de mantenimiento fueron observadas en los estudios clínicos después de seis meses de tratamiento:
< 10
10
75 – 150
10-30
75
60 – 150
> 30
33
30 – 100Los datos disponibles sugieren que pacientes con hemoglobina basal muy baja (< 6.8 g/dl) pueden requerir mayores dosis de mantenimiento que los pacientes con hemoglobina basal mayor (> 6.8 g/dl).
Paciente adulto en diálisis peritoneal: El tratamiento se divide en dos etapas: Fase de corrección: 50 U.I./kg dos veces por semana, administrada por vía subcutánea. Si se requiere, se recomiendan incrementos en la dosis, en etapas de 25 U.I./kg por dosis a intervalos de cuatro semanas hasta lograr las concentraciones de hemoglobina deseada (10 a 12 g/dl [6.21-7.45 mmol/l]).
Fase de mantenimiento: La dosis usual de mantenimiento para mantener la hemoglobina deseada (10-12 g/dl) es entre 25-50 U.I./kg dos veces por semana en dos inyecciones subcutáneas iguales.
Paciente adulto en prediálisis (pacientes adultos con enfermedad renal en etapa terminal): La vía subcutánea de administración es preferible a la vía intravenosa. El tratamiento se divide en dos etapas: Fase de corrección: 50 U.I./kg tres veces por semana, administrada por inyección I.V. o subcutánea. Si se requiere, se recomiendan incrementos en la dosis, en etapas de 25 U/kg por dosis a intervalos de cuatro semanas hasta lograr las concentraciones de hemoglobina deseada (10 a 12 g/dl [6.21-7.45 mmol/l]).
Fase de mantenimiento: La dosis usual de mantenimiento para mantener la hemoglobina deseada es entre 17-33 U.I./kg tres veces por semana. La dosis máxima no debe exceder 200 U.I./kg tres veces por semana.
Pacientes con cáncer: La vía subcutánea de adminstración es preferible a la vía intravenosa.
La meta para la concentración de hemoglobina debe ser aproximadamente 12 g/dl.
La dosis de inicio recomendada para mantener la hemoglobina o tratar la anemia es de 150 U/kg tres veces por semana. Si después de cuatro semanas de tratamiento la hemoglobina se ha incrementado en por lo menos 1 g/dl la dosis puede continuar en 150 U.I/.kg. Si después de cuatro semanas de tratamiento, el incremento es < 1 g/dl la dosis debe ser incrementada a 300 U.I./kg por otras cuatro semanas. Si después de 4 semanas de terapia adicional con 300 U.I./kg se ha incrementado 1 g/dl la dosis permanece en 300 U.I./kg, si el incremento de hemoglobina es < 1 g/dl la respuesta es incierta y el tratamiento debe suspenderse.
Deben evitarse incrementos de hemoglobina > 2 g/dl por mes o niveles de hemoglobina > 14 g/dl. Si la hemoglobina aumenta por más de 2 g/dl, la dosis de EPREX* debe reducirse en un 25-50%, dependiendo del incremento. Si la hemoglobina sube por arriba de 14 g/dl, suspenda la terapia hasta que disminuya por debajo de 12 g/dl y entonces reinicie EPREX* con una dosis 25% inferior a la inicial.
La terapia con EPREX* debe continuar hasta un mes después de suspender la quimioterapia. Sin embargo, la necesidad de continuar la terapia con EPREX* debe ser evaluada periódicamente.
Reducción o eliminación de los requerimientos de transfusión en pacientes con infección HIV, tratados con AZT: Se recomienda que antes de iniciar el tratamiento con epoetina alfa, se determine la eritropoyetina sérica endógena. Es poco probable que los pacientes con niveles superiores a 500 M.U./ml de eritropoyetina sérica endógena respondan al tratamiento con epoetina alfa. El tratamiento se divide en dos etapas: Fase de corrección: 100 U.I./kg tres veces por semana, administrada por inyección I.V. o subcutánea por ocho semanas. Si la respuesta no es satisfactoria después de ocho semanas de tratamiento, la dosis de EPREX* puede aumentarse. Los incrementos de dosis pueden ser de 50-100 U.I./kg tres veces por semana con intervalos de por lo menos cuatro semanas. Si el paciente no responde a dosis de 300 U.I./kg tres veces por semana, es poco probable que responda a dosis mayores.
Fase de mantenimiento: Después de alcanzar la respuesta deseada, la dosis debe ser titulada para mantener el hematócrito entre 30-35%, basado en factores como variaciones en la dosis de zidovudina y la presencia de infecciones intercurrentes o episodios inflamatorios. Si el hematócrito excede 40%, la dosis debe suspenderse hasta que el hematócrito descienda a 36%. Cuando se reinicia el tratamiento, la dosis debe ser reducida en un 25% y titulada para mantener el hematócrito deseado.
Paciente adulto prequirúrgico en programa de predonación autóloga de sangre: Los niveles de hierro deben evaluarse en todos los pacientes antes de iniciar un tratamiento con EPREX*. Si está presente una deficiencia de hierro, ésta debe corregirse antes de incluir al paciente en un programa de donación de sangre autóloga. En pacientes anémicos, la causa de la anemia debe ser investigada antes de iniciar una terapia con EPREX*.
Todos los pacientes tratados con EPREX* deben recibir un adecuado suplemento de hierro (p. ej. 200 mg de hierro por vía oral, diariamente) mientras dure el tratamiento con EPREX*. Para lograr un mayor almacenaje de hierro antes de iniciar la terapia con EPREX*, los suplementos de hierro deben iniciarse tan pronto como sea posible, incluso varias semanas antes de iniciar el predepósito autólogo.
La vía intravenosa debe ser utilizada.
EPREX* deberá administrarse después de completar cada procedimiento de donación de sangre.
Pacientes ligeramente anémicos (hematócrito de 33-39% y/o hemoglobina de 10-13 g/dl) que requieren un predepósito de cuatro unidades de sangre, deben ser tratados con 600 U.I./kg de EPREX* dos veces por semana por tres semanas antes de la cirugía.
Para pacientes que requieren un menor estímulo eritropoyético, un régimen de dosificación de 150-300 U.I./kg dos veces por semana ha mostrado que aumenta la predonación autóloga y una disminución en la declinación subsecuente del hematócrito.
Paciente adulto prequirúrgico (sin programa de predonación autóloga de sangre): Todos los pacientes tratados con EPREX* deben de recibir un adecuado suplemento de hierro (p. ej. 200 mg de hierro por vía oral diariamente) mientras dure el tratamiento con EPREX*.
La vía subcutánea debe ser utilizada.
El régimen de dosis recomendada es de 600 U.I./kg vía subcutánea semanalmente por tres semanas (8 días 21, 14 y 7) antes del día de la cirugía y en el día de la cirugía.
En casos en que por necesidad médica sea necesario reducir el tiempo antes de la cirugía a menos de tres semanas, el régimen de dosis recomendado es de 300 U.I./kg vía subcutánea por 10 días consecutivos y en el día de la cirugía y por 4 días después de la cirugía. 300 U.I./kg/día es recomendado para niveles de hemoglobina £ 13 g/dl.

SobredosificaciÓn

, MANIFESTACIONES Y MANEJO: Sobredosis (síntomas, procedimientos): La respuesta a la epoetina alfa se relaciona con la dosis y es individual. En el caso de una respuesta hematopoyética excesiva por una sobredosis de epoetina alfa, se debe suspender su administración y puede considerarse una flebotomía. Ante la presencia de fenómenos hipertensivos o convul­sivos que puedan estar relacionados con sobre­dosis de epoetina alfa, deberá administrarse manejo de sostén (véase Advertencias espe­ciales).

Presentaciones

: Caja con 1, 3 ó 6 frascos ámpula de 1 ml con 4,000 U.
Caja con 1, 3 ó 6 jeringas de 0.5 ml con 1,000 U.
Caja con 1, 3 ó 6 jeringas de 0.5 ml con 2,000 U.
Caja con 1, 3 ó 6 jeringas de 0.4 ml con 4,000 U.
Caja con 1 ó 3 jeringas de 1 ml con 10,000 U.

Recomendaciones para el almacenamiento

: Almacenar entre 2 y 8ºC; no congelar o agitar; proteger de la luz.

Leyendas de protecciÓn

: No se deje al alcance de los niños. Consérvese entre 2 y 8°C. Su venta requiere receta médica. No se administre sin leer el instructivo anexo. Protéjase de la luz.
Definiciones médicas / Glosario
  1. HEMOGLOBINA, Es la sustancia química de la sangre contenida en los glóbulos rojos yencargada del transporte del oxígeno desde los pulmones a todos lostejidos del organismo.
  2. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  3. URTICARIA, Existen múltiples causas de la urticaria, pero la erupción se caracteriza siempre por ronchas rojas pruriginosas.
  Medicamentos