Diflucan Solucion Inyectable

Para qué sirve Diflucan Solucion Inyectable , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

DIFLUCAN

SOLUCION INYECTABLE
Tratamiento de la candidiasis

PFIZER, S.A. de C.V.

Denominacion generica:

Fluconazol.

Forma farmaceutica y formulacion:

Cada 100 ml contienen

Fluconazol …………….. 200 mg

Vehículo, cbp …………. 100 ml

Cada frasco ámpula contiene fluconazol 2 mg/ml de solución salida.

Indicaciones terapeuticas:

La indicación terapéutica puede ser instituida antes de conocer los resultados de los cultivos y otros estudios de laboratorio; sin embargo, una vez que estos estén disponibles, el tratamiento antiinfeccioso deberá ajustarse de acuerdo a los resultados.

a) Criptococosis, incluyendo meningitis por criptococo e infecciones en otros sitios (por ejemplo, pulmonar, cutánea). Pueden tratarse huéspedes normales y pacientes con SIDA, trasplantados o con otras causas de inmunosupresión. El fluconazol puede utilizarse como terapia de mantenimiento para prevenir la recaída de enfermedades por criptococo en pacientes con SIDA.

b) Candidiasis sistémica incluyendo candidemia, candidiasis diseminada y otras formas de infección invasiva por Candida. Estas incluyen infecciones del peritoneo, endocardio, oculares y de los aparatos pulmonar y urinario. Pueden ser tratados pacientes en Unidades de Terapia Intensiva con cáncer, aquellos que reciban tratamiento citotóxico o inmunosupresivo, o con otros factores predisponentes para infecciones por Candida.

c) Candidiasis de las mucosas. Estas incluyen candidiasis orofaríngea, esofágica, broncopulmonar no invasiva, candiduria, candidiasis mucocutánea y candidiasis oral crónica atrófica (asociada con el uso de placas dentales). Asimismo, pueden ser tratados los huéspedes habituales y pacientes con compromiso de la función inmunológica. En la prevención de la recaída de la candidiasis orofaríngea en pacientes con SIDA.

d) Candidiasis genital. Candidiasis vaginal aguda o recurrente y profilaxis para reducir la incidencia de candidiasis vaginal recurrente (3 o más episodios al año). Balanitis por Candida.

e) Profilaxis de infecciones por hongos en pacientes con tumores malignos, que estén predispuestos a tales infecciones como resultado del tratamiento citotóxico o radioterapia.

f) Dermatomicosis, incluyendo Tinea pedis, Tinea corporis, Tinea cruris, Tinea versicolor, Tinea unguium (onicomicosis) e infecciones dérmicas por Candida.

g) Micosis profundas endémicas en pacientes inmunocomprometidos, coccidioidomicosis, paracoccidioidomicosis, esporotricosis e histoplasmosis.

Contraindicaciones:

No deberá utilizarse fluconazol en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad conocida al medicamento, a alguno de los excipientes y a otros compuestos del grupo de los azoles.

La administración concomitante de terfenadina está contraindicada en pacientes que estén recibiendo dosis múltiples de fluconazol de 400 mg o mayores por día, de acuerdo a los resultados de un estudio de interacción con dosis múltiples (ver Interacciones medicamentosas y de otro género).

Está contraindicada la administración simultánea de cisaprida en pacientes que se encuentren recibiendo fluconazol (ver Interacciones medicamentosas y de otro género).

Precauciones generales:

Advertencias y precauciones para su uso:El fluconazol ha sido asociado con casos raros de toxicidad hepática severa incluyendo defunciones, principalmente en pacientes con condiciones médicas severas subyacentes. En los casos de hepatotoxicidad asociada con fluconazol, no se ha observado una relación obvia con la dosis total diaria, duración de la terapia, sexo o edad del paciente. Habitualmente la hepatotoxicidad del fluconazol ha sido reversible al descontinuar el tratamiento. Los pacientes que desarrollen anormalidades de las pruebas funcionales hepáticas durante la terapia con fluconazol, deberán ser vigilados para detectar el desarrollo de lesiones hepáticas más severas. El medicamento deberá descontinuarse si se presentan signos o síntomas clínicos relacionados con el desarrollo de enfermedad hepática que pueda ser atribuible al fluconazol. Los pacientes tratados con fluconazol rara vez han desarrollado reacciones cutáneas exfoliativas, como síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis tóxica epidérmica. Los pacientes con SIDA son más propensos a desarrollar reacciones cutáneas severas a muchos fármacos. Si en algún momento se presenta un rash en un paciente que está siendo tratado de una infección micótica superficial, el cual se considere atribuible a fluconazol, deberá evitarse continuar el tratamiento con este medicamento. Los pacientes con infecciones micóticas invasivas/sistémicas que desarrollen rash cutáneo, deberán ser vigilados estrechamente y descontinuar el tratamiento con fluconazol si se desarrollan lesiones bulosas o eritema multiforme.

La coadministración de fluconazol a dosis menores de 400 mg/día con terfenadina deberá ser monitoreada cudadosamente (ver Interacciones medicamentosas y de otro genero).

Al igual que con otros azoles, rara vez se han informado casos de anafilaxia.

Algunos azoles, incluyendo fluconazol, han sido asociados con la prolongación del intervalo QT en el electrocardiograma. En la fase de post-comercialización, se presentaron casos muy raros de prolongación QT y torsade de pointes en pacientes en tratamiento con fluconazol. Estos reportes incluyen a pacientes seriamente enfermos con múltiples factores de riesgo confusos, como enfermedad cardiaca estructural, anormalidades electrolíticas y medicaciones concomitantes que podrían haber contribuido.

El fluconazol deberá administrarse con precaución en pacientes con dichas condiciones potencialmente pro-arrítmicas.

Efectos sobre la capacidad de conducir vehículos y usar maquinaria:La experiencia indica que es improbable que el uso de fluconazol impida o deteriore la capacidad del paciente para manejar o utilizar maquinaria.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lact

Uso durante el embarazo:No existen estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. Ha habido reportes de anormalidades congénitas múltiples en infantes cuyas madres fueron tratadas con dosis elevadas de fluconazol (400 a 800 mg/día) por 3 meses o más, para el tratamiento de la coccidioidomicosis. La relación entre el uso de fluconazol y estos eventos no es clara. Se han observado efectos adversos en fetos de animales sólo cuando se utilizaron dosis elevadas y éstas se asociaron con toxicidad materna.

Deberá evitarse el uso de fluconazol durante el embarazo, excepto en pacientes con infecciones micóticas severas o potencialmente mortales, en quienes el beneficio obtenido con el uso de fluconazol sobrepase el posible riesgo para el feto.

Uso durante la lactancia:Se ha encontrado fluconazol en la leche materna humana en concentraciones similares a las del plasma, por lo que no se recomienda su uso en la madre que esté lactando.

Reacciones secundarias y adversas:

Fluconazol es generalmente bien tolerado.

Los efectos secundarios más comúnmente asociados con fluconazol en estudios clínicos son:

  • Desórdenes del sistema nervioso: Cefalea.
  • Desórdenes gastrointestinales: Dolor abdominal, diarrea, flatulencia y náuseas.
  • Desórdenes hepatobiliares: Toxicidad hepática incluyendo raros casos de fallecimientos (fatalidades), elevación de la fosfatasa alcalina, elevación de la bilirrubina, elevación de la TGO, elevación de la TGP.
  • Desórdenes de la piel y tejido subcutáneo: Rash.

En algunos pacientes, particularmente aquellos con enfermedades subyacentes graves como SIDA y cáncer, se han observado cambios en las pruebas funcionales renales y hematológicas, así como anormalidades hepáticas (ver Precauciones generales. Advertencias) durante el tratamiento con fluconazol y agentes comparativos, aún cuando la importancia clínica y la relación con el tratamiento son inciertas.

Además, en la fase post-comercialización se han observado los siguientes efectos indeseables:

  • Desórdenes de la sangre y sistema linfático: Leucopenia, incluyendo neutropenia y agranulocitosis, trombocitopenia.
  • Desórdenes del sistema inmunológico: Anafilaxia (inclusive angioedema, edema facial, prurito, urticaria).
  • Desórdenes metabólicos y nutricionales: Hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, hipopotasemia.
  • Desórdenes del sistema nervioso: Mareos, convulsiones alteraciones del gusto.
  • Desórdenes cardíacos: Prolongación del intervalo QT, torsade de pointes (ver Precauciones generales).
  • Desórdenes gastrointestinales: Dispepsia, vómitos.
  • Desórdenes hepatobiliares: Insuficiencia hepática, hepatitis, necrosis hepatocelular, ictericia.
  • Desórdenes de la piel y tejido subcutáneo: Alopecia, alteraciones cutáneas exfoliativas, incluyendo el síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica.

Interacciones medicamentosas y de otro genero:

Anticoagulantes: En un estudio de interacción, fluconazol aumentó el tiempo de protrombina (12%) después de la administración de warfarina en hombres sanos. De acuerdo con la experiencia postcomercialización, al igual que con otros antimicóticos azoles, se han reportado eventos de sangrado (equimosis, epistaxis, sangrado gastrointestinal, hematuria y melena), en asociación con prolongación del tiempo de protrombina en pacientes que se encuentran recibiendo concomitantemente fluconazol con warfarina. Debe vigilarse cuidadosamente el tiempo de protrombina en pacientes a los que se administre concomitantemente anticoagulantes cumarínicos.

Azitromicina: En un estudio abierto, aleatorizado, cruzado de tres vías en sujetos sanos de 18 años, se evaluó el efecto de una dosis única oral de 1,200 mg de azitromicina en la farmacocinética de una dosis única oral de 800 mg de fluconazol, así como los efectos de fluconazol en la farmacocinética de azitromicina. No hubo ninguna interacción farmacocinética significativa entre fluconazol y azitromicina.

Benzodiacepinas (de corta acción): Después de la administración oral de midazolam, fluconazol ocasionó elevaciones importantes en las concentraciones de midazolam y efectos psicomotores. Este efecto del midazolam parece ser más marcado después de la administración oral de fluconazol, comparativamente con su administración intravenosa. Si es necesario un tratamiento simultaneo con benzodiacepinas en pacientes que están siendo tratados con fluconazol, debe considerarse una disminución en la dosis de las benzodiacepinas y vigilar apropiadamente a los pacientes.

Cisaprida: Ha habido reportes de alteraciones cardiacas incluyendo torsades de pointes en pacientes en quienes se ha administrado conjuntamente fluconazol y cisaprida. En un estudio controlado se encontró que al administrar conjuntamente 200 mg de fluconazol una vez al día y 20 mg de cisaprida cuatro veces al día, provocaba un incremento significativo en los niveles plasmáticos de cisaprida y una prolongación del intervalo QT. La administración de cisaprida está contraindicada en pacientes que se encuentren recibiendo fluconazol (ver Contraindicaciones).

Ciclosporina: Un estudio de farmacocinética en pacientes con transplante renal, demostró que la administración de 200 mg diarios de fluconazol incrementó lentamente las concentraciones de ciclosporina. Sin embargo, en otro estudio con administración de dosis múltiples de 100 mg diarios, fluconazol no modificó las concentraciones de ciclosporina en pacientes con transplante de médula ósea. Se recomienda la medición de las concentraciones plasmáticas de ciclosporina en pacientes que se encuentren recibiendo fluconazol.

Hidroclorotiazida: En un estudio de interacción farmacocinética, la co-administración de dosis múltiples de hidroclorotiazida a voluntarios sanos que recibían fluconazol incrementó las concentraciones plasmáticas de fluconazol en 40%. Un efecto de esta magnitud no requiere un cambio en el esquema de dosis de fluconazol en pacientes que reciben diuréticos concomitantemente, aunque el médico deberá tenerlo presente.

Anticonceptivos orales: Se han realizado 3 estudios farmacocinéticos con anticonceptivos orales conjugados, utilizando dosis múltiples de fluconazol. En el estudio con 50 mg de fluconazol no se observaron efectos relevantes sobre los niveles hormonales, mientras que con 200 mg diarios, el área bajo la curva de etinilestradiol y levonorgestrel se incrementó 40 y 24%, respectivamente. En un estudio con una dosis única semanal de 300 mg de fluconazol, el ABC de etinil estradiol y noretindrona aumentó 24 y 13% respectivamente. Por lo tanto, es improbable que el empleo de toma múltiple de fluconazol a estas dosis, tenga efecto sobre la eficacia cuando se toma conjuntamente con anticonceptivos orales.

Fenitoína: La administración conjunta de fluconazol y fenitoína puede aumentar los niveles de fenitoína a tal punto que puedan ser clínicamente significativos. Si es necesario administrar ambos medicamentos concomitantemente, deberán vigilarse los niveles de fenitoína y ajustar las dosis de la misma para mantener los niveles terapéuticos.

Rifabutina: Han habido informes de que existe interacción medicamentosa cuando se administra fluconazol conjuntamente con rifabutina, lo que produce un aumento en los niveles séricos de rifabutina. Existen informes de uveítis en pacientes a quienes se ha administrado fluconazol y rifabutina en forma concomitante. Deberá vigilarse cuidadosamente a los pacientes que reciben simultáneamente fluconazol y rifabutina.

Rifampicina: La administración concomitante de fluconazol y rifampicina produjo una reducción de 25% en el área bajo la curva y una reducción de 20% en la vida media de fluconazol. Debe tomarse en consideración el aumentar la dosis de fluconazol en pacientes utilizando concomitantemente rifampicina.

Sulfonilureas: Se ha demostrado que el uso de fluconazol prolonga la vida media en el suero de las sulfonilureas (clorpropramida, glibenclamida, glipicida y tolbutamina) cuando se administran en forma concomitante a voluntarios sanos. Fluconazol puede administrarse junto con sulfonilureas orales en pacientes diabéticos, pero deberá tenerse en mente la posibilidad de episodios de hipoglucemia.

Tacrolimus: Han habido reportes de interacción cuando se administra fluconazol conjuntamente con tacrolimus, lo que ocasiona un aumento en los niveles séricos de este último. Existen informes de nefrotoxicidad en pacientes en quienes se administró al mismo tiempo fluconazol y tacrolimus. Deberá vigilarse cuidadosamente a los pacientes que reciban tacrolimus y fluconazol en forma conjunta.

Terfenadina: Se han llevado a cabo estudios de interacción medicamentosa, debido a la aparición de arritmias cardiacas severas, secundarias a la prolongación del intervalo QTc en pacientes que recibieron antimicóticos del grupo azol conjuntamente con terfenadina. Un estudio con 200 mg diarios de fluconazol no demostró la prolongación del intervalo QTc. En otro estudio, llevado a cabo con dosis de 400 y 800 mg diarios de fluconazol, se demostró que fluconazol administrado en dosis de 400 mg diarios o mayores, produjo un aumento significativo en los niveles plasmáticos de terfenadina, cuando se administraron concomitantemente. El uso combinado de terfenadina y fluconazol en dosis de 400 mg ó mayores está contraindicado (ver Contraindicaciones). Deberá tenerse especial precaución cuando se administre fluconazol en dosis menores a 400 mg diarios junto con terfenadina.

Teofilina: En un estudio de interacción controlado con placebo, la administración de 200 mg de fluconazol durante 14 días, dio por resultado una disminución de 18% en el índice promedio de depuración plasmática de teofilina. Pacientes que estén recibiendo dosis altas de teofilina, ó aquellos que estén en alto riesgo de toxicidad a causa de ésta, deberán ser observados para detectar signos de intoxicación por este medicamento mientras reciben fluconazol y además, la terapia se modificará en forma apropiada si aparecen datos de toxicidad.

Zidovudina: 2 estudios sobre farmacocinética dieron por resultado un incremento en los niveles de zidovudina, lo cual parece ser debido a disminución en la conversión del medicamento a su metabolito principal. Un estudio determinó niveles de zidovudina en pacientes con SIDA ó complejo asociado a SIDA, tanto antes como después de la administración de fluconazol 200 mg diarios, por 15 días. Hubo un incremento significativo en el área bajo la curva de zidovudina (20%). Un segundo estudio cruzado de distribución al azar, analizó los niveles de zidovudina en pacientes infectados con VIH. En 2 ocasiones, con 21 días de intervalo, los pacientes recibieron zidovudina 200 mg cada 8 horas, con ó sin fluconazol en dosis de 400 mg diarios por 7 días. El área bajo la curva de zidovudina se elevó significativamente (74%) durante la coadministración con fluconazol. Los pacientes que reciban esta combinación deberán ser vigilados en relación con el desarrollo de reacciones adversas relacionadas con la zidovudina.

El uso de fluconazol en pacientes que estén recibiendo simultáneamente astemizol u otros medicamentos metabolizados por el sistema citocromo P450 puede asociarse con elevaciones en los niveles séricos de estos medicamentos. Ante la ausencia de información definitiva deberá tenerse precaución cuando se administren dichos fármacos junto con fluconazol. Deberá vigilarse cuidadosamente al paciente.

Los estudios de interacción han demostrado que cuando se administra fluconazol por vía oral conjuntamente con alimentos, cimetidina, antiácidos ó después de la irradiación corporal total en casos de trasplante de médula ósea, no se presentan alteraciones clínicamente significativas en la absorción de fluconazol.

Los médicos deberán estar conscientes de que no se han efectuado estudios de interacción droga-droga con otros medicamentos, aunque pueden ocurrir interacciones.

Precauciones en relacion con efectos de carcinogen

Carcinogénesis: Fluconazol no mostró evidencia de potencial carcinogénico en ratones y ratas tratados por vía oral durante 24 meses, con dosis de 2.5, 5 ó 10 mg/kg (aproximadamente 2 a 7 veces la dosis recomendada en el humano). Ratas macho tratadas con 5 y 10 mg/kg/día tuvieron una mayor incidencia de adenomas hepatocelulares.

Mutagénesis: Las pruebas de fluconazol con o sin activación metabólica fueron negativas para mutagenicidad en 4 cepas de S. typhimurium y en el linfoma de ratón del sistema L5178Y. Estudios citogenéticos in vivo (células de médula ósea murina, después de la administración oral de fluconazol) e in vitro (linfócitos humanos expuestos a 1000 µg/ml de fluconazol), no mostraron evidencia de mutaciones cromosómicas.

Teratogénesis: No hubo efectos sobre el feto con dosis de 5 ó de 10 mg/kg; se observaron incrementos en la frecuencia de variantes anatómicas fetales (costillas supernumerarias, dilatación de la pelvis renal) y retardo en la dosificación con dosis de 25 y 50 mg/kg y mayores. Con dosis de entre 80 mg/kg (aproximadamente de 20 a 60 veces la dosis recomendada en humanos) a 320 mg/kg, se observó un incremento en la embrioletalidad en ratas y anomalías fetales, entre las que se incluyeron costillas onduladas, paladar hendido y osificación craniofacial anormal. Estos efectos son consistentes con la inhibición de la síntesis de estrógenos en ratas y pueden resultar a consecuencia de los conocidos efectos por concentraciones bajas de estrógenos durante el embarazo, organogénesis y parto.

Alteraciones sobre la fertilidad: Fluconazol no afectó la fertilidad en ratas machos o hembras cuando se trataron con dosis de 5, 10 ó 20 mg/kg diarios por vía oral, ó con dosis diarias de 5, 25 ó 75 mg/kg por vía parenteral, aunque el inicio del parto fue ligeramente retardado con 20 mg/kg por vía oral. En un estudio perinatal realizado en ratas con administración de dosis intravenosas de 5, 20 y 40 mg/kg, se observó distocia y prolongación del parto en algunas madres con dosis de 20 mg/kg (aproximadamente 5 a 15 veces la dosis recomendada en humanos) y de 40 mg/kg, pero no se presentaron con dosis de 5 mg/kg. Los trastornos en el parto se reflejaron en un ligero incremento en el número de crías muertas y disminución en la supervivencia neonatal a estos niveles de dosificación. Los efectos sobre el parto en ratas son consistentes con las propiedades de disminución de estrógenos producidas por dosis altas de fluconazol en especies específicas. Tales cambios hormonales no han sido observados en mujeres tratadas con fluconazol (ver Farmacocinética y farmacodinamia en humanos. Propiedades farmacodinámicas).

Dosis y via de administracion:

La dosis diaria de fluconazol debe basarse en la naturaleza y severidad de la infección micótica. La mayoría de los casos de candidiasis vaginal responden a tratamientos con dosis únicas. Para aquellas infecciones que requieran de dosis múltiples, el tratamiento deberá continuarse hasta que los parámetros clínicos ó los exámenes de laboratorio indiquen que la infección micótica ha sido controlada. Un periodo de tratamiento inadecuado puede causar recurrencia de la infección activa. Los pacientes con SIDA y meningitis por criptococo, así como aquellos con candidiasis orofaríngea recurrente, habitualmente requieren de un tratamiento de mantenimiento para evitar recaídas.

Uso en adultos:

a) Para meningitis por criptococo e infecciones por criptococo en otros sitios, la dosis habitual es de 400 mg el primer día, seguido de 200 a 400 mg una vez al día. La duración del tratamiento dependerá de la respuesta clínica y micológica, pero generalmente para la meningitis por criptococo es al menos de 6 a 8 semanas.

Para la prevención de recaídas de la meningitis por criptococo en pacientes con SIDA, después de que el paciente ha recibido el tratamiento primario completo, puede administrarse fluconazol en forma indefinida en dosis de 200 mg diarios.

b) Para candidemia, candidiasis diseminada y otras infecciones invasoras por Candida, la dosis habitual es de 400 mg el primer día, seguida por 200 mg diarios. Dependiendo de la respuesta clínica, la dosis puede aumentarse a 400 mg diarios. La duración del tratamiento se basa en la respuesta clínica.

c) Para candidiasis orofaríngea la dosis habitual es de 50 a 100 mg una vez al día por 7 a 14 días. Si es necesario, el tratamiento puede continuarse por periodos mayores en pacientes con compromiso severo de la función inmune. Para la candidiasis oral atrófica, asociada con placas dentales, la dosis habitual es 50 mg una vez al día por 14 días, administrada en forma concomitante con medidas antisépticas específicas para la placa dental.

Para otras infecciones de las mucosas por Candida, con excepción de la candidiasis vaginal (ver a continuación) [por ejemplo: esofagitis, enfermedad broncopulmonar no invasiva, candiduria, candidiasis mucocutánea, etc.] la dosis habitualmente efectiva es de 50 a 100 mg diarios administrados durante 14 a 30 días.

Para la prevención de recaídas de candidiasis orofaríngea en pacientes con SIDA, después de recibir un tratamiento primario completo, puede administrarse fluconazol en dosis de 150 mg una vez por semana.

d) Para el tratamiento de la candidiasis vaginal deberá administrarse fluconazol en dosis única de 150 mg.

Para reducir la incidencia de candidiasis vaginal recurrente deberá utilizarse una dosis de 150 mg una vez al mes. La duración del tratamiento deberá individualizarse, pero puede variar de 4 a 12 meses. Algunas pacientes pueden requerir dosis más frecuentes.

Para balanitis por Candida, deberá administrarse fluconazol en una sola dosis de 150 mg.

e) La dosis recomendada de fluconazol para la prevención de candidiasis es de 50 a 400 mg diarios, basados en el riesgo del paciente para desarrollar infecciones micóticas. Para pacientes con un alto riesgo de infección sistémica, por ejemplo, casos en los cuales se prevé la presencia de neutropenia severa o prolongada, la dosis diaria recomendada es de 400 mg. La administración de fluconazol deberá iniciarse varios días antes del principio de la neutropenia y continuarse por 7 días después de que la cuenta de neutrófilos se incremente por arriba de 1,000 células por mm3.

f) Para infecciones dérmicas, incluyendo Tinea pedis, corporis, cruris e infecciones por Candida, la dosis recomendada es de 150 mg en una sola dosis semanal. Normalmente, la duración del tratamiento es de 2 a 4 semanas, aunque en Tinea pedis es hasta de 6 semanas.

Para Tinea versicolor la dosis recomendada es de 300 mg una vez a la semana, por 2 semanas; en algunos pacientes puede necesitarse una tercera dosis semanal de 300 mg, mientras que en otros, puede ser suficiente con una dosis de 300 a 400 mg. Una dosis alterna es de 50 mg una vez al día durante 2 a 4 semanas.

Para Tinea unguium la dosis recomendada es de 150 mg una vez a la semana. El tratamiento deberá continuarse hasta que la uña infectada sea reemplazada (desarrollándose uña sana). Normalmente el crecimiento de las uñas de las manos y de los pies, requiere de 3 a 6 y 6 a 12 meses, respectivamente. Sin embargo, el índice de crecimiento puede variar considerablemente de un individuo a otro y también con la edad. Después de un tratamiento exitoso de infecciones crónicas a largo plazo, ocasionalmente las uñas permanecen desfiguradas.

g) Para micosis profundas endémicas, se pueden requerir dosis de 200 a 400 mg diarios hasta por 2 años. La duración del tratamiento deberá ser individualizada pero oscila entre 11 a 24 meses en coccidioidomicosis, 2 a 17 meses en paracoccidioidomicosis, 1 a 16 meses para esporotricosis y 3 a 17 meses en histoplasmosis.

Uso en niños:Al igual que con infecciones similares del adulto, la duración del tratamiento se basa en la respuesta tanto clínica como micológica. No deberá excederse la dosis máxima diaria del adulto. Fluconazol se administra en una sola dosis diaria.

Para candidiasis de las mucosas, la dosis recomendada de fluconazol es de 3 mg/kg/día. Puede utilizarse una dosis de impregnación de 6 mg/kg el primer día, para alcanzar rápidamente los niveles de estado estable.

Para el tratamiento de candidiasis sistémica y las infecciones por criptococo, la dosis recomendada es de 6 a12 mg/kg/día, dependiendo de la severidad del padecimiento.

En la prevención de infecciones micóticas en pacientes inmunocomprometidos, considerados de riesgo, debido a la consecuente neutropenia después de recibir quimioterapia o radioterapia, la dosis será de 3 a12 mg/kg/día, dependiendo de la magnitud y duración de la neutropenia inducida (ver Uso en adultos) (Para niños con insuficiencia renal, ver Uso en insuficiencia renal).

Uso en niños de 4 semanas de edad y menores:Los neonatos excretan fluconazol lentamente. En las primeras 2 semanas de vida deberá utilizarse la misma dosis en mg/kg que en niños mayores, pero administrada cada 72 horas. Durante las semanas 3 y 4 de vida, se utilizará la misma dosis administrada cada 48 horas.

Uso en ancianos:En aquellos casos donde no exista evidencia de insuficiencia renal, deberán seguirse las recomendaciones de dosis habituales. Para pacientes con insuficiencia renal (depuración de creatinina menor a 50 ml/min) el esquema de dosificación debe ajustarse como se describe a continuación.

Uso en insuficiencia renal:Fluconazol se excreta principalmente sin cambio por la orina. No es necesario hacer ajustes en el tratamiento de dosis única. En pacientes con insuficiencia renal (inclusive niños) que recibirán dosis múltiples de fluconazol, se administrará una dosis inicial de impregnación de 50 a 400 mg. Después de ésta, la dosis diaria (de acuerdo a la indicación) se basará en la siguiente tabla:

Depuración de creatinina
ml/min

Porcentaje de dosis
recomendada

> 50
? 50 (sin diálisis)
Pacientes que reciben diálisis en forma regular

100%
50%
100% después de cada sesión de diálisis

Administración:Fluconazol puede administrarse tanto por vía oral como por infusión intravenosa a velocidad no mayor de 10 ml/min, la vía dependerá del estado clínico del paciente. No es necesario modificar la dosis diaria de fluconazol cuando se cambie un paciente de la vía intravenosa a la oral, ó viceversa. La formulación de fluconazol incluye solución de cloruro de sodio al 0.9%. Cada 100 mg (frascos de 50 ml) contienen 7.5 mmol tanto de Na+ como de Cl. Puesto que fluconazol está disponible como una solución salina diluida, debe tomarse en cuenta este hecho para determinar la velocidad de la administración de la solución en aquellos pacientes que requieran restricción de sodio o de líquidos.

La infusión intravenosa de fluconazol es compatible con las siguientes soluciones:

a) Dextrosa al 20%.

b) Solución de Ringer.

c) Solución de Hartmann.

d) Solución de cloruro de potasio en dextrosa.

e) Bicarbonato de sodio al 4.2%.

f) Solución salina isotónica.

Puede infundirse fluconazol a través de un catéter por el cual se está perfundiendo alguna de las soluciones antes mencionadas. Aunque no se han apreciado incompatibilidades específicas, no se recomienda su mezcla con otros medicamentos antes de su infusión.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL:

Ha habido reportes de sobredosificación con fluconazol y en un caso, un paciente de 42 años de edad infectado con el virus de inmunodeficiencia humana presentó alucinaciones y manifestó conducta paranoide después de informar que había ingerido 8,200 mg de fluconazol. El paciente fue hospitalizado y su cuadro clínico se resolvió en 48 horas.

En caso de que ocurra sobredosificación, puede ser adecuado el tratamiento sintomático (con medidas de soporte y lavado gástrico), si es necesario.

Fluconazol se excreta principalmente en la orina; probablemente una diuresis forzada aumentará la velocidad de eliminación. Una sesión de hemodiálisis con duración de 3 horas disminuye los niveles plasmáticos en aproximadamente 50%.

Presentaciones:

Caja con frasco ámpula de 50 ml (2 mg/ml).

Leyendas de proteccion:

Su vente requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se administre durante el embarazo, lactancia. No se administre si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión o sedimentos, o si el cierre ha sido violado. Literatura exclusiva para médicos.

Laboratorio y direccion:

PFIZER, S.A. de C.V.
Km 63 Carretera México-Toluca
Zona Industrial
50140 Toluca, Edo. de México
® Marca registrada

:

Reg. Núm. 518M89, SSA
093300CO014407/IPPA

Definiciones médicas / Glosario
  1. CANDIDIASIS, Está producida por la levadura Candida albicans, un hongo que seencuentra en la piel de las personas normales.
  2. ELECTROCARDIOGRAMA, Constituye una útil ayuda para el diagnóstico o para excluir la posibilidad que un dolor en el pecho tenga su origen en un ataque cardíaco.
  3. EDEMA, Es la tumefacción de los tejidos debido a un aumento del líquido existente en ellos y suele aparecer tras una lesión.
  4. HEMATURIA, Es la presencia de sangre en la orina.
  5. ICTERICIA, Es la pigmentación amarilla del blanco de los ojos o de la piel, provocada por un exceso de bilirrubina en la sangre que acaba depositándose en los tejidos.
  6. PALADAR HENDIDO, Su origen es debido a problemas genéticos, enfermedades maternasdurante el embarazo, medicamentos, medicamentos ingeridos durante la gestación y en menos grado a problemas hereditarios.
  7. RADIOTERAPIA, Es el método terapéutico que emplea los rayos X y otras formas deradiación para el tratamiento de los tumores.
  8. SANGRE, El organismo contiene alrededor de 7 litros de sangre, compuesta en un 50% por plasma y en otro 50% por células.
  Medicamentos