Corgard Tabletas

Para qué sirve Corgard Tabletas , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

CORGARD

TABLETAS
Tratamiento de la hipertensión arterial y la angina de pecho

BRISTOL-MYERS SQUIBB DE MEXICO, S. de R.L. de C.V. (DIVISION SQUIBB)

Denominacion generica:

Nadolol.

Forma farmaceutica y formulacion:

Cada tableta contiene:

Nadolol …………………. 40 y 80 mg

Excipiente, cbp ……….. 1 tableta

Descripción:CORGARD* (nadolol) es un bloqueador no selectivo de los receptores ?-adrenérgicos de origen sintético, designado químicamente como 1-(terbutilamino)-3-((5,6,7,8-tetrahidro-cis-6,7-dihidroxi-1 -naftil) oxi)-2-propanol.

Indicaciones terapeuticas:

  • Angina de pecho: CORGARD* (nadolol) está indicado para el manejo a largo plazo de los pacientes con angina de pecho.
  • Hipertensión: CORGARD* (nadolol) está indicado en el manejo de la hipertensión; se puede usar solo o en combinación con otros agentes antihipertensivos, especialmente los diuréticos del tipo de las tiacidas.
  • Arritmias: Para el tratamiento de taquiarritmias cardiacas, asociadas a sobre estimulación simpática.
  • Migraña: Para el manejo profiláctico de la cefalea migrañosa.
  • Hipertiroidismo (tirotoxicosis): Para el alivio de los síntomas del hipertiroidismo y la preparación preoperatoria de los pacientes hipertiroideos pre tiroidectomía. Nadolol puede usarse conjuntamente con la terapia antitiroidea convencional.

Farmacocinetica y farmacodinamia en humanos:

CORGARD* (nadolol) es un agente no cardioselectivo que inhibe tanto a los receptores ?1, localizados principalmente en el miocardio, así como a los receptores ?2 localizados principalmente en la musculatura bronquial y vascular. No está dotado de actividad simpaticomimética intrínseca ni de efectos estabilizadores de membrana.

CORGARD* (nadolol) compite específicamente con los agonistas de los receptores ?-adrenérgicos, por los sitios disponibles de los receptores.

Estudios en humanos y en animales, han demostrado que CORGARD* disminuye la frecuencia sinusal y deprime la conducción AV (auriculoventricular).

Es de utilidad en el manejo a largo plazo de muchos pacientes con angina de pecho, ya que bloquea los incrementos en la frecuencia cardiaca inducidos por catecolaminas, así como también disminuye la velocidad y magnitud de la contracción cardiaca y la tensión arterial; CORGARD* generalmente reduce los requerimientos de oxígeno del corazón a un nivel dado de esfuerzo. Por otro lado CORGARD* puede aumentar los requerimientos de oxígeno mediante el incremento en la distensión de la fibra ventricular y de la presión diastólica final, particularmente en pacientes con insuficiencia cardiaca.

Aunque el bloqueo del receptor ?-adrenérgico es de utilidad en el tratamiento de la angina de pecho e hipertensión, existen situaciones en las cuales la estimulación simpática es vital y por lo tanto la terapia con ?-bloqueadores no es apropiada, como por ejemplo en pacientes con corazones severamente dañados, la adecuada función entricular puede depender de la actividad simpática.

El bloqueo ?-adrenérgico puede empeorar el bloqueo AV, evitando los necesarios efectos facilitadores de la conducción producidos por la estimulación simpática. El bloqueo ?-adrenérgico produce constricción bronquial pasiva en pacientes con broncoespasmo y puede interferir en estos pacientes con broncodilatadores exógenos o endógenos. El bloqueo ? controla los síntomas asociados al hipertiroidismo, incluyendo temblor, ansiedad y debilidad muscular. El mecanismo de acción de los ?-bloqueadores en la prevención de la migraña no se conoce, así como tampoco se conoce la etiología misma de la migraña, pero al parecer los eventos vasculares relacionados a la migraña son secundarios a la liberación neurógena de substancias vasoactivas.

La actividad antiarrítmica clase II de los ?-bloqueadores obedece primariamente a su selectividad para bloquear la modulación ?-adrenérgica del nodo auriculoventricular, lo cual incrementa el periodo refractario del nodo AV.

Por medio del bloqueo de los incrementos producidos por las catecolaminas, en frecuencia cardiaca, velocidad y extensión de la contracción miocárdica, y en el aumento de la presión sanguínea, CORGARD* (nadolol) disminuye los requerimientos de oxígeno del corazón en cualquier nivel de esfuerzo, siendo útil para muchos pacientes en el manejo a largo plazo de la angina de pecho. Por otro lado, el nadolol puede aumentar los requerimientos de oxígeno por el aumento de la longitud de las fibras del ventrículo izquierdo y el aumento de la presión diastólica, particularmente en pacientes con insuficiencia cardiaca.

Aunque el bloqueo de los receptores ?-adrenérgicos es útil en el tratamiento de la angina y de la hipertensión, también hay situaciones en las cuales la estimulación simpática es vital. Por ejemplo, en pacientes con daño cardiaco severo, la función ventricular adecuada puede depender de la actividad simpática. El bloqueo ?-adrenérgico puede empeorar el bloqueo auriculoventricular al evitar los efectos facilitadores necesarios de la actividad simpática sobre la conducción. El bloqueo de los receptores ?2-adrenérgicos produce contracción bronquial pasiva interfiriendo con la actividad broncodilatadora adrenérgica endógena en pacientes sujetos a broncospasmo y también puede interferir con los broncodilatadores exógenos.

La absorción del nadolol después de la dosis oral es variable, promediando 30%. Las concentraciones séricas máximas de nadolol ocurren habitualmente 3 a 4 horas después de su administración oral y la presencia de alimento en el tracto gastrointestinal no afecta la absorción de nadolol. Aproximadamente 30% de nadolol presente en el suero se une en forma reversible a las proteínas plasmáticas.

A diferencia de muchos otros fármacos bloqueadores ?-adrenérgicos, el nadolol no se metaboliza en el hígado y se excreta sin cambios principalmente por vía renal. La vida media de la dosis terapéutica del nadolol es aproximadamente de 20 a 24 horas, permitiendo una dosificación diaria. Debido a que el nadolol se excreta predominantemente por la orina, su vida media aumenta en la insuficiencia renal. Las concentraciones séricas en estado estable de nadolol, se alcanzan en 6 a 9 días, con una dosis de una vez al día en pacientes con función renal normal. Debido a la absorción variable y a la respuesta individual diferente, la dosis apropiada se debe determinar por titulación.

CORGARD* tiene baja liposolubilidad determinada mediante el coeficiente de partición de octanol/agua (0.71). La cantidad que logra pasar la barrera hematoencefálica es limitada, comparada con otros ?-bloqueadores menos hidrofílicos; esto puede contribuir a una menor incidencia de efectos colaterales en el SNC.

Contraindicaciones:

Nadolol está contraindicado en el asma bronquial, bradicardia sinusal y bloqueo ariculoventricular mayor que de primer grado, así como en el choque cardiogénico y en la insuficiencia cardíaca manifiesta.

Advertencias:

Pacientes con historia de insuficiencia cardiaca: La estimulación simpática puede ser un componente vital para el mantenimiento de la función circulatoria, en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva, el bloqueo ? puede empeorar la insuficiencia cardiaca. Aunque los ?-bloqueadores se deben evitar en la insuficiencia cardíaca congestiva manifiesta, si es necesario, se pueden utilizar con gran precaución en pacientes con historia de insuficiencia cardiaca y que están compensados, habitualmente con digital y diuréticos. Los fármacos ?-adrenérgicos no suprimen la acción inotrópica de la digital sobre el músculo cardíaco.

En pacientes sin historia de insuficiencia cardiaca, la continua depresión miocárdica por ?-bloqueadores durante un periodo puede provocar insuficiencia cardiaca en algunos casos, por lo tanto al primer signo o síntoma de insuficiencia cardiaca, el paciente debe ser digitalizado y/o tratado con diuréticos y se debe observar estrechamente la respuesta. Si la insuficiencia cardiaca continúa a pesar de digitalización y diuresis adecuada, CORGARD* deberá de ser retirado (gradualmente si es posible).

Exacerbación de la cardiopatía isquémica después de la suspensión brusca: Se ha observado hipersensibilidad a las catecolaminas en pacientes que suspenden el tratamiento con ?-bloqueadores. Ha habido exacerbación de la angina, hipertensión y en algunos casos, infarto del miocardio después de la suspensión brusca de este tratamiento. Cuando se suspende el nadolol administrado en forma crónica, particularmente en pacientes con cardiopatía isquémica, se debe disminuir la dosis gradualmente por un periodo de 1 a 2 semanas y se debe vigilar al paciente estrechamente. Si la angina empeora en forma importante o se desarrolla insuficiencia coronaria aguda, se debe reinstalar el tratamiento con nadolol rápidamente, por lo menos temporalmente y se deben tomar otras medidas apropiadas para el manejo de la angina inestable. Se deberá advertir a los pacientes de no interrumpir o suspender el tratamiento sin el consentimiento de su médico. Debido a que la enfermedad coronaria es común y puede no ser reconocible, es prudente que el tratamiento con nadolol no se suspenda bruscamente, aún en pacientes que lo reciben sólo para hipertensión.

Broncoespasmo no alérgico (por ejemplo, bronquitis crónica, enfisema): Los pacientes con enfermedades broncoespásticas por lo general no deben recibir ?-bloqueadores. Ya que pueden bloquear la broncodilatación producida por la estimulación de los receptores ?2, por catecolaminas endógenas o exógenas.

Cirugía mayor: Debido a que el bloqueo ? altera la capacidad del corazón para responder a estímulos reflejos y puede aumentar los riesgos de la anestesia general y de los procedimientos quirúrgicos, produciendo hipotensión prolongada o gasto cardiaco bajo, se ha sugerido generalmente que este tratamiento se suspenda varios días antes de la cirugía. Sin embargo, el reconocimiento del aumento de la sensibilidad a las catecolaminas en pacientes a los que se les suspendió recientemente el tratamiento con ?-bloqueadores, ha hecho que esta recomendación sea controversial.

Si es posible, los ?-bloqueadores deben ser suspendidos antes de que se realice la cirugía. En caso de cirugía de emergencia, se debe informar al anestesiólogo que el paciente está en tratamiento con ?-bloqueadores. Los efectos del nadolol se pueden revertir con la administración de agonistas de los receptores ? como el isoproterenol, dopamina, dobutamina o levarterenol. También se ha reportado la dificultad para reiniciar y mantener los latidos cardiacos, con los fármacos bloqueadores de los receptores ?-adrenérgicos. (Una excepción para el párrafo anterior es la cirugía tiroidea (ver Indicaciones: Hipertiroidismo, dosis y administración: Hipertiroidismo)

Diabetes e hipoglucemia: El bloqueo ?-adrenérgico puede evitar la aparición de signos y síntomas de alerta (como taquicardia y cambios en la presión sanguínea) de la hipoglucemia aguda. Esto es especialmente importante en diabéticos lábiles. El bloqueo ? también disminuye la liberación de insulina en respuesta a la hiperglucemia; por lo tanto, puede ser necesario ajustar la dosis de los fármacos hipoglucemiantes.

Tirotoxicosis: El bloqueo ?-adrenérgico puede enmascarar ciertos signos clínicos del hipertiroidismo (por ejemplo, taquicardia). La suspensión abrupta del nadolol en pacientes tiroideos puede precipitar una tormenta tiroidea.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lact

Embarazo: No se han realizado hasta el momento estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. En estudios de reproducción animal con nadolol, se encontró evidencia de embrio y fetotoxicidad en conejos, pero no en ratas ni en hámsters, a dosis de 5 a 10 veces mayores a la dosis máxima indicada en humanos (en base a mg/kg). No se observó potencial teratogénico en ninguna de estas especies. Nadolol deberá utilizarse durante el embarazo, solamente si los beneficios potenciales justifican los riesgos potenciales al feto. Los neonatos nacidos de madres que recibieron nadolol durante el parto, han presentado bradicardia, hipoglucemia y síntomas asociados.

Lactancia: Nadolol se excreta en la leche materna. Debido a los efectos adversos potenciales en los niños en lactancia, se deberá de tomar la decisión de descontinuar el tratamiento o descontinuar la lactancia, tomando en cuenta la importancia del uso de nadolol para la madre.

En estudios de reproducción animal con nadolol, se encontró evidencia de embriotoxicidad y fetotoxicidad en conejos, pero no en ratas y hámsters, con dosis 5 a 10 veces mayores (en base a mg/kg) que la dosis máxima humana indicada. No se vio potencial teratogénico en ninguna de estas especies. No hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. El nadolol se puede utilizar durante el embarazo si el beneficio potencial justifica el posible riesgo para el feto. Los neonatos cuyas madres recibieron nadolol en el momento del parto presentaron bradicardia, hipoglucemia y síntomas asociados.

El nadolol se excreta en la leche humana. Debido a los posibles efectos adversos en lactantes, se debe tomar la decisión de suspender la lactancia o de interrumpir el tratamiento sin olvidar la importancia de CORGARD* para la madre.

Reacciones secundarias y adversas:

La mayoría de los efectos adversos han sido leves y transitorios y rara vez se ha requerido de la suspensión del tratamiento.

El porcentaje mostrado a continuación se basa de una población estudiada de 1,440 pacientes que tomaban nadolol en estudios clínicos.

Cardiovasculares: Habitualmente hay bradicardia con frecuencia cardiaca de menos de 60 latidos por minuto y la menor de 40 por minuto y/o bradicardia sintomática se observó aproximadamente en 2% de los pacientes. Se han presentado síntomas de insuficiencia vascular periférica, generalmente del tipo Raynaud, en aproximadamente 2% de los pacientes. Ha habido insuficiencia cardiaca, hipotensión y alteraciones del ritmo y de la conducción en aproximadamente 1% de los pacientes. Se han reportado casos de bloqueo cardíaco de primer y tercer grado; la intensificación del bloqueo auriculoventricular es un efecto conocido de los ?-bloqueadores.

Sistema nervioso central: Se ha reporatado mareo o fatiga en aproximadamente 2% de los pacientes; y parestesias, sedación y cambios de la conducta en aproximadamente 0.6% de los pacientes.

Respiratorias: El broncoespasmo se ha reportado en aproximadamente 0.1% de los pacientes.

Gastrointestinales: Se han reportado náusea, diarrea, malestar abdominal, constipación, vómito, indigestión, anorexia, distensión y flatulencia en 0.1 a 0.5% de los casos.

Misceláneos: Lo siguiente se ha reportado en 0.1 a 0.5% de los pacientes: erupción, prurito, cefalea, sequedad de boca, ojos o piel, impotencia o disminución de la libido, edema facial, aumento de peso, habla farfullante, tos, congestión nasal, sudoración, tinnitus, visión borrosa. En ocasiones se ha reportado alopecia reversible.

Las siguientes reacciones adversas se han reportado en pacientes que toman nadolol y/o fármacos ?-bloqueadores adrenérgicos, pero no se ha establecido una relación causal con el nadolol:

Sistema nervioso central: Depresión mental reversible que progresa a la catatonia, alteraciones visuales, alucinaciones; un síndrome reversible agudo caracterizado por desorientación en tiempo y espacio, pérdida de la memoria inmediata, labilidad emocional con sensibilidad ligeramente alterada y disminución de la ejecución de pruebas neuropsicométricas.

Gastrointestinales: Trombosis arterial mesentérica, colitis isquémica, enzimas hepáticas aumentadas.

Hematológicas: Agranulocitosis, púrpura trombocitopénica y no trombocitopénica.

Alérgicas: Fiebre, dolor e inflamación faríngea, laringoespasmo, dificultad respiratoria.

Misceláneas: Erupción penfigoide, reacción hipertensiva en pacientes con feocromocitoma, alteraciones del sueño, enfermedad de Peyronie.

El síndrome oculomucocutáneo asociado con el beta-blo- queador practolol no se ha reportado con nadolol.

Interacciones medicamentosas y de otro genero:

Puede haber interacción cuando los ?-bloqueadores se administran en forma concomitante con los siguientes fármacos:
  • Anestésicos generales: Exacerbación de la hipotensión inducida por los anestésicos generales.
  • Fármacos para la diabetes (fármacos orales y la insulina): Hipoglucemia o hiperglucemia; hay que ajustar la dosis de los fármacos para la diabetes.
  • Agentes antimuscarínicos: Pueden antagonizar la bradicardia causada por los ?-bloqueadores.
  • Bloqueadores de los canales de calcio: Los bloqueadores de los canales de calcio generalmente potencializan los efectos farmocológicos de los ?-bloqueadores. Los pacientes que toman ambos agentes deberán ser cuidadosamente vigilados en busca de efectos adversos cardiovasculares.
  • Fármacos que producen disminución de catecolaminas (por ejemplo, la reserpina): Efecto aditivo; vigilar estrechamente buscando evidencia de hipotensión y/o bradicardia excesiva (por ejemplo, vértigo, síncope, hipotensión postural).
  • Otros agentes antiarrítmicos: Puede existir efecto aditivo o antagonista.

Otros agentes antihipertensivos:

  • Diuréticos: Cuidadosamente determinar si existen efectos aditivos.
  • Lidocaína IV: Puede ocurrir disminución significante de la depuración de lidocaína cuando se administran ?-bloqueadores concurrentemente.
  • Inhibidores de la MAO: Han ocurrido casos aislados de bradicardia cuando se usan concurrentemente ?-bloqueadores e inhibidores de la MAO.
  • Agentes antiinflamatorios no esteroides: Los efectos antihipertensivos de los ?-bloqueadores pueden reducirse con la administración concomitante de indometacina y posiblemente otros AINES.
  • Fenotiazinas y otros agentes antipsicóticos: Han ocurrido efectos hipertensivos aditivos con otros ?-bloqueadores cuando se administran concurrentemente con fenotiazinas o haldol.
  • Agentes vasoconstrictores: Sus efectos pueden ser aditivos (por ejemplo, con alcaloides de ergotamina).

Precauciones:

Insuficiencia renal: Nadolol deberá ser usado con precaución en pacientes con insuficiencia renal (ver Dosis y vía de administración).

Tratamiento de reacción anafiláctica: Cuando se administran ?-bloqueadores a pacientes con historia de reacciones anafilácticas severas, éstos pueden ser más reactivos a una nueva exposición, ya sea accidental, diagnóstica o terapéutica. Estos pacientes pudieran no tener respuesta a las dosis habituales de epinefrina utilizadas en el manejo de la reacción anafiláctica.

Nota: La epinefrina combinada con ?-bloqueadores no cardioselectivos, como el nadolol, puede causar un episodio hipertensivo seguido de bradicardia.

Alteraciones en los resultados de pruebas de labor

No hay información de alteraciones significativas de las pruebas de laboratorio con la administración de nadolol.

Precauciones en relacion con efectos de carcinogen

En estudios toxicológicos a largo plazo (1 a 2 años) por vía oral, realizados en ratones, ratas y perros, el nadolol no produjo ningún efecto tóxico significativo. En estudios de carcinogénesis realizados por dos años en ratas y ratones, el nadolol no produjo lesiones neoplásicas, preneoplásicas y no neoplásicas patológicas. En estudios de fertilidad y de la función reproductora general realizados en ratas, el nadolol no produjo efectos adversos.

Información para los pacientes: Los pacientes deberán ser advertidos de no interrumpir o descontinuar el tratamiento con nadolol sin consultar antes a su médico; esto es especialmente importante en pacientes con evidencia de insuficiencia coronaria.

El paciente deberá también ser advertido de que si accidentalmente durante el curso del tratamiento olvida una dosis, NO tomar el doble de la dosis, ni tampoco tomar la dosis olvidada, si se encuentra en el periodo de las 8 horas previas a su siguiente dosis.

Aunque la insuficiencia cardiaca raramente se presenta en los pacientes que han sido bien seleccionados, los pacientes que reciben ?-bloqueadores, deberán ser entrenados para reportar a su médico el primer signo o síntoma de insuficiencia cardiaca (por ejemplo, disnea, especialmente al ejercicio o al estar acostados, tos nocturna, edema de miembros inferiores).

Los diabéticos deberán ser informados que CORGARD* puede enmascarar los signos de hipoglucemia o alterar los niveles de glucosa sanguínea. Los pacientes con alergia a alimentos, medicamentos o picaduras de insectos venenosos, deberán ser informados de acudir con su médico inmediatamente si aparece una reacción alérgica severa.

Dosis y via de administracion:

Dosis: La dosis debe ser individualizada. CORGARD* (nadolol) se puede administrar sin importar la relación con los alimentos.

Angina de pecho: La dosis habitual inicial es de 40 mg de CORGARD* (nadolol) una vez al día. La dosis se puede aumentar gradualmente con incrementos de 40 a 80 mg en intervalos de 3 a 7 días, hasta que se obtenga la respuesta clínica óptima o exista una disminución importante de la frecuencia cardiaca. La dosis usual de mantenimiento es de 40 a 80 mg una vez al día. Pueden ser necesarias dosis mayores de 160 ó 240 mg al día. No se ha establecido la utilidad y seguridad de dosis mayores de 240 mg al día en el angor pectoris. Si se tiene que suspender el tratamiento, la dosis se debe disminuir gradualmente en un periodo de una a dos semanas (ver Precauciones).

Hipertensión: La dosis inicial habitual es de 40 mg de CORGARD* (nadolol) una vez al día, ya sea utilizado solo o con un diurético. La dosis puede aumentarse gradualmente con incrementos de 40 a 80 mg hasta que se logre la disminución óptima de la presión sanguínea. La dosis usual de mantenimiento es de 40 a 80 mg una vez al día. Pueden ser necesarias dosis mayores de 240 o 320 mg administradas una vez al día.

Arritmia: Inicialmente se recomiendan 40 mg una vez al día, pero puede incrementarse si es necesario hasta 160 mg una vez al día Si ocurriera bradicardia, la dosis se deberá de disminuir a 40 mg una vez al día.

Migraña: La dosis inicial es de 40 a 80 mg/día; la dosis de mantenimiento es de 80 a 160 mg/día. Si no se obtiene una respuesta satisfactoria después de 4 ó 6 semanas a la dosis máxima, se deberá suspender (gradualmente) la terapia con nadolol.

Hipertiroidismo: El rango de dosis es de 80 ó 160 mg una vez al día. Para la preparación de los pacientes paratiroidectomía parcial, nadolol deberá de administrase conjuntamente al ioduro de potasio durante un periodo de 10 días previos a la cirugía. Nadolol deberá ser administrado por la mañana el día de la cirugía. La dosificación postoperatoria de nadolol deberá de reducirse gradualmente y luego suspenderse una vez que el paciente se haya estabilizado.

Pacientes de edad avanzada: CORGARD* es excretado por los riñones, consecuentemente, la dosis deberá ser ajustada en caso de insuficiencia renal severa. Puede ser apropiado reducir en alguna medida la dosis diaria de nadolol, en pacientes de edad avanzada, ya que la disminución de la función renal, es una consecuencia fisiológica del envejecimiento.

Uso pediátrico: La eficacia y seguridad en niños no se ha establecido.

Ajuste de la dosis en insuficiencia renal: El nadolol se excreta principlamente por vía renal. Se recomiendan los siguientes intervalos de las dosis en insuficiencia renal:

Depuración de creatinina
(ml/min/1.73 m2)

Intervalo de la dosis
(horas)

mayor de 50

24

31 a 50

24 a 36

10 a 30

24 a 48

menor de 10

40 a 60

Vía de administración:

Oral.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL:

Además del lavado gástrico, se deben emplear las siguientes medidas, en la forma apropiada. Para determinar la duración del tratamiento correctivo, se debe tomar en cuenta la larga duración del efecto del nadolol.

Bradicardia excesiva: Administrar atropina (0.25 a 1.0 mg). Si no hay respuesta al bloqueo vagal, hay que administrar isoproterenol cuidadosamente.

Insuficiencia cardiaca: Administrar un glucósido, digitálico y un diurético. Se ha reportado también que el glucagón puede ser útil en esta situación.

Hipotensión: Si la admninistración de líquidos es ineficaz, se deberán administrar vasopresores como la dopamina, dobutamina, levarterenol o isoproterenol. Existe evidencia farmacológica de que la norepinefrina (levarterenol) puede ser el fármaco de elección.

Broncoespasmo: Administrar un fármaco estimulante (agonista) ?2 y/o un derivado de la teofilina.

El nadolol se puede extraer de la circulación general por hemodiálisis.

Presentaciones:

Frasco con 15 tabletas de 40 mg.

Frasco con 15 tabletas de 80 mg.

Recomendaciones sobre almacenamiento:

Almacenar a temperatura ambiente; evitar el calor excesivo. Proteger de la luz; mantener el frasco firmemente cerrado.

Leyendas de proteccion:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos.

Laboratorio y direccion:

Hecho en México por: BRISTOL-MYERS SQUIBB DE MEXICO, S. de R.L. de C.V.
(DIVISION SQUIBB)
Av. Revolución Núm. 1267
Colonia Tlacopac
01040 México, D.F.
* Marca registrada

:

Reg. Núm. 90922, SSA
AEA-29573/94/IPPA
Definiciones médicas / Glosario
  1. EDEMA, Es la tumefacción de los tejidos debido a un aumento del líquido existente en ellos y suele aparecer tras una lesión.
  Medicamentos