Azitromicina Genfar

Para qué sirve Azitromicina Genfar , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Tabletas 500 mg:

cada tableta contiene: Azitromicina 500 mg.

Suspensión:

cada 5 ml de suspensión reconstituida contiene: Azitromicina 200 mg.

Indicaciones:

Azitromicina Genfar® es eficaz en infecciones del tracto respiratorio superior e inferior, piel y anexos cutáneos; enfermedades de transmisión sexual y en general, en procesos infecciosos bacterianos causados por gérmenes susceptibles, aerobios, anaerobios, gram-positivos, gram-negativos, Clamydias y Neisserias.

Acción Terapéutica:

Macrólido de última generación (azálidos), más activa que la eritromicina, que actúa inhibiendo la síntesis de proteínas y la translocación de péptidos bacterianos.

Presentaciones:

Tabletas 500 mg:

envase conteniendo 3 tabletas.

Suspensión:

envase conteniendo polvo para reconstituir por 15 ml.

Posología:

Azitromicina Genfar® en adultos, 500 mg en dosis única cada 24 horas, por 3 días consecutivos, 1 hora antes ó 2 horas después de comidas. A criterio del médico se puede prolongar el tratamiento hasta por 6 días. En infecciones genitales por Clamydia o Neisseria, 2 tabletas de 500 mg en dosis única, y de ser posible dar tratamiento a la pareja. Azitromicina Genfar® Suspensión en niños, 10 mg/kg de peso cada 24 horas durante 3-6 días.
  Medicamentos