Aldecina

Para qué sirve Aldecina , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

(Beclometasona dipropionato)

DescripciÓn

: ALDECINA SPRAY NASAL es un artefacto manual que sirve para impeler una suspensión microcristalina de dipropionato de beclometasona en un medio acuoso que contiene celulosa microcristalina, carboximetilcelulosa, glicerina, glicol propileno, citrato de sodio, ácido cítrico, polisorbato 80, cloruro de benzalconio y agua purificada. Por medio de un adaptador nasal especial, se pone en acción un mecanismo que provee 50 mcg de dipropionato de beclometa­sona en cada inhalación. Un frasco de ALDECINA SPRAY NASAL , atomizador acuoso nasal, contiene por lo menos 200 dosis calibradas.

AcciÓn

: El dipropionato de beclometasona, un corticosteroide halogenado sintético, ha demostrado tener propiedades antiinflamatorias en el tracto respiratorio.

Indicaciones y usos

: ALDECINA SPRAY NASAL está indicado para el alivio de los síntomas producidos por la rinitis alérgica estacional o perenne y por la rinitis vasomotora, no alérgica.
También puede emplearse, como medida auxiliar, en el tratamiento médico o quirúrgico de los pólipos nasales o para evitar la recidiva de pólipos nasales después de la extirpación quirúrgica.

AdministraciÓn y posologÍa

: NO USAR DOSIS MAYOR DE LA RECOMENDADA. AGÍTESE ANTES DE USARSE.
La dosis usual para adultos y para niños mayores de 6 años es una rociada (50 mcg) en cada fosa nasal, de dos a cuatro veces al día.
Los efectos terapéuticos de ALDECINA SPRAY NASAL, al contrario de los desconges­tionantes usuales, no son inmediatos. El alivio de la sinto­matología de rinitis usualmente se hace evidente al cabo de unos pocos días después del inicio de la terapia, pero podría de­morar hasta dos semanas.
El atomizador acuoso nasal, spray nasal, no debe continuar usándose por más de tres semanas si no se ha produci­do una mejoría significativa. Los pacientes deben entender claramente cómo funciona y cómo se usa la bomba rociadora.
Los médicos deben señalar a los pacientes la necesidad de usar ALDECINA SPRAY NASAL, atomizador acuoso nasal, de manera regular y sistemática. Antes de usar el spray nasal, es imperativo que las fosas nasales estén limpias, lo cual se logra sonándose la nariz o tomando otras medidas recomendadas por su médico, como por ejemplo, el uso de vasoconstrictores.
Para que ALDECINA SPRAY NASAL sea efectivo en el tratamiento de los pólipos nasales, el medicamento aerosol debe penetrar en la nariz, por lo tanto, el tratamiento de pólipos nasales con ALDECINA SPRAY NASAL debe considerarse como terapia adjunta a la resección quirúrgica o a otras medidas usadas para permitir una penetra­ción efectiva del atomizador acuoso nasal en la nariz. Los pólipos nasales pueden recurrir después de cualquier forma de tratamiento.
Pacientes que reciben corticoste­roides: En vista de que el uso prolongado de ACTH o corticos­teroides sistémicos puede producir una supresión del eje hipotalámico suprarrenal (EHS) se deber tener un cuidado especial al reemplazar la terapia sistémica por la tópica con el spray nasal. Se sabe que la supresión del EHS puede llegar a durar hasta 12 meses.
Durante la primera semana se debe aplicar el spray nasal al mismo tiempo que se continúa con el tratamiento sistémico de corticosteroides. Posteriormente se deberá mantener el régimen tópico a la vez que se empiece a reducir a una dosis mínima la terapia sistémica en forma gradual o una tasa que no exceda 0,1 mg de betame­tasona (o su equivalente), a intervalos de 1‑2 semanas. En caso de pacientes que reciban ACTH, el cambio debe hacerse de manera similar, por medio de una reducción gradual.
Es necesario hacer mucho énfasis sobre la importancia de disminuir lentamente la terapia sis­témica. Dichos pacientes deben ser observados cuidadosamente con el fin de detectar señales objetivas de insuficiencia suprarrenal. Si se encuentran evidencias de insuficiencia suprarrenal, la dosis de corticosteroides sistémicos debe incrementarse temporalmente y la eventual suspensión deberá llevarse a cabo más lentamente.

Reacciones adversas

: La reacción adversa que se ha observado con más frecuencia al usar ALDECINA SPRAY NASAL ha sido irritación nasofaríngea. En raras ocasiones se han informado casos de rinorrea, congestión nasal, episodios pasajeros de estornudos, epistaxis, cefaleas, sensación de cabeza liviana, lagrimeo y náuseas.
También se han observado casos raros de reacciones de hipersensibilidad inmediata o demorada, como urticaria, erupción cutánea, angio­­­­­‑ e­de­ma y broncospasmo tras usar el dipropionato de beclometasona por vía intranasal. En raras ocasiones se han dado casos de reacciones locali­zadas en la nariz y en la faringe causadas por Candida albicans. Casos sumamente raros de sibilancias, perforación del septonasal y de aumento de la tensión intraocular se han infor­mado tras la aplicación de aerosoles de corticos­teroides.

Contraindicaciones

: El uso de este medicamento está contraindicado si hubiera hipersensibilidad hacia cualquiera de los ingredientes de este producto.

Precauciones

: ALDECINA SPRAY NASAL no debe usarse si existe una infección, no tratada, de la mucosa nasal. Se debe tener mucho cuidado al cambiar de un tratamiento sistémico prolongado con corticosteroides al uso tópico de estos fármacos por medio del uso del spray na­-sal. Después de un tratamiento de larga duración con corticoste­roides sistémicos, suelen transcurrir varios meses antes de que se recupere la función del EHS.
Durante este periodo de supresión del EHS los pacientes pueden presentar síntomas y signos de insuficiencia suprarrenal. Bajo tales circunstancias, se debe reanudar la administración de los corticosteroides sistémicos y tomar cualquier otra medida terapéutica pertinente.
Durante el periodo de transición de la terapia sistémica al spray nasal, algunos pacientes pueden experimentar síntomas generales de privación a pesar de sentir alivio de los síntomas nasales y será necesario que se les exhorte a continuar la terapia tópica con ALDECINA SPRAY NASAL. Dicho cambio puede desenmascarar además otras manifestaciones alérgicas preexistentes que fueron previamente suprimidas por la corticoterapia sistémica.
Si se sobrepasan las dosis recomendadas para el uso de beclometasona nasal o si algunos individuos son particularmente sensibles o susceptibles en virtud de una corticotera­pia sistémica reciente o actual, es posible que se produzcan síntomas de hipercorticismo como irregularidades menstruales en raras ocasiones, lesiones cutáneas del acné y apariencias físicas ?cushin­goides?. Si se llegan a producir esos cambios, el uso de ALDECINA SPRAY NASAL debe suspen­der­se lentamente, de acuerdo con el procedimien­to ya aceptado para la reducción de la corticoterapia oral. Como debe ser el caso cuando se usa cualquier tratamiento prolongado, después de usar ALDECINA SPRAY NASAL durante varios meses o más, los pacientes deben ser examinados periódicamente con el fin de descubrir daños o lesiones a la mucosa nasal. Si se establece que hay una infección micótica circunscrita a la naso­fa­­ringe, se debe descontinuar el tratamiento con el atomizador acuoso nasal, o instituir un tratamiento apropiado. Si persistiera un cuadro de irri­tación nasofaríngea, tal vez sea necesario suspender el tratamiento con el atomiza­dor ­nasal.
El dipropionato de beclometasona puede pasar a la circulación y aunque los efectos sistémicos han sido mínimos cuando se usa la posología recomendada, esta complicación potencial aumenta cuando se usan dosis excesivas y puede que se llegue a suprimir la función del eje EHS. En vista de que los corticosteroides interfieren con la cicatrización de las heridas, aquellos pacientes que presenten úlceras del septonasal, que hayan sufrido trauma nasal o que sean sometidos a cirugía nasal, no deben ser tratados con corticosteroides intranasales hasta que las heridas o lesiones hayan cicatrizado. No se ha establecido que hay seguridad o que el medicamento sea inocuo si se usa en niños menores de seis años.
Los corticosteroides pueden causar inmunosu­presión y debido a ello, los pacientes bajo tratamiento con estos fármacos deben ser advertidos del riesgo potencial que confrontan si se exponen a ciertas infecciones (como por ejemplo varicela o sarampión). En esos casos deben consultar a su médico, especialmente cuando se trata de niños.

Uso durante embarazo o lactancia

: El dipropionato de beclometasona durante el embarazo, durante la lactancia, o en mujeres en edad de gestar, requiere que los beneficios del fármaco se pongan en la balanza contra los riesgos potenciales a la madre, al feto o al lactante.
Los lactantes nacidos de madres que han recibido corticosteroides durante el embarazo deben observarse cuidadosamente para descubrir signos de hipoadrenalismo.
Se debe proceder con mucha cautela si se decide administrar ALDECINA SPRAY NASAL a mujeres que están amamantando.

PresentaciÓn

: Frasco con 200 atomiza­ciones.
Mantener fuera del alcance de los niños.
Almacénese entre 2 y 30°C.
Protéjase del con­gelamiento.

Aldecina spray nasal

: Marca de beclome­tasona dipropionato.

Uso tÓpico intranasal solamente

.

InformaciÓn necesaria en casos de sobredo

­SIS: Cuando ALDECINA SPRAY NASAL, atomi­zador acuoso nasal, se usa en forma excesiva pueden aparecer manifestaciones de hipercor­ticismo o de supresión suprarrenal.
Si tal cosa ocurriera, la posología debe reducirse de manera gradual, igual como se hace para reducir la terapia de corticosteroides orales.
La dosis letal de beclometasona dipropionato (LD50 ) es mayor de 1 g/kg en el caso de roedores.

Schering

-PLOUGH, S. A.
* Marca de fábrica
Definiciones médicas / Glosario
  1. CANDIDA ALBICANS, Nombre biológico del hongo que produce las aftas.
  2. FARINGE, Es la región situada en la zona posterior de la nariz, lengua y laringe. La base del cráneo se encuentra sobre ella y la columna vertebral del cuello por detrás.
  3. VARICELA, Es una enfermedad infecciosa frecuente, sobre todo durante la infancia. Por lo general posee un carácter leve, y el niño es más contagioso justo antes de que aparezcan las características manchas, momento en que el paciente se encuentra ligeramente mal pero no lo suficiente como para permanecer en cama.
  Medicamentos