BLOQUEANTES NEUROMUSCULARES y ANTAGONISTAS DEL CALCIO (DIHIDROPIRIDINAS)

Interacciones entre BLOQUEANTES NEUROMUSCULARES y ANTAGONISTAS DEL CALCIO (DIHIDROPIRIDINAS), efectos secundarios.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en
ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

EFECTO PREVISIBLE

Posible potenciaci¾n del efecto bloqueante neuromuscular. Riesgo de parßlisis respiratoria.

IMPORTANCIA CLÍNICA

La interacci¾n ha sido constatada en tÚrminos clÝnicos, habiÚndose observado que los requerimientos del bloqueante
neuromuscular fueron reducidos por el antagonista del calcio de una forma dependiente de la dosis de este ·ltimo.
Por ello, la dosis del bloqueante neuromuscular deberß ser ajustada a la baja en funci¾n de la dosis del antagonista
del calcio que se estÚ empleando en el paciente.

MECANISMO DE INTERACCIÓN

Aunque no se ha establecido, se sugiere la explicaci¾n de que el antagonista del calcio disminuye la cantidad de calcio
en las terminaciones nerviosas provocando, por tanto, una menor liberaci¾n de acetilcolina, pudiendo asÝ adicionarse
al efecto bloqueante neuromuscular.

EVIDENCIAS CLÍNICAS

1 Un grupo de 47 pacientes que iban a ser intervenidos quir·rgicamente fueron aleatoriamente asignados a recibir una de
cuatro posibles dosis de nicardipina (0, 1, 2 y 3 Ág/kg/min) y vecuronio, en infusi¾n iv, determinßndose la dosis de
este ·ltimo. La nicardipina redujo de forma significativa la cantidad requerida de vecuronio para producir parßlisis
muscular quir·rgicamente ·til, de una manera dependiente de la dosis. Las correspondientes dosis de vecuronio fueron
de 0,70, 0,55, 0,42 y 0,37 Ág/kg/min. Asimismo, la nicardipina redujo las concentraciones sÚricas de vecuronio
precisas para mantener una depresi¾n del 90% en el control de sacudidas. 2 En un estudio realizado sobre 44
pacientes anestesiados a los que se administr¾ nifedipina (1g IV), se registr¾ un aumento en la duraci¾n del bloqueo
neuromuscular debido a atracurio o vecuronio de 29 a 40 min, asÝ como un incremento en el bloqueo de 75 a 90%.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1 Kawabata K. Anesth Analg 1994;79:1159-64. 2 Jelen-Esselborn S. Anaesthesist 1990;39

  Interacciones