prolapso

prolapso

Prolapso, protrusión patológica de una estructura anatómica hacia una región o cavidad adyacente.

El prolapso uterino (véase Cistocele) es una herniación de la matriz y estructuras adyacentes por el conducto vaginal, de tal forma que empuja el cérvix por el introito. En su grado más grave todo el útero protruye por la vagina, quedando ésta invertida. Favorecido a veces por debilidad congénita de los tejidos de sostén, su causa fundamental son los partos repetidos. Produce dolor, sensación de pesadez pélvica, y úlceras y hemorragias en las estructuras herniadas. Su tratamiento es quirúrgico, por vía vaginal o abdominal.

En el prolapso rectal se voltea hacia el exterior, como dedo de guante, toda la pared rectal. En fases iniciales sólo aparece durante la defecación, para acabar siendo permanente. Afecta más frecuentemente a niños y mujeres ancianas. Produce dolor y secreción de moco que mancha la ropa y lesiona la piel local, y en muchos pacientes se asocia con incontinencia de grado variable. Suele requerir tratamiento quirúrgico.

El prolapso mitral es un exceso de abombamiento de la válvula mitral cardiaca hacia la aurícula durante la sístole ventricular (véase Corazón). Produce el síndrome de “chasquido y soplo” y es causa frecuente de insuficiencia mitral leve, asintomática; en muy pocos casos la regurgitación es tan importante como para requerir cirugía. Se asocia con frecuencia a arritmias auriculares y ventriculares y a hiperlaxitud de tejidos conectivos (síndrome de Marfan, con hipermovilidad articular y escoliosis).