Variantes para estirar espinales

Así como es importante fortalecer la zona lumbar para lograr una buena postura y seguridad en la columna vertebral, también es necesario cuidarla mediante los estiramientos correctos. Veamos algunas maneras de estirar estos músculos.

Es importante recordar que en todo estiramiento de espinales, lo que se hace es una flexión de tronco, ya que la función principal de la musculatura lumbar es la opuesta, la extensión del tronco.

Una forma de estirar estos músculos es tumbado boca arriba llevando las rodillas hacia el pecho y sujetándolas con las manos. Aquí es común caer en dos excesos: o dejar el cuello «colgando», flexionando así la columna cervical, o contraerlo en exceso y producir tensión en la zona. Ambas situaciones deben evitarse y el cuello tiene que quedar relajado y en línea con la columna.

Otra variante que puede ser usada es la de ponerse en cuatro patas y arquear la espalda contrayendo el abdomen. Esta posición se mantiene durante unos segundos, luego se relajan los abdominales y se vuelve a intentar mantener la posción.

Variantes más habituales son aquellas en las que nos sentamos en el suele y buscamos tocar con las manos las puntas de nuestros pies. En este caso, hay que distinguir los estiramientos de isquiotibiales y los de lumbares. los primeros ocurren cuando nuestra espalda se encuentra recta, mientras que los espinales se estirarán cuando, independientemente de si nuestras rodillas están completamente extendidas o con una pequeña semi flexión, el tronco está flexionado.

Por último, veremos una forma de estirar los músculos laterales de la espalda. debemos arrodillarnos en el suelo con las nalgas apoyadas en los talones. El tronco estará flexionado sobre el suelo y ambos brazos extendidos con las palmas apoyadas en el piso. Desde esa posición, se debe girar lateralmente el tronco hacia un lado y mantener durante un tiempo. Luego, naturalmente, se debe cambiar de lado.

Imagen del artículo

Variantes para estirar espinales
  Consejos, Ejercicio físico