«Una manzana al día, mantiene alejado al medico».

El otro día al pasar por la cocina, mi abuela dijo en voz alta:
«Una manzana al día, mantiene alejado al medico».
¿Qué me quieres decir con eso abuela?. Le pregunté.
Inmediatamente me contestó: Es un decir muy antiguo pero muy sabio; El ingerir una manzana al día puede ayudar a la digestión y ahuyentar las enfermedades cardiovasculares y hasta el cáncer.
Los egipcios, griegos y romanos apreciaban tanto las manzanas que desarrollaron docenas de variedades; aunque fueron los médicos indios quienes la utilizaron por vez primera para la diarrea. Hace más de un siglo los médicos utilizaban la sidra de manzana como «refresco para pacientes con fiebre».
Y dime, ¿No te acuerdas cuantas veces te di manzana asada cuando tenias diarrea?.
Claro que si abuela, y aunque ahora no tengo diarrea: ¿Podrías prepararme unas cuantas manzanas asadas?. Te quedan divinasss.
Para ti, lo que quieras, siempre tengo manzanas en la nevera.
Abuela ¿sabes algo?.
Así como la manzana es una fruta espectacular por todo lo que me has contado, déjame decirte que las semillas de la manzana contienen elevados niveles de Cianuro, si, así como lo escuchas; se necesita 1/2 tasa de semillas de manzana para matar un adulto.
Mi abuela sonrió y dijo: Bueno, entonces come todas las manzanas que desees, eso si, no te comas las semillas.

  Consejos, Cuentos y Recetas de mis Abuelos