Tres hábitos que protegen tu corazón

caminar...¿Sabías que alrededor del 90% de las enfermedades cardiovasculares se pueden evitar? Así lo ha confirmado la Sociedad Europea de Cardiología al asegurar que muchas de las enfermedades del corazón son provocadas por nuestros hábitos de vida poco saludables. Afortunadamente, se trata de conductas cotidianas que se pueden modificar y, en su lugar, implementar nuevos hábitos que mejoran tu salud cardiovascular.

¿Cómo prevenir los problemas del corazón?

1. Camina a diario. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Oregón, en Estados Unidos, asegura que caminar tiene numerosos beneficios para la salud cardiovascular ya que aumenta la fuerza y la capacidad del corazón para bombear la sangre, a la vez que ayuda a que las arterias se dilaten y estimula el riego sanguíneo al resto del cuerpo. De hecho, la Federación Mundial del Corazón afirma que caminar, al menos 30 minutos diarios, a paso rápido, durante cinco días a la semana puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares hasta un 11% y aumentar la esperanza de vida.

2. Incrementa el consumo de cítricos. Los cítricos son conocidos por sus beneficios para estimular las defensas del sistema inmunitario; sin embargo, lo que muchos desconocen es que también son un buen aliado para el corazón. Así lo ha confirmado una investigación de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, al encontrar que el consumo regular de frutas, en especial de los cítricos, ayuda a fortalecer el funcionamiento cardiaco y mejora la salud del corazón. Los expertos explican que esto se debe a que los cítricos como las naranjas, los limones o los kiwis ayudan a depurar al organismo de las toxinas y grasas reduciendo así los niveles de colesterol y evitando la acumulación de placas de grasa en las arterias.

3. Relájate con más frecuencia. El estrés y las tensiones, sobre todo cuando son acumulativas, son uno de los factores de riesgo más importantes de las enfermedades cardiovasculares. De hecho, se conoce que el estrés mantenido puede incrementar el riesgo de hipertensión, elevar los índices de colesterol y obesidad, indicadores que también son detonantes de riesgo cardiovascular. Por tanto, los expertos aseguran que relajarse con más frecuencia, ya sea con ejercicios físicos, o con otras técnicas de relajación como el yoga, la meditación o las técnicas de respiración puede reducir los problemas del corazón y la mortalidad por esta causa.

Imagen del artículo

Tres hábitos que protegen tu corazón
  Consejos, Ejercicio físico