Peinarse con una cola de caballo, ¡mejor no!

cola de caballoLa belleza y el cuidado del cabello no solo dependen de los productos que utilicemos sino incluso del peinado que llevemos habitualmente. De hecho, el uso prolongado de la cola de caballo no es sano para nuestro pelo, sobre todo si se lleva demasiado alta.

No obstante, si decides llevar la cola de caballo, lo mejor es que la lleves floja ya que tirar demasiado del cabello aumenta el riesgo de sufrir alopecia por tracción, sobre todo en la línea que le da forma al rostro. Además, en algunas ocasiones la cola de caballo demasiado tensa también puede provocar dolores de cabeza. Por tanto, intenta que no esté demasiado ajustada y sería aún mejor que no usases gomas elásticas sino que apuestes por una prensa o incluso puedes utilizar los dos palillos, al estilo oriental.

En el caso de las gomas elásticas, estas son particularmente dañinas ya que laceran el cabello. Lo ideal es que no tengan costuras y, sobre todo, que no posean una parte de metal, que es la más dañina. Un pequeño secreto consiste en aplicarle un poco de suero para el cabello para evitar que se deslice y que de esta manera dañe el cabello.

Otro hábito a evitar consiste en recoger el cabello cuando aún está mojado. De hecho, si lo haces, notarás que al quitarte la cola las gomas elásticas estarán llenas de pelo. Obviamente, tampoco deberás llevar la cola de caballo al dormir porque aumenta la fricción con la almohada y lastima el pelo. Si te preocupa que tu cabello se enrede lo mejor es hacer unas trenzas ligeras.

Como punto final, sería recomendable que valorases otras alternativas de peinado. En verdad, lo ideal es que dejes el cabello suelto siempre que puedas ya que así crecerá más sano y luminoso. Con el tiempo te irás acostumbrando y la cola de caballo quedará relegada a ocasiones excepcionales.

Imagen del artículo

Peinarse con una cola de caballo, ¡mejor no!
  Consejos, Salud y belleza