Más ejercicios para glúteos: en polea

Uno de los principales objetivos de quienes acuden al gimnasio es tonificar los glúteos. Veamos a continuación un ejercicio que ayuda a aislar estos músculos, es decir, a realizar un movimiento más específico. Será con la ayuda de una polea.

La zona glútea está integrada por el glúteo mayor, el menor, el medio y el tensor de la fascialata. Y estos músculos ejecutan dos movimientos, la abducción y la extensión de la cadera. Veamos un ejercicio para cada uno de ellos.

En la abducción de cadera (es decir, en separar, en alejar una pierna de la otra) participan el glúteo medio, el menor y el tensor de la fascialata. El ejercicio de glúteos en polea se realiza parado de perfil a una polea y la pierna de trabajo es la pierna más alejada de la polea. Esta llevará atada la correa y deberá separarse de la otra pierna, la cual permanecerá estática, intentando mantener siempre la postura, para no balancearse. Esto se hace a fin de no dar impulso al ejercicio.

En cuanto a la amplitud del movimiento, las piernas deben quedar formando un ángulo aproximadamente de entre 45 y 60 grados. Un movimiento mayor puede resultar riesgoso y llevar a perder la postura, mientras que un movimiento más corto no alcanzará a levantar bien la carga. Una vez completada una serie, mientras se descansa de un lado, se cambia de posición y se ejecuta con la otra pierna.

Un error muy habitual para quienes ejecutan este ejercicio es que además de separar las piernas, realizan una rotación externa de cadera, es decir, llevan la punta del pie hacia afuera. Esto perjudica al ejercicio, ya que el glúteo menor y el glúteo medio también tienen la función de ser rotadores internos, es decir la acción contraria.

Además, se estarán involucrando otros músculos. Recordemos que el objetivo de este ejercicio es aislar lo más posible los músculos de la zona glútea.

Imagen del artículo

Más ejercicios para glúteos: en polea
  Consejos, Ejercicio físico