Los trastornos del sueño predicen un problema neurológico

Trastornos del sueño¿Duermes mal? ¿Te cuesta conciliar el sueño o te despiertas a media noche? Normalmente no solemos darle importancia a estos detalles pero ahora, a raíz del congreso de la Sociedad Neurológica Europea, hemos sabido que los trastornos del sueño son indicadores que pueden predecir un trastorno neurológico o la velocidad con la cual nos recuperaremos de este.

Los problemas al dormir pueden indicar una enfermedad neurológica

Los estudios realizados en el campo de la Neurología han sacado a colación que aproximadamente dos tercios de las personas que padecen algún tipo de trastorno (específicamente, en la fase del sueño REM, que es la más profunda) desarrollan algún tipo de enfermedad neurológica grave, como la demencia o el Parkinson.

Indicadores de una mejoría después de una enfermedad neurológica

Además, la calidad del sueño también se utiliza para predecir si la persona se recuperará o no después de haber sufrido un problema neurológico, como los ictus o los infartos cerebrales. De hecho, una reciente investigación demuestra que las personas que sufren una alteración en la fase de sueño REM (disminución del tiempo) durante los tres meses posteriores a un accidente cerebrovascular, se recuperan de manera más lenta y no logran adquirir todas las funcionalidades perdidas.

Las conexiones profundas

Una fase de sueño dura aproximadamente 90 minutos, en ella unos 65 minutos corresponden al sueño normal y unos 25 minutos al sueño REM. Es durante la fase de sueño REM que se produce una actividad cerebral bastante similar a la que ocurre en el estado de vigilia, esencial para el desarrollo cerebral, la actividad de los genes y, sobre todo, la reparación de las células. A lo largo del sueño nocturno la persona entra 4 ó 6 veces en una fase REM.

Como podrás suponer, si esta fase se acorta, existen menos probabilidades de que el cerebro pueda reparar los daños, si ha sufrido un trauma, pero también existen mayores posibilidades de que sufra una lesión ya que los procesos de neurogénesis y neuroplasticidad se ven afectados.

La buena noticia es que los trastornos del sueño se pueden tratar con gran eficacia, ya sea aplicando técnicas de relajación, acudiendo a tizanas naturales o apostando por los medicamentos para combatir el insomnio y otros problemas al dormir.

Imagen del artículo

Los trastornos del sueño predicen un problema neurológico
  Consejos