Las pesadillas en adultos: ¿Cómo enfrentarlas?

Las pesadillas en adultos: ¿Cómo enfrentarlas?Todos, en algún que otro momento de la vida hemos tenido pesadillas. Algunas incluso son memorables aunque pasen los años y es porque su contenido nos ha marcado profundamente. Muy al contrario de lo que se suele pensar, las pesadillas en adultos también son una fuente de problemas y afectan la calidad del sueño. De hecho, algunas personas incluso llegan a desarrollar una verdadera fobia, que en este caso se denomina Oneirofobia.

Las pesadillas en adultos casi siempre son un signo de que ocurre algo que nos molesta o nos provoca ansiedad. Obviamente, las causas son muy variadas y van desde un recuerdo particularmente estresante hasta demasiada tensión acumulada durante el día. Una ruptura de pareja, la pérdida de una persona querida, problemas en el trabajo o simplemente la escena de un filme muy impresionante son motivos más que suficientes para provocar una pesadilla.

Afortunadamente, existen diferentes formas de prevenir y manejar este problema:

– No consumir alcohol o cualquier tipo de bebida estimulante antes de ir a la cama. Este tipo de sustancias excitan la corteza cerebral y nos hace más proclives a las pesadillas.

– Mantener buenos hábitos de sueño. Es decir, acostarse y levantarse siempre a la misma hora y procurar que la habitación sea ventilada y esté libre de ruidos.

– Antes de dormir, puedes practicar técnicas de relajación o visualización. De esta manera te sentirás relajado y tendrás sueños más tranquilos.

– No realices actividad física intensa (como correr o ir al gimnasio) durante las cinco horas antes de ir a dormir. En algunas personas esto tiene un efecto activador que impide un sueño tranquilo.

– Evitar el uso de tranquilizantes porque pueden facilitar las pesadillas. En su lugar, es mejor que optes por las tizanas de hierbas.

Obviamente, si las pesadillas continúan, lo mejor es que acudas al psicólogo. En ocasiones estas esconden problemas mayores como un trastorno de estrés postraumático o un trastorno de adaptación.

Imagen del artículo

Las pesadillas en adultos: ¿Cómo enfrentarlas?
  Consejos