La Fotoprotección Infantil

Cuando la familia decide salir a disfrutar unas vacaciones con los niños debe tener en cuenta la exposición al sol, aun si su destino no es la playa.
Recordemos que el sol es reflejado también por el cemento, la nieve y la arena de playa, pudiendo ocasionar quemaduras en la piel de los niños.
Además de ser una causa potencial de cáncer en la piel, el sol puede dañar la efectividad de la barrera de la piel en los niños.
Al hablar de foto protección, nos referimos a la prevención del foto daño cutáneo asociado a las radiaciones ultravioleta cuya fuente principal son los rayos del sol.
La mayor parte del daño a la salud humana es causado por los UVB (290-320 nm) que son los que tienen la longitud de onda mas corta, sin descartar los UVA (320-400nm)
En los niños el sistema natural de protección no está desarrollado y en ellos el daño solar es máximo y acumulativo, de manera que una adecuada protección desde la infancia disminuirá el riesgo de desarrollar cáncer en la edad adulta, según estimaciones del programa de las naciones unidas para el medio ambiente. Cada año se producen en todo el mundo más de 2 millones de cánceres de piel distintos del melanoma.
La infancia es el periodo de vida en que es frecuente una exposición solar prolongada, sobre todo debido a los hábitos de juego de los niños.
Se ha evaluado que los niños reciben tres veces más radiaciones UVB que los adultos e incluso se ha llegado a estimar que la exposición recibida durante la infancia es alrededor del 80% de la exposición recibida a lo largo de toda la vida y que ésta se presenta antes de los 18 años, debido a este riesgo para los niños es conveniente comenzar temprano con las medidas preventivas, hacer todo el esfuerzo posible para educar a los niños en los cuidados los cuales están dirigidos los cambios de actitudes y comportamiento hacia la practica de protección solar, para evitar o disminuir la exposición a los peligros potenciales de los rayos UV.
La exposición de la piel normal a los rayos UV pueden producir efectos saludables, como es la síntesis de vitamina D para el metabolismo del calcio, en las funciones endocrinas del ser humano, destrucción de patógenos, aumento del estado de animo y también en la eliminación de la bilirrubina en la piel de niños conocido como fototerapia.
Dentro de los efectos negativos tempranos de las radiaciones UV tenemos: las quemaduras solares, pigmentación, cambios en el grosor de la piel (por alteración inmunológica), alergias.
Entre los efectos negativos tardíos están: la foto envejecimiento prematuro, por daño crónico que más tarde se superpone al proceso de envejecimiento cronológico de la piel.
La respuesta a la exposición de la luz UV se determina por nuestro color de piel y por su capacidad genética para oscurecerse o broncearse.
Es más factible que la piel mas clara incurra en foto daño que la más oscura. Estos factores propios de cada piel hay que tenerlos en cuenta cuando se exponen a la luz solar.
La piel tiene su protección endógena y es la melanina el mecanismo más importante de autodefensa de la piel porque absorbe la radiación UVA y UVB.
Otro mecanismo para la protección incluye los betacarotenos en el tejido subcutáneo; estos junto con otros antioxidantes actúan extinguiendo las formas dañinas de oxigeno reactivo que se genera por la exposición a los rayos UV.
Por todo lo anteriormente mencionado, se imponen medidas de protección exógena o protectores solares.
Los protectores solares son de dos categorías: Físicos y Químicos.
LOS PROTECTORES SOLARES FISICOS: Actúan reflejando y dispersando las radiaciones UV, proporcionando una barrera opaca de partículas metálicas inertes tales como el oxido de zinc o el dióxido de titanio. Estos son los más recomendados para los niños, especialmente para la piel sensible y áreas muy expuestas al sol como son la nariz, orejas y labios. Para facilitar su aplicación y aceptación, por parte de los infantes, algunos de ellos vienen en preparaciones de colores brillantes.
LOS PROTECTORES SOLARES QUÍMICOS: Protegen la piel absorbiendo los rayos UV, permitiendo que solo un determinado porcentaje de rayos UV penetren la piel.
Ellos crean una delgada película transparente y desde el punto de vista cosmético son más agradables que los físicos. Vienen en forma de gel, lociones, aerosoles, espumas y no ofrecen efector protectores. No son los mas apropiados para los niños?.
Los foto protectores solares se recomiendan para ser usados solamente en niños mayores de 6 meses de edad; los protectores solares químicos no están indicados en bebes y niños, debido a crecientes preocupaciones sobre su posible absorción a través de la piel, sobretodo en los bebes porque sus sistemas bioquímicos están relativamente subdesarrollados. Los bebes deben estar alejados de la exposición solar.
La primera aplicación del protector solar debe ser 30 minutos antes de exponerse al sol y deben replicarse regularmente dependiendo de la sudoración, tiempo en el agua.
Aunque hay tablas que sugieren el FPS de acuerdo al tipo de piel la comunidad médica sugiere que puede ser mas adecuado un factor de protección de 15 sin tener en cuenta el tipo de piel.
También hay que mencionar la ropa protectora que se usa en conjunto con los bloqueadores solares. La trama de la tela es el factor más importante para determinar la cantidad de rayos UV que puedan ser bloqueados. Por ejemplo una camisa de poliéster puede proporcionar un nivel bajo de protección a los rayos (fps-2) mientras que una de algodón de textura gruesa proporciona mas protección a los rayos UV. La efectividad de la protección a los rayos también se reduce si la tela esta mojada debido a la naturaleza reflectora del agua.
En cuanto a los colores de la tela .tenemos que los colores oscuros evitan la penetración de los rayos UV.
Las telas elásticas como la lycra, demuestran una extrema variación en la protección de los rayos UV, el tejido estirado permite mayor penetración de los rayos.
La ropa protectora debe incluir para los pequeños sombreros de ala ancha que proteja las orejas, gorras de tejido grueso, pero mejor que todos estos accesorios es mantenerlos alejados del sol. No olvidar que los efectos de los rayos UV son acumulativos.
Consejos prácticos al tomar Sol:
-Limitar la exposición al sol en horas del mediodía.
-Usar protectores solares también cuando estén en la nieve, arena, agua o grandes altitudes).
-Fomentar en los niños la practica de la regla de la sombra?-buscar la sombra cuando la propia sombra es mas corta que uno mismo.
Para ejercer influencia sobre los cambios de comportamiento a largo plazo, se debe comenzar con la educación desde muy jóvenes.
La niñez es un momento especialmente vulnerable a la exposición solar porque los niños pueden recibir hasta tres veces la exposición solar anual de un adulto.
Se estima que el uso regular de protectores solares (SPF-15) durante la niñez y adolescencia reduciría la incidencia de canceres de piel no melanoma en un 78%. También se ha concluido que hasta un 80% del foto envejecimiento inducido por los rayos UV se puede presentar en las primeras 2 décadas de la vida. En vista de estas afirmaciones se recomienda comenzar temprano con las precauciones.

  Consejos