Ejercicios para el verano: Trucos para no fatigarse

Ejercicios para el verano: Trucos para no fatigarseEl verano ya se encuentra prácticamente a la vuelta de la esquina por lo que muchas personas se preparan para comenzar a hacer ejercicios. Sin embargo, cuando el sol arrecia, a veces es difícil sacar lo mejor de nosotros en el entrenamiento ya que la fatiga llega rápidamente.

En algunas ocasiones, sobre todo si practicamos deportes en equipo, podemos sentirnos tan excitados y ensimismados en la competencia que no nos percatamos de cómo aumenta la temperatura corporal y esto puede acarrear consecuencias negativas para la salud. Afortunadamente, existen algunos trucos muy sencillos que nos permiten enfrentar los ejercicios para el verano sin fatigarnos en extremo o poner en peligro nuestra salud.

Trucos para no fatigarse y prevenir los problemas relacionados con los golpes de calor:

1. Inicia los ejercicios gradualmente: de esta forma le permitirás a tu cuerpo que se adapte a la temperatura exterior sin someterlo a cambios bruscos.

2. Mantente hidratado: las altas temperaturas facilitan la pérdida de líquidos, fundamentalmente a través de la sudoración; es por ello que durante el verano se debe tomar una mayor cantidad de líquidos que en el invierno. Se recomienda que se beba durante el ejercicio físico aún si no estamos sedientos y si se planea realizar ejercicios en el exterior durante un periodo mayor de una hora, podría considerarse la ingesta de bebidas enriquecidas con sodio y potasio. Deben evitarse las bebidas como el café o el alcohol, sobre todo en las horas antes de entrenar ya que éstas promueven la pérdida de líquidos.

3. Vístete adecuadamente: usa ropas ligeras que permitan la transpiración y que dejen entrar el aire. Evita los colores oscuros que absorben una gran cantidad de calor. Opta por aquellos vestidos que, aún siendo frescos, te protejan del sol.

4. Evita el sol más fuerte y usa protección: siempre que puedas, realiza ejercicio físico temprano en la mañana o en la tarde, cuando las temperaturas son más adecuadas y utiliza siempre que realices un entrenamiento exterior la protección solar adecuada.

5. Organiza un plan de rescate: si hay demasiada humedad en el aire o las temperaturas son muy elevadas, es preferible que te ejercites en el gimnasio, donde existe una climatización adecuada.

  Consejos, Ejercicio físico