Consejos para comer con poca sal

salLa sal es importante para fijar y realzar el sabor de los alimentos por lo que no existe una cocina en la cual no esté presente. Sin embargo, consumir sal en exceso puede conducirnos a sufrir varias patologías como la hipertensión y nos puede poner en serio peligro de sufrir problemas cardiovasculares. Así, es importantísimo regular el consumo de sal.

Se recomienda que la ingesta de sal diaria no supere los seis gramos; el equivalente a una cucharadita pequeña. Por supuesto, esta cantidad de sal en un solo plato es considerable pero también debemos tomar en cuenta la sal que viene incluida en muchos de los alimentos elaborados y que en ocasiones viene enmascarada por los sabores dulces. De esta manera, regular la cantidad de sal diaria puede convertirse en un problema.

De hecho, la cantidad de sal media que consumimos en Europa ronda entre los 3 y los 4 gramos. Sin embargo, cuando preparamos los alimentos aumentamos a unos 4 u 8 gramos. Así, diariamente podemos consumir aproximadamente unos 10 gramos de sal, casi el doble de lo que es considerado como saludable.

No obstante, existen algunos consejos para comer con menos sal:

– Reducir el consumo de los alimentos ricos en sodio como el cerdo, los mariscos, los jamones y los alimentos preelaborados.

– Controlar la ingesta cotidiana de pan.

– Optar por los alimentos frescos ya que generalmente contienen menos sodio.

– Disminuir el consumo de salsas como la mayonesa, la mostaza, la soya o el Ketchup.

– Optar por la cocción al vapor ya que esto permite reducir la pérdida del sodio natural contenido en los alimentos y, por ende, necesitaremos añadirle menos sal.

– Utilizar las especias para condimentar los platos. Cuando se añade el comino, por ejemplo, es prácticamente innecesario añadirle sal a los alimentos. Otro tanto sucede si se emplea el aceite de oliva virgen.

  Consejos, Salud y belleza