Cinco tips para proteger los dientes

  Consejos, Salud y belleza

proteger los dientesEn algunas ocasiones, a pesar de cepillarse correctamente y usar el hilo dental con asiduidad, las caries pueden aparecer. Por ejemplo, en los Estados Unidos tres cuartos de la población tiene su primera carie alrededor de los cinco años; siendo el problema de salud más frecuente después de la gripe común.

Sin embargo, lo cierto es que para proteger los dientes no basta con cepillarse cotidianamente y evitar los alimentos con azúcar. He aquí cinco tips que puedes poner en práctica para cuidar tu salud bucal:

1. Visita semestralmente al odontólogo. Acudir a un profesional de la salud bucal no sólo nos permite tener una sonrisa más brillante y blanca a través de las conocidas limpiezas sino que también es una importante medida preventiva ya que en ocasiones el odontólogo puede encontrar pequeñas cavidades que nosotros no hemos visto y atajarlas a tiempo.

2. No crea en los mitos. Realmente el consumo excesivo de azúcar no es la causa principal que provoca las caries. Las caries se desarrollan cuando el pH de la boca se vuelve demasiado ácido; cuando esto sucede, independientemente de que coma alimentos con más o menos azúcar, correrá el riesgo de sufrir caries. Para solucionar este problema puede ayudarse con productos que le brinden a su boca un pH equilibrado.

3. Incluya en su dieta cotidiana aquellos alimentos que combaten las caries. Algunos de los alimentos que protegen los dientes son: el queso, el apio, los champiñones y las cebollas. Estos alimentos combaten las bacterias dañinas y ayudan a mantener un pH equilibrado.

4. Beber mucha agua ya que de esta forma las encías se mantienen hidratadas y se estimula la producción de saliva, que a su vez ayuda a combatir las bacterias. El té verde es otra de las bebidas saludables para cuidar los dientes ya que contiene las catequinas, unas sustancias que luchan contra una serie diversa de bacterias.

5. Realizar enjuagues orales que ayudan a proteger el esmalte de los dientes. Este hábito evita que las bacterias se adhieran a los dientes y disminuye el número de bacterias que se encuentran en la boca.

Deja un comentario