Cinco mitos sobre la salud completamente falsos

mitos salud“Tomar mucha leche es bueno para los huesos” o “Mientras más vitaminas, mejor”, son solo algunos de los diferentes mitos sobre la salud que se han enraizado en el imaginario popular. Sin embargo, se trata de creencias que carecen de fundamento científico  y que incluso pueden poner en peligro nuestra salud.

Los cinco mitos sobre la salud más comunes

1. Tomar vitaminas es bueno para la salud. Una de las creencias populares más extendidas afirma que tomar complementos vitamínicos mejora la salud. En parte, es cierto ya que cuando existe una deficiencia vitamínica es necesario recurrir a los complementos. Sin embargo, el hábito de tomar multivitaminas a diario no solo es innecesario sino que incluso se ha asociado con un riesgo mayor de padecer varios tipos de cáncer y sufrir daños en el hígado y los riñones.

2. Más leche, mejor salud. Durante años se ha pensado que beber unas tres tazas de leche al día es necesario para prevenir diversas enfermedades óseas como la osteoporosis y la artritis. Esta idea proviene del hecho de que la leche es rica en calcio y vitamina D, dos nutrientes que intervienen en la salud de nuestros huesos. Sin embargo, los estudios más recientes demuestran que no existe una asociación directa entre beber más leche y la reducción del número de fracturas como consecuencia de una enfermedad ósea. Por tanto, se puede reducir el consumo a tan solo una taza.

3. El café enlentece el crecimiento infantil. Las investigaciones han encontrado que el consumo de cafeína puede limitar la absorción de calcio, por eso muchas personas asumen que beber café puede afectar el crecimiento de los niños. Sin embargo, en realidad la evidencia científica indica que esa reducción es insignificante y que una pequeña cucharada de leche puede compensar los efectos perjudiciales de una taza de café. Obviamente, eso no significa que sea beneficioso para los niños beber café.

4. El 90% del calor corporal se pierde por la cabeza. Se trata de otro de los mitos más comunes sobre la alimentación y la salud.  No obstante, los expertos aseguran que no siempre ocurre así. En realidad, el calor corporal se pierde a través de cualquier parte del cuerpo que permanezca descubierta: los pies, las manos, los muslos…Lo que sucede es que la mayoría de las veces tenemos el cuerpo totalmente cubierto, menos la cabeza, que es por donde puede escaparse el calor corporal.

5. Se deben beber 8 vasos de agua al día. La mayoría de las personas piensan que deben beber al menos 8 vasos de agua al día para mantenerse bien hidratados. Sin embargo, se ha demostrado que no existe una relación directa entre una menor o mayor ingesta de líquidos y la incidencia de las enfermedades del corazón, las patologías renales o dermatológicas. En realidad, cada persona es diferente y sus necesidades hídricas varían; por tanto, el consumo de agua que puede resultar insuficiente para algunos, puede ser el justo para mantener hidratados a otros.

Imagen del artículo

Cinco mitos sobre la salud completamente falsos
  Consejos