Algunos consejos para enfrentar una ola de calor

Algunos consejos para enfrentar una ola de calorLa ola da calor se siente como un golpe impetuoso de temperatura que incluso puede llegar a afectar la termorregulación normal de nuestro organismo. De esta manera, no es extraño que la temperatura del cuerpo rebase incluso los40 °C y aparezcan síntomas como la deshidratación, el mareo, las náuseas, el dolor de cabeza, la confusión mental y hasta la pérdida del conocimiento.

Por lo general, los más afectados por una ola de calor son los ancianos, los niños pequeños y las personas que realizan ejercicios físicos al aire libre. Por eso, los especialistas alertan sobre la necesidad de implementar algunas medidas que nos ayuden a enfrentar el fuerte calor.

En este sentido, aconsejan que lo esencial es mantener el cuerpo hidratado, incluso si no tienes sed. Así, recomiendan beber agua de forma constante durante todo el día y consumir además las bebidas deportivas que contienen electrolitos como el sodio y el potasio con pequeñas cantidades de glucosa que, de manera general, ayudan a combatir la deshidratación.

Señalan además que se deben escoger lugares acondicionados para pasar el día (sobre todo en las horas de calor más intenso) y en caso de no tener electricidad darse pequeños baños de agua que ayuden a regular la temperatura del organismo.

Así mismo, refieren que debe evitarse el consumo de medicamentos con la finalidad de enfriar el cuerpo pues más que mejorar la situación pueden empeorar el estado de la persona. También sugieren que se tome con frecuencia la temperatura del cuerpo y se vigilen constantemente los posibles signos de deshidratación como consecuencia del calor.

De manera general, proponen que si se tiene que pasar tiempo al aire libre se intente usar ropa holgada y de colores claros con sombrero de ala ancha que proteja al cuerpo de los rayos solares. Obviamente, un poco de sentido común tampoco vendría mal por lo que se aconseja no realizar actividades extenuantes al aire libre y, en caso de hacerlas, aprovechar las primeras o últimas horas del día en que el sol es menos fuerte.

  Consejos