Ziprasidona

Para qué sirve Ziprasidona

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Antecedentes de arritmias cardíacas. Hipersensibilidad a la ziprasidona. Infarto agudo de miocardio reciente. Insuficiencia cardíaca descompensada Sindrome de Q-T largo congénito o presencia de intervalo Q-T prolongado en el ECG.

Precauciones

Antecedentes de convulsiones. Asociación con otras drogas que prolongan el intervalo Q-T debido al riesgo de que aparezca arritmia ventricular grave. Bradicardia, hipomagnesemia o hipokalemia aumenta el riesgo de arritmia ventricular grave y muerte súbita. Cardiopatía descompensada. Disfagia. Disquinesias tardías. Efectos adversos ocasionados por otros antipsicóticos atípicos. En caso de que aparezca rush de causa no aclarada debe suspenderse. Hiperprolactinemia. Hipotensión ortostática. Infarto agudo de miocardio reciente. Sindrome neuroléptico maligno.

Interacciones

Adenosina: el uso concomitante puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. Se recomienda evitar la coadministración.
-Antiarrítmicos de clase I: La asociación de ziprasidona con otras drogas que prolongan el intervalo Q-T (especialmente los antiarrítmicos de clase Ia) aumenta el riesgo de que aparezca arritmia ventricular grave tipo torsión de punta y muerte súbita. No deben coadministrarse.
-Antiarrítmicos de clase III: La asociación de ziprasidona con otras drogas que prolongan el intervalo Q-T como las pertenecientes a este grupo de antiarrítmicos aumenta el riesgo de que aparezca arritmia ventricular grave tipo torsión de punta y muerte súbita. No deben coadministrarse.
-En pacientes que reciben amiodarona el tiempo de suspensión antes de indicar la ziprasidona puede ser mucho mayor debido a su vida media prolongada (entre 25 y 60 días).
-Antidepresivos tricíclicos: Por el sinergismo en la prolongación del intervalo Q-T, se puede provocar cardiotoxicidad (Taquicardia ventricular, Fibrilación ventricular, Torsión de punta ), por lo cual no se recomienda su asociación.
-Carbamazepina: Se ha observado una disminución en la biodisponibilidad de esta droga al asociarse con carbamazepina. La significancia clínica de esta interacción no esta clara, no obstante debe tenerse en cuenta por la posibilidad de disminución del efecto terapéutico.
-Cisapride: La asociación de cisapride con ziprasidona tiene un efecto sinérgico sobre la prolongación del intervalo Q-T con el riesgo de que aparezca arritmia ventricular tipo torsión de punta y muerte súbita. No deben coadministrarse.
-Claritromicina: la administración concomitante de claritromicina y ziprasidona aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Ambos fármacos prolongan el intervalo Q-T. No deben coadministrarse.
-Clindamicina: la administración concomitante de clindamicina y ziprasidona aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Ambos fármacos prolongan el intervalo Q-T. No deben coadministrarse.
-Cloroquina: la administración concomitante de cloroquina y ziprasidona aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). No deben coadministrarse.
-Cotrimoxazol: La asociación con ziprasidona está contraindicada debido al riesgo de prolongación del intervalo Q-T y aparición de arritmia ventricular tipo Torsión de Punta. No deben coadministrarse.
-Dolasetrón: El empleo de ambas drogas aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). No deben coadministrarse.
-Enflurano: No deben coadministrarse, por prolongar el intervalo Q-T con mayor riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, y paro cardíaco).
-Eritromicina: ambas drogas pueden prolongar el intervalo Q-T con mayor riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). No deben coadministrarse.
-Espiramicina: No deben coadministrarse, ya que ambas drogas producen prolongación del intervalo Q-T, aumentando de esta manera el riesgo de cardiotoxicidad ( prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco).
-Fenotiazinas: No deben coadministrarse, por el riesgo de prolongación del intervalo Q-T y aparición de arritmia tipo torsión de punta.
-Fluconazol: La asociación de este fármaco con fluconazol produce un aumento del riesgo de cardiotoxicidad (prolongación Q-T, torsión de punta, paro cardíaco) debido a efectos cardíacos aditivos. No deben coadministrarse.
-Fluoxetina: La ziprasidona no debe administrarse con drogas que prolongan el intervalo Q-T debido al riesgo de arritmia ventricular tipo torsión de punta y muerte súbita. No deben coadministrarse.
-Foscarnet: La asociación de ziprasidona con foscarnet puede tener efectos aditivos sobre la prolongación del intervalo Q-T con el riesgo de arritmia ventricular tipo torsión de punta y muerte súbita. Se recomienda evitar esta asocición de drogas.
-Gatifloxacina: existe un aumento del riesgo de cardiotoxicidad por prolongación del intervalo Q-T. No deben coadministrarse.
-Haloperidol: el uso concomitante puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. No deben coadministrarse.
-Halotano: el uso concomitante puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. No deben coadministrarse.
-Hidrato de cloral: el uso concomitante puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. No deben coadministrarse.
-Isoflurano: la administración concomitante de ambas drogas puede producir aumento del riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta, paro cardíaco), probablemente por efectos aditivos. No se recomienda la coadministración.
-Litio: el uso concomitante con litio puede aumentar los efectos extrapiramidales del antipsicótico. Monitorear la aparición de los mismos durante el tratamiento conjunto.
-Mefloquina: La ziprasidona no debe administrarse con drogas que prolongan el intervalo Q-T debido al riesgo de arritmia ventricular tipo torsión de punta y muerte súbita. No deben coadministrarse.
-Moxifloxacina: La ziprasidona no debe administrarse con drogas que prolongan el intervalo Q-T debido al riesgo de arritmia ventricular tipo torsión de punta y muerte súbita. No deben coadministrarse.
-Octreotide: Por suma de efectos con el octreotide, puede observarse en el electrocardiograma una peligrosa prolongación del intervalo Q-T, con riesgo de arritmias ventriculares, torsión de punta y paro cardíaco. No deben coadministrarse.
-Pentamidina: el uso concomitante puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas graves (torsión de punta, paro cardíaco) por efecto aditivo sobre la prolongación del Q-T que producen ambas drogas. No deben coadministrarse.
-Pimozida: el uso concomitante puede provocar prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben coadministrarse.
-Risperidona: el uso concomitante puede provocar prolongación del intervalo Q-T, con la consiguiente cardiotoxicidad (prolongación del Q-T, torsión de punta, paro cardíaco). No deben coadministrarse.
-Sulfametoxazol: La asociación con ziprasidona está contraindicada debido al riesgo de prolongación del intervalo Q-T y aparición de arritmia ventricular tipo Torsión de Punta. No deben coadministrarse.
-Tacrolimus: aunque existen escasas evidencias, no se recomienda el uso simultáneo de tacrolimus y ziprasidona pues existe el riesgo de incrementar el intervalo Q-T y generar arritmias ventriculares.
-Telitromicina: puesto que la ziprazidona ha provocado en ciertos pacientes arritmias ventriculares serias, no debe ser administrado concomitantemente con telitromicina.
-Tioridazina: Por el sinergismo en la prolongación del intervalo Q-T, se puede provocar cardiotoxicidad (Taquicardia ventricular, Fibrilación ventricular, Torsión de punta ), por lo cual no se recomienda su asociación.
-Trimetoprima: La asociación con ziprasidona está contraindicada debido al riesgo de prolongación del intervalo Q-T y aparición de arritmia ventricular tipo Torsión de Punta. No deben coadministrarse.
-Venlafaxina: El uso de ambos fármacos puede provocar por sus efectos aditivos en la prolongación de la duración del intervalo Q-T del electrocardiograma, arritmias ventriculares complejas, taquicardia ventricular e incluso fibrilación auricular. No deben coadministrarse.
-Zolmitriptán: Por el sinergismo en la prolongación del intervalo Q-T, se puede provocar cardiotoxicidad (Taquicardia ventricular, Fibrilación ventricular, Torsión de punta), por lo cual no se recomienda su asociación.
-Zotepina: Por el sinergismo en la prolongación del intervalo Q-T, se puede provocar cardiotoxicidad (Taquicardia ventricular, Fibrilación ventricular, Torsión de punta), por lo cual no se recomienda su asociación.

  Principio Activo