Telitromicina

Para qué sirve Telitromicina

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipersensibilidad previa a la telitromicina.

Precauciones

Antecedentes de hipersensibilidad a los macrólidos. Pacientes con condiciones proarrítmicas (intervalo Q-T prolongado, enfermedad del seno, bradicardia, hipomagnesemia).Insuficiencia hepática o renal (ya que su farmacocinética no fue estudiada en estos pacientes y se metaboliza en el hígado). Miastenia gravis (exacerbación potencial de los síntomas).

Interacciones

Adenosina: la adenosina prolonga el intervalo Q-T. Si bien no se han realizado estudios que lo verifiquen, como la telitromicina también puede prolongar dicho intervalo, existe un riesgo potencial de arritmias ventriculares severas tales como taquicardia ventricular polimórfica y fibrilación ventricular si se usan conjuntamente. Evitar esta asociación.
-Anestésicos generales ésteres fluorados inhalatorios: estos compuestos volátiles sensibilizan el miocardio a la acción de las catecolaminas, predisponiendo a las arritmias. La telitromicina puede potenciar este efecto cardiotóxico. No se recomienda el uso de estos anestésicos conjuntamente con este antibiótico.
-Antiarrítmicos de clase I: la administración de estos agentes (especialmente los de clase Ia como quinidina y Ic como flecainida) y telitromicina debe ser evitada pues aumentan la duración del intervalo Q-T, lo cual puede resultar en arritmias ventriculares severas tales como taquicardia ventricular polimórfica y fibrilación ventricular.
-Antiarrítmicos de clase III: existe un efecto aditivo entre todos los agentes antiarrítmicos de clase III y telitromicina aumentando la duración del intervalo Q-T, lo cual puede resultar en arritmias ventriculares severas tales como taquicardia ventricular polimórfica y fibrilación ventricular. Debido a esto la coadministración de telitromicina con alguno de estos fármacos debe ser evitada.
-Antibióticos bactericidas: por ser bacteriostático, la telitromicina no debe usarse conjuntamente con antibióticos bactericidas como beta lactámicos o aminoglucósidos, pues reduce la eficacia de éstos. No deben coadministrarse.
-Anticoagulantes orales: la telitromicina puede alterar la flora intestinal productora de vitamina K. Por consiguiente, el uso conjunto con anticoagulantes orales potencia el efecto anticoagulante, el cual se asocia con mayor sangrado. Monitorear el tiempo de protrombina o el RIN y ajustar la dosis de anticoagulante.
-Antidepresivos tricíclicos: existe un efecto aditivo entre los antidepresivos tricíclicos y la telitromicina aumentando la duración del intervalo Q-T, lo cual puede resultar en cardiotoxicidad severa (taquicardia ventricular polimórfica y fibrilación ventricular). Debido a esto la coadministración de ambos tipos de fármacos debe ser evitada.
-Antieméticos antagonistas 5-HT3: debido a que estos agentes (ondansetrón, dolasetrón) puede prolongar el intervalo Q-T debe usarse con cuidado en pacientes que se hallan bajo tratamiento con telitromicina. Monitorear al paciente mediante ECG.
-Antimicóticos azólicos sistémicos: los azoles antifúngicos de uso sistémico inhiben en forma acompetitiva al citocromo 3A4, del mismo modo, la telitromicina es un inhibidor de tal citocromo. Cuando se administran conjuntamente, el clearance de los azoles se reduce notablemente. Particularmente, el fluconazol puede además prolongar el Q-T y reducir el clearance del ketólido aumentando enormemente el riesgo de arritmias ventriculares polimórficas. No se debe usar fluconazol con telitromicina. En caso de ser necesaria la indicación de algún otro azol sistémico monitorear signos de toxicidad azólica.
-Antimaláricos: la terapia concomitante con algunos agentes antimaláricos y telitromicina debe realizarse con sumo cuidado pues puede incrementarse el intervalo Q-T y, consecuentemente, la cardiotoxicidad.
-Antipsicóticos: La coadministración de antipsicóticos (tanto típicos como atípicos) y telitromicina debe ser evitada pues ambos tipos de agentes prolongan el intervalo Q-T, lo cual puede resultar en arritmias ventriculares severas tales como taquicardia ventricular polimórfica y fibrilación ventricular.
-Benzodiazepinas: algunas benzodiazepinas tienen un amplio metabolismo hepático que involucra al citocromo 3A4, citocromo que es inhibido por la telitromicina. En estos casos se produce un aumento de las concentraciones plasmáticas, una prolongación de la vida media y un aumento del volúmen aparente de distribución. Se recomienda observar al paciente por si aparecen efectos tóxicos nerviosos (depresión del SNC, sedación, ataxia, mareos, debilidad, disminución de la capacidad cognitiva o de la performance motora) y ajustar apropiadamente la dosis del macrólido.
-Ciclosporina: este agente se metaboliza por el citocromo 3A4, lo mismo que la telitromicina, actuando como un inhibidor competitivo. En caso de utilizar la asociación con el ketólido monitorear al paciente en busca de signos de toxicidad del inmunosupresor.
-Cisapride: puesto que el cisapride ha provocado en ciertos pacientes arritmias ventriculares serias, no debe ser administrado concomitantemente con telitromicina.
-Cloranfenicol: el cloranfenicol acceden a los mismos sitios de acción ribosomal que los macrólidos y ketólidos, linezolid y las lincosamidas interfiriendo con la eficacia antibiótica de todos ellos. Esta asociación está contraindicada por irracional.
-Cotrimoxazol: esta asociación antibiótica puede prolongar el Q-T, por lo que se desaconseja su uso con telitromicina.
-Derivados del ergot: debido a que la telitromicina se metaboliza por el citocromo 3A4 actuando como un inhibidor competitivo de tal citocromo, su asociación con derivados del ergot puede aumentar el riesgo de vasoespasmo e isquemia distal. Evitar esta asociación.
-Digoxina: la coadministración de digoxina y telitromicina provoca un aumento de los niveles séricos de la primera sin relevancia clínica. Monitorear signos de intoxicación digitálica (náuseas, vómitos, fotopsias, arritmias) si el paciente ha de recibir ambas drogas.
-Espiramicina: este antibiótico puede prolongar el Q-T, por lo que se desaconseja su uso con telitromicina.
-Estatinas: debido a que la telitromicina se metaboliza por el citocromo 3A4 actuando como un inhibidor competitivo de tal citocromo, su asociación con estatinas puede aumentar el riesgo de miopatía. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear el laboratorio y la sintomatología muscular en pacientes que reciban estos fármacos conjuntamente.
-Fluoxetina: debido a que la fluoxetina prolonga el Q-T no debe usarse con telitromicina.
-Foscarnet: este antiviral puede prolongar el intervalo Q-T debiendo evitarse el uso conjunto con telitromicina.
-Hidrato de cloral: el hidrato de cloral puede incrementar la cardiotoxicidad (capacidad arritmogénica ventricular) de la telitromicina al aumentar la duración del intervalo Q-T, por lo que esta asociación debe ser evitada.
-Inhibidores de la fosfodiesterasa 5: la telitromicina puede aumentar la biodisponibilidad de estos agentes (sildenafil, tadalafil, vardenafil) y aumentar sus niveles plasmáticos. Se observa mayor eficacia aunque también más efectos adversos (hipotensión, cambios visuales y priapismo). Cuando se han de administrar en pacientes que reciben eritromicina se recomienda: sildenafil, iniciar con dosis de 25 mg, tadalafil, no superar la dosis de 10 mg con un intervalo de 72 hs, vardenafil, no superar la dosis de 5 mg con un intervalo de 24 hs.
-Lincosamidas: las lincosamidas (clindamicina y lincomicina) acceden a los mismos sitios de acción ribosomal que los macrólidos y ketólidos, linezolid y cloranfenicol interfiriendo con la eficacia antibiótica de todos ellos. Asimismo, la clindamicina, lo mismo que la telitromicina, puede prolongar el intervalo Q-T. Esta asociación está contraindicada por irracional.
-Linezolid: el linezolid accede a los mismos sitios de acción ribosomal que los macrólidos y ketólidos, las lincosamidas y cloranfenicol interfiriendo con la eficacia antibiótica de todos ellos. Asociación absolutamente contraindicada por irracional.
-Macrólidos: los macrólidos acceden a los mismos sitios de acción ribosomal que la telitromicina, las lincosamidas, linezolid y cloranfenicol interfiriendo con la eficacia antibiótica de todos ellos. Se ha reportado también que los macrólidos y derivados mencionados puede provocar un incremento del intervalo Q-T e interferir con el clearance de telitromicina. Asociación absolutamente contraindicada por irracional.
-Octreotide: debido a que el octreotide puede prolongar el Q-T no debe usarse con telitromicina a fin de evitar cardiotoxicidad.
-Pentamidina: este antiparasitario puede prolongar el Q-T, por lo que se desaconseja su uso con telitromicina.
-Progestágenos de los anticonceptivos orales: se ha descripto que la telitromicina incrementa los niveles plasmáticos de algunos de estos agentes (levonorgestrel, norgestrel, norelgestromin) lo cual podría incrementar el riesgo de hepatotoxicidad. Monitorear la aparición de efectos adversos de los mismos.
-Sirolimus: este agente se metaboliza por el citocromo 3A4, lo mismo que la telitromicina, actuando como un inhibidor competitivo. En caso de utilizar la asociación con el ketólido monitorear al paciente en busca de signos de toxicidad del inmunosupresor.
-Tacrolimus: este agente se metaboliza por el citocromo 3A4, lo mismo que la telitromicina, actuando como un inhibidor competitivo. En caso de utilizar la asociación con el ketólido monitorear al paciente en busca de signos de toxicidad del inmunosupresor.
-Tioridazina: puesto que la tioridazina ha provocado en ciertos pacientes arritmias ventriculares serias, no debe ser administrado concomitantemente con telitromicina.
-Vasopresina: existe un efecto aditivo cardiotóxico entre telitromicina y vasopresina, induciendo un incremento del intervalo Q-T y arritmias ventricualres serias. Por consiguiente, se desaconseja el uso concomitante.
-Venlafaxina: debido a que la venlafaxina prolonga el Q-T no debe usarse con telitromicina.

  Principio Activo