Sulpirida

Para qué sirve Sulpirida

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la sulpirida y a otras benzamidas. Feocromocitoma. Enfermedad de Parkinson.

Precauciones

Enfermedad cardiovascular. Pacientes maníacos o hipomaníacos (puede exacerbar los síntomas). Insuficiencia renal (se debe reducir la dosis). Pacientes con epilepsia, hipertiroidismo, adenoma de hipófisis, enfermedad pulmonar o retención urinaria. Manejo de maquinaria riesgosa o de precisión, conducción de automóviles.

Interacciones

Alimentos: estos reducen la absorción oral de la sulpirida un 30%. La relevancia clínica de esta interacción no ha sido estudiada. Se sugiere hasta que se diponga de mayores datos, administrar la sulpirida en ayunas.
-Litio: la coadministración de litio y antipsicóticos causa encefalopatía y daño cerebral irreversible en ciertos pacientes mediante un mecanismo desconocido. Monitorear a los pacientes que deban recibir ambas drogas, buscar signos extrapiramidales y evaluar el estado de conciencia.
-Tramadol: el uso simultáneo puede inducir convulsiones. En lo posible evitar esta asociación, especialmente en pacientes con factores predisponentes para la aparición de crisis convulsivas.
-Zotepina: el uso simultáneo puede inducir convulsiones. Monitorear al paciente. Evitar esta asociación si se requieren altas dosis de zotepina, si existen antecedentes de epilepsia, si el paciente es joven o tiene antecedentes de injuria cerebral.

  Principio Activo