Psyllium

Para qué sirve Psyllium

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Presencia de dolor abdominal, náuseas, vómitos, obstrucción intestinal o impactación fecal. Cualquier enfermedad en la cual el consumo de calcio extra esté contraindicado. Hipersensibilidad a los laxantes como el psyllium.

Precauciones

Si la constipación persiste por más de una semana luego del uso del psyllium se debe recurrir a un médico para descartar otra condición médica de mayor riesgo. Diabetes mellitus. Fenilcetonuria.

Interacciones

Carbamazepina: disminuye la absorción y la efectividad de la carbamazepina, porque reduce la disolución y disminuye la difusión de la carbomazepina. En caso de utilizarse concomitantemente, monitorear los niveles de esta última y ajustar dosis.
-Hipoglucemiantes orales: el psyllium podría aumentar el efecto hipoglucemiante de los hipoglucemiantes orales por efecto aditivo sobre el metabolismo de la glucosa. Monitorear los niveles de la misma y ajustar las dosis del hipoglucemiante.
-Insulina: el psyllium podría aumentar el efecto hipoglucemiante de la insulina por efecto aditivo sobre el metabolismo de la glucosa. Monitorear los niveles de la misma y ajustar las dosis de la insulina.
-Litio: con el uso concomitante disminuyen los niveles plasmáticos y la efectividad del litio por disminución en la absorción del mismo. Separar al menos por dos horas la administración de ambas drogas.
-Regaliz: con el uso concomitante se puede observar aumento del riesgo de hipopotasemia por efecto aditivo en la pérdida de potasio, en el caso que el laxante produzca diarrea. En esta situación se recomienda monitorear el ionograma.

  Principio Activo