Levodopa+Benserazida

  Principio Activo

Para qué sirve Levodopa+Benserazida

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la levodopa.
-Glaucoma de ángulo estrecho.
-Antecedentes de melanoma.

Precauciones

Lesiones de piel no diagnosticadas.
-Evitar la discontinuación abrupta del tratamiento.
-Enfermedad pulmonar, cardiovascular, endrócrina o biliar.
-Insuficiencia hepática o renal.
-Antecedentes de úlcera péptica.
-Antecedentes de psicosis o depresión con intento de suicidio.
-La suspensión brusca o grandes reducciones de dosis luego de tiempos prolongados puede precipitar la aparición de sindrome neuroléptico maligno.

Interacciones

Agonistas dopaminérgicos: La asociación de levodopa y lisuride aumenta la incidencia de discinesias en pacientes con enfermedad de Parkinson. La reducción de la dosis de levodopa produce la regresión de la sintomatología.
-Alimentos: los alimentos ricos en proteínas y el aumento del pH gástrico retrasan la absorción de la levodopa.
-Antidepresivos tricíclicos (ATC): pueden producir varias reacciones, como ser hipotensión postural, cuadros hipertensivos y pérdida de la efectividad de la levodopa por disminución de su biodisponibilidad. Monitorear la presión arterial y la efectividad del antiparkinsoniano durante el tratamiento combinado, discontinuar los ATC de aparecer hipertensión arterial.
-Antipsicóticos: la administración de antipsicóticos y levodopa podría disminuir la eficacia terapéutica de esta última. Esto se debería al antagonismo de los receptores dopaminérgicos D2 mediado por la los antipsicóticos. Se debe evitar el uso de ambos fármacos. En caso de ser necesaria su administración conjunta, monitorear la eficacia terapéutica de la levodopa.
-Bupropión: Aumenta el riesgo de reacciones adversas por levodopa (náuseas, vomito, excitación inquietud, temblor postural). Se desconoce el mecanismo. La severidad es moderada y de aparición tardía. La administración de ambas medicciones debe hacerse con extrema precaución, comenzando con menores dosis y aumentando gradualmente. Controlar al paciente en busca de reacciones adversas por levodopa.
-Cisapride: la administración de cisapride y levodopa puede aumentar la toxicidad de esta última. Se recomienda controlar la toxicidad de la levodopa en pacientes tratados con cisapride.
-Clonidina: la terapia concomitante con clonidina y levodopa podría alterar su acción antiparkinsoniana. El tratamiento conjunto con estos fármacos debe evitarse.
-Espiramicina: La Espiramicina produce un incremento de la motilidad gástrica, esto produce una disminución de la absorción de la carbidopa, lo que lleva a una reducción de las concentraciones plasmáticas de carbidopa y a una disminución de los efectos antiparkinsonianos de la Levodopa. Monitorear al paciente y ajustar dosis.
-Fenitoína: el uso de fenitoína puede disminuir el efecto de la Levodopa. Monitorear clínicamente la efectividad de esta última y ajustar dosis.
-Fenilalanina: El uso simultáneo de fenilalanina con levodopa lleva a una reducción de la efectividad de esta última droga debido a que los aminoácidos neutros de larga cadena como la fenilalanina compiten con la levodopa por el transporte mediado por carriers en el cerebro. Monitorear los pacientes por signos de parkinsonismo como temblor agravado, rigidez y sindrome On-Off. Restringir la ingesta proteica a las cantidades permitidas recomendadas y separar las comidas y las cantidades proteicas ingeridas equitativamente durante el día.
-Furazolidona: la administración concurrente de levodopa y furazolidona puede aumentar el efecto terapéutico y/o tóxico de la primera, por inhibición en la degradación de la dopamina y noradrenalina formada a partir de levodopa.
-Hierro, sales orales: la administración de sales de hierro orales puede disminuir la efectividad de la levodopa por disminución de su biodisponibilidad oral. Monitorear el incremento de los síntomas parkinsonianos si el paciente recibe suplementos de hierro y de empeorar el cuadro de Parkinson, considerar suspender el aporte de hierro o aumentar la dosis de levodopa.
-Indinavir: el indinavir inhibe ciertas isoenzimas del citocromo P450 que intervienen en el metabolismo de la Levodopa, pudiendo producir mayores concentraciones de esta última con mayor riesgo de toxicidad. Monitorear la aparición de efectos adversos de la levodopa (en particular disquinesias) durante el tratamiento combinado y ajustar la dosis.
-Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO): Se puede provocar una crisis hipertensiva si se asocian debido a un incremento de la disponibilidad de dopamina o de noradrenalina. No deben coadministrarse. Se debe dejar pasar dos semanas al menos entre la suspensión de un inhibidor de la monoaminooxidasa y el comienzo de la terapia con Levodopa.
-Isoniazida: puede producir deterioro del enfermo de Parkinson, por inhibición de la dopa-decarboxilasa. Se recomienda aumento de la dosis de levodopa, monitoreando al paciente por efectos adversos.
-Linezolid: Se puede provocar una crisis hipertensiva si se asocian debido a un incremento de la disponibilidad de dopamina o de noradrenalina. No deben coadministrarse. Se debe dejar pasar dos semanas al menos entre la suspensión del Linezolid (con efecto IMAO) y el comienzo de la terapia con Levodopa.
-Metildopa: La asociación resulta en mejoría de los efectos antiparkisonianos( temblores, rigidez y bradikinesia). También puede aumentar el efecto hipotensor.
-Metionina: La metionina en dosis de 4,5 g o más diariamente pueden revertir en forma significativa los efectos de la levodopa, por lo que debe monitorear se la efectividad del antiparkinsoniano y de ser necesario, ajustar la dosis de la misma.
-Metoclopramida: La metoclopramida aumenta la biodisponibilidad de la levodopa ya que la misma ve reducida su absorción en pacientes con trastornos del vaciado gástrico. Se recomienda separar la administración de las mismas en un lapso variable entre 90 minutos y 4 horas.
-Piridoxina: La piridoxina en dosis de 5 mg o más diariamente pueden revertir en forma significativa los efectos de la levodopa, por lo que debe monitorear se la efectividad del antiparkinsoniano y de ser necesario, ajustar la dosis de la misma.
-Selegilina: Existe controversia en relación a la coadministración de Selegilina y Levodopa. Algunos estudios la recomiendan para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson y otros han detectado un aumento de la incidencia de hipertensión arterial y mortalidad. Adicionales datos son necesarios.
-TRH: Se han reportado casos de disminución de la respuesta de la TSH a la administración de TRH. Se recomienda tener en cuenta esta posibilidad al interpretar los resultados de las pruebas diagnósticas.

Deja un comentario