INSULINA GLULISINA

Para qué sirve este principio activo INSULINA GLULISINA

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipoglucemia. <br> -Reacciones alérgicas sistémicas a la insulina o a alguno de los componentes de la formulación. <br> -Alergia a proteínas bovinas o porcinas (para las insulinas porcina y bovina). <br>
Situaciones en las que pueden disminuir los requerimientos de insulina:
-- Insuficiencia hepática o renal.
-- Hipotiroidismo.
-- Malabsorción.
-- Intolerancia digestiva con vómitos o náuseas.
-- Diarrea.
-Situaciones en las que pueden aumentar los requerimientos de insulina:
-- Cirugía.
-- Infección.
-- Trauma.
-- Hipertiroidismo.
-- Fiebre.
-
Acarbose: el uso de acarbose con insulina puede incrementar el riesgo de hipoglucemia por efectos aditivos sobre las concentraciones de glucemia. Monitorear la glucemia al incorporar o discontinuar el acarbose e instruir al paciente sobre las medidas a tomar frente a la aparición de síntomas de hipoglucemia. En ciertos casos puede ser necesario ajustar las dosis de los mismos.
-Acido tióctico: el uso aumenta el riesgo de hipoglucemia por efectos aditivos sobre el descenso de la misma. Se recomienda monitorear la glucemia, ajustando las dosis de insulina.
-Alcohol: el consumo de alcohol concomitantemente con insulina puede aumentar el riesgo de hipoglucemia por efectos aditivos sobre la glucosa. Se recomienda en lo posible evitar la ingesta de alcohol, caso contrario, se debe instruir al paciente a que limite al máximo la ingesta de alcohol y siempre acompañarla con alimentos para evitar la hipoglucemia asociada al consumo del mismo.
-Bloqueantes beta adrenérgicos: el uso de bloqueantes beta con insulina puede aumentar el riesgo de hipoglucemia y disminuir los síntomas asociados a la misma por sus efectos sobre el metabolismo de la glucosa y a nivel cardiovascular secundarios al bloqueo _2. Este efecto esta relacionado principalmente con el uso de bloqueantes beta no selectivos como el propranolol, siendo mucho menos frecuente con bloqueantes selectivos _1. Evitar el uso de bloqueantes beta adrenérgicos no selectivos, y en caso de utilizar bloqueantes selectivos _1, monitorear la glucemia cuidadosamente y ajustar la dosis de la insulina.
-Clofibrato: su uso se ha asociado con disminución de los valores de glucemia en ayunas y mayor riesgo de hipoglucemia por favorecer la unión de la insulina a su receptor. Monitorear la glucemia y ajustar la dosis de insulina.
-Corticotrofina: el uso conjunto puede disminuir la efectividad de la insulina por aumento de los valores de glucemia por efecto directo sobre la glucogenolísis. Monitorear la glucemia y ajustar dosis.
-Ginseng: el uso de ginseng puede asociarse a cuadros de hipoglucemia. A pesar de no haber clara evidencia de la interacción con insulina, dado este efecto hipoglucemiante, el uso concomitante podría aumentar el riesgo de hipoglucemia. Monitorear los niveles de glucosa, y en caso de dificultad para estabilizar los valores de la misma, suspender el ginseng.
-Glucocorticoides: el uso conjunto puede disminuir la efectividad de la insulina por la hiperglucemia que producen los mismos. Monitorear la glucemia y ajustar la dosis de insulina.
-Hierbas (ajo, ginseng): las hierbas potencian el efecto hipoglucemiante de la insulina. Se sugiere monitoreo estricto de glucemia con el uso concomitante.
-Inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO): puede mejorar el efecto de la insulina por estimular la secreción endógena de la misma. Monitorear la glucosa al iniciar o discontinuar el tratamiento con IMAO y ajustar la dosis.
-Regaliz: su asociación con insulina puede producir hipocalemia y retención hidrosalina. Se debe evitar esta asociación, caso contrario, monitorear el ionograma.
-Tiazolidinedionas: el uso combinado potencia la retención de líquido de estos fármacos (mecanismo desconocido). Se sugiere control clínico para detectar retencion hídrica.