Clorpromazina

Para qué sirve Clorpromazina

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a las fenotiazinas. Estados comatosos. Uso concomitante de dosis altas de depresores del SNC (opiáceos, barbitúricos, etanol). Depresión de médula ósea. Menores de 6 meses de edad.

Precauciones

Uso concomitante de depresores del SNC (opiáceos, anestésicos, barbitúricos). Epilepsia. Patologías respiratorias crónicas. Enfermedad cardiovascular. Glaucoma. Insuficiencia renal o hepática. Antecedentes de Sindrome Neuroléptico Maligno. En caso de ser necesario realizar una mielografía, discontinuarlo 48 horas antes del estudio. Signos y síntomas que sugieran un Sindrome de Reye. Antecedentes de cáncer de mama.

Interacciones


-Adenosina: la administración de clorpromazina y adenosina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar clorpromazina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la adenosina.
-Adrenalina: en pacientes tratados con clorpromazina, la administración de adrenalina aumenta el riesgo de hipotensión y taquicardia refleja. Esto se debería al bloqueo de los receptores a-adrenérgicos mediado por la clorpromazina. Si la administración conjunta es necesaria, se recomienda ajustar la dosis de adrenalina y controlar la tensión arterial.
-Alcaloides de la belladona y derivados: la actividad anticolinérgica de los alcaloides de la belladona y derivados (atropina, escopolamina, hioscina, propinox, N-butilbromuro de hioscina), sumada a la acción anticolinérgica de la clorpromazina, podría incrementar la toxicidad de estos fármacos al ser administrados conjuntamente. En caso que el paciente presente síntomas y signos de una excesiva actividad anticolinérgica, los alcaloides deben ser suspendidos inmediatamente.
-Amiodarona: el uso conjunto aumenta la toxicidad de la clorpromazina por inhibición del citocromo 2D6 con mayor riesgo de cardiotoxicidad. Se recomienda evitar la coadministración, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Anestésicos generales: la administración de clorpromazina y anestésicos generales (enflurano, halotano, isoflurano) aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar clorpromazina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como los anestésicos generales.
-Antiácidos: la administración de antiácidos, que contienen magnesio, y clorpromazina disminuye la efectividad de esta última. Los antiácidos, por un mecanismo de quelación, interfieren con la absorción de la clorpromazina, diminuyendo su biodisponibilidad. La administración conjunta de estos fármacos debe evitarse. En caso de ser necesaria, su administración debe estar separada por un intervalo mínimo de 4 horas.
-Antiarrítmicos: la administración de clorpromazina y antiarrítmicos del grupo I y III aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar clorpromazina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como los antiarrítmicos del grupo I y III.
-Antidepresivos tricíclicos: los antidepresivos tricíclicos y la clorpromazina interfieren mutuamente con su metabolismo. Al administrar estos fármacos en forma conjunta sus concentraciones plasmáticas pueden aumentan y de esta forma incrementar su toxicidad. Monitorear signos de toxicidad y ajustar dosis.
-Antimaláricos: la administración de clorpromazina y antimaláricos aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar clorpromazina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como estos antimaláricos.
-Antipsicóticos: la administración de clorpromazina y antipsicóticos que prolongan el intervalo Q-T (amisulprida, haloperidol, quetiapina, risperidona y zotepina) aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar clorpromazina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como estos antipsicóticos.
-Aripiprazol: la clorpromazina inhibe el metabolismo del aripiprazol a nivel del citocromo P4502D6, aumentando la incidencia de efectos adversos del mismo. Monitorear la aparición de efectos adversos al iniciar, aumentar o discontinuar el uso de clorpromazina.
-Atenolol: el atenolol y la clorpromazina interfieren mutuamente con su metabolismo. Al administrar ambos fármacos en forma conjunta sus concentraciones plasmáticas pueden aumentar y, de esta forma, incrementar su toxicidad. Se recomienda controlar la aparición de hipotensión y la toxicidad de la clorpromazina en estos pacientes. En caso de ser necesario reducir la dosis de ambos fármacos.
-Belladona: la actividad anticolinérgica de los alcaloides activos, presentes en la belladona, sumada a la acción anticolinérgica de la clorpromazina, podría incrementar la toxicidad de estos fármacos al ser administrados conjuntamente. En caso que el paciente presente síntomas y signos de una excesiva actividad anticolinérgica, la belladona debe ser suspendida inmediatamente.
-Bloqueantes beta-adrenérgicos: el uso concomitante de bloqueantes beta con metabolizados a nivel del citocromo P4502D6 (betaxolol, carvedilol, labetalol, pindolol, propranolol, timolol) puede aumentar el riesgo de efectos adversos de los mismos por inhibición del metabolismo. Monitorear la aparición de efectos adversos al iniciar, aumentar o discontinuar el uso de clorpromazina.
-Cabergolina: la administración de cabergolina y clorpromazina podría disminuir la eficacia terapéutica de ambos fármacos. La cabergolina es un agonista de los receptores dopaminérgicos D2, mientras que la clorpromazina se comporta como antagonista de dichos receptores, por ende, su administración conjunta provocaría un antagonismo de sus acciones farmacológicas. Se recomienda no administrar cabergolina a los pacientes tratados con clorpromazina.
-Captopril: la administración de captopril y clorpromazina podría provocar hipotensión. Esto se debería a la suma de las acciones hipotensoras de ambos fármacos. Se recomienda controlar la tensión arterial en estos pacientes y alertarlos sobre la posible aparición de hipotensión ortostática.
-Carbamazepina: el uso concomitante puede disminuir los niveles séricos de la clorpromazina por aumento de su metabolismo por el citocromo P4501A2. Monitorear al paciente y ajustar las dosis.
-Cimetidina: la administración de cimetidaina conjuntamente con clorpromazina disminuye la efectividad de esta última. La cimetidina disminuye la absorción e inhibe el metabolismo de la clorpromazina. Se recomienda controlar la aparición de síntomas y signos de toxicidad de la clorpromazina en estos pacientes.
-Cisapride: la administración de clorpromazina y cisapride aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). No deben coadministrarse.
-Clindamicina: la administración de clorpromazina y clindamicina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar clorpromazina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la clindamicina.
-Clomipramina: el uso conjunto aumenta la toxicidad de la clorpromazina por inhibición del citocromo 2D6 con mayor riesgo de cardiotoxicidad. Se recomienda monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Cloroquina: el uso conjunto aumenta la toxicidad de la clorpromazina por inhibición del citocromo 2D6 con mayor riesgo de cardiotoxicidad. Se recomienda monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Cloroquina: la clorpromazina inhibe el metabolismo de la cloroquina a nivel del citocromo P4502D6, aumentando la incidencia de efectos adversos de la misma. Monitorear la aparición de efectos adversos al iniciar, aumentar o discontinuar el uso de clorpromazina.
-Clozapina: el uso conjunto aumenta la toxicidad de la clorpromazina por inhibición del citocromo 2D6 con mayor riesgo de cardiotoxicidad, a su vez la clorpromazina inhibe el metabolismo de la clozapina. Se recomienda evitar la coadministración, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Codeína: la clorpromazina inhibe el citocromo P4502D6, pudiendo disminuir la efectividad de la codeína debido a la menor formación de su metabolito activo. Monitorear la efectividad de la misma y ajustar las dosis de ser necesario.
-Cotrimoxazol: la administración de clorpromazina y cotrimoxazol aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Ambos fármacos prolongan el intervalo Q-T. Se recomienda no administrar clorpromazina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como el cotrimoxazol.
-Delavirdine: el uso conjunto aumenta la toxicidad de la clorpromazina por inhibición del citocromo 2D6 con mayor riesgo de cardiotoxicidad. Se recomienda evitar la coadministración, caso contrario, monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Dextrometorfano: la clorpromazina inhibe al citocromo P450 2D6, isoenzima encargada del metabolismo del dextrometorfano. La administración conjunta de estas drogas aumenta el riesgo de toxicidad por dextrometorfano (náuseas, vómitos, visión borrosa, alucinaciones). Asimismo, ambas drogas pueden competir por su metabolismo y desencadenar un sindrome serotonérgico (hipertensión, hipertermia, mioclonismo, alteraciones del estado mental). Evitar la asociación, caso contrario, monitorear al paciente y ajustar dosis.
-Difenhidramina: el uso conjunto puede aumentar la toxicidad de la clorpromazina debido a la inhibición del metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear al paciente y ajustar las dosis de clorpromazina de ser necesario.
-Dihidrocodeína: la clorpromazina inhibe el citocromo P4502D6, pudiendo disminuir la efectividad de la dihidrocodeína debido a la menor formación de su metabolito activo. Monitorear la efectividad de la misma y ajustar las dosis de ser necesario.
-Dolasetrón: la administración de clorpromazina y dolasetrón aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Ambos fármacos prolongan el intervalo Q-T. Se recomienda no administrar clorpromazina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como el dolasetrón.
-Doxorrubicina: la clorpromazina inhibe el metabolismo de la doxorrubicina a nivel del citocromo P4502D6, aumentando la incidencia de efectos adversos de la misma. Monitorear la aparición de efectos adversos al iniciar, aumentar o discontinuar el uso de clorpromazina.
-Duloxetina: el uso conjunto aumenta la toxicidad de la clorpromazina por inhibición del citocromo 2D6 con mayor riesgo de cardiotoxicidad. Se recomienda monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Etanol: el consumo de etanol en pacientes tratados con clorpromazina puede incrementar la sedación. Se debe alertar a los pacientes tratados con clorpromazina sobre los efectos del consumo de etanol.
-Fenitoína: la clorpromazina puede aumentar o disminuir la concentración plasmática de fenitoína. Monitorear las concentraciones séricas de fenitoína y ajustar la dosis.
-Fenobarbital: el fenobarbital aumenta el metabolismo de la clorpromazina, disminuyendo sus concentraciones plasmáticas y eficacia terapéutica. Se recomienda el monitoreo de las concentraciones plasmáticas de la clorpromazina.
-Fenotiazinas: la administración de clorpromazina y fenotiazinas aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Ambos fármacos prolongan el intervalo Q-T. Se recomienda no administrar clorpromazina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como las fenotiazinas.
-Fluconazol: la administración de clorpromazina y fluconazol aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar clorpromazina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como el fluconazol.
-Fluoxetina: la administración de clorpromazina a pacientes tratados con fluoxetina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar clorpromazina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como la fluoxetina.
-Foscarnet: la administración de clorpromazina y foscarnet aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Ambos fármacos prolongan el intervalo Q-T. Se recomienda no administrar clorpromazina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como el foscarnet.
-Haloperidol: el uso concomitante puede inhibir el metabolismo de ambas drogas a nivel del citocromo P4502D6, aumentando la incidencia de efectos adversos de las mismas. Evitar el uso concomitante, caso contrario, monitorear la aparición de efectos adversos al iniciar, aumentar o discontinuar el uso conjunto.
-Hidrato de cloral: la administración de clorpromazina e hidrato de cloral aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar clorpromazina con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como el hidrato de cloral.
-Hidrocodona: la clorpromazina inhibe el citocromo P4502D6, pudiendo disminuir la efectividad de la hidrocodona debido a la menor formación de su metabolito activo. Monitorear la efectividad de la misma y ajustar las dosis de ser necesario.
-Imipramina: el uso concomitante puede aumentar el riesgo de toxicidad de ambas drogas debido a la inhibición del metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Evitar la asociación, caso contrario, monitorear clínicamente al paciente al iniciar, aumentar o discontinuar la dosis de una o ambas drogas.
-Isoniazida: el uso conjunto aumenta la toxicidad de la clorpromazina por inhibición del citocromo 2D6 con mayor riesgo de cardiotoxicidad. Se recomienda monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Isoniazida: el uso conjunto puede aumentar la toxicidad de la clorpromazina debido a la inhibición del metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear al paciente y ajustar las dosis de clorpromazina de ser necesario.
-Ketoconazol: el uso conjunto aumenta la toxicidad de la clorpromazina por inhibición del citocromo 2D6 con mayor riesgo de cardiotoxicidad. Se recomienda monitorear clínicamente y ajustar dosis.
-Levodopa: la administración de clorpromazina y levodopa podría disminuir la eficacia terapéutica de esta última. Esto se debería al antagonismo de los receptores dopaminérgicos D2 mediado por la clorpromazina. Se debe evitar el uso de ambos fármacos. En caso de ser necesaria su administración conjunta, monitorear la eficacia terapéutica de la levodopa.
-Lidocaína: el uso conjunto puede aumentar la toxicidad de ambas drogas debido a la inhibición del metabolismo a nivel del citocromo 2D6. Monitorear al paciente y ajustar las dosis de de ambas drogas de ser necesario.
-Litio: la administración de clorpromazina y litio aumentaría el riesgo de debilidad, disquinecia, síntomas extrapiramidales, encefalopatía y daño cerebral. Se recomienda controlar la aparición de toxicidad y monitorear las concentraciones plasmáticas de litio en estos pacientes.
-Lomustina: la clorpromazina inhibe el metabolismo de la lomustina a nivel del citocromo P4502D6, aumentando la incidencia de efectos adversos de la misma. Monitorear la aparición de efectos adversos al iniciar, aumentar o discontinuar el uso de clorpromazina.
-Macrólidos: la administración de macrólidos en asociación con clorpromazina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Se recomienda no administrar clorpromazina con fármacos que prolonguen el intervalo Q-T, como los mencionados macrólidos.
-Meperidina: la administración de clorpromazina y meperidina aumentaría el riesgo de depresión respiratoria y del SNC, probablemente por la suma de sus efectos depresores. Se recomienda controlar la aparición de toxicidad y, si es necesario, reducir la dosis de uno o ambos fármacos.
-Metadona: el uso conjunto puede aumentar la toxicidad de la clorpromazina debido a la inhibición del metabolismo a nivel del citocromo P4502D6. Monitorear al paciente y ajustar las dosis de clorpromazina de ser necesario.
-Metilfenidato: la clorpromazina inhibe el metabolismo del metilfenidato a nivel del citocromo P4502D6, aumentando la incidencia de efectos adversos del mismo. Monitorear la aparición de efectos adversos al iniciar, aumentar o discontinuar el uso de clorpromazina.
-Metimazol: el uso conjunto aum

  Principio Activo

Clorpromazina

Para qué sirve Clorpromazina , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

FARMACOLOGIA

CLORPROMAZINA
La información farmacológica contenida en esta revisión está concebida como un suplemento y no como un substituto del conocimiento, experiencia, habilidades y juicio del médico para el tratamiento de su paciente. La ausencia de información o advertencias para un fármaco específico o para una combinación de fármacos no debe ser interpretada como indicativa de que el fármaco o su combinación es segura, apropiada o efectiva para todo paciente.
INTRODUCCIÓN

Clorpromazina, es un neuroléptico fenotiazínico de cadena lateral alifática.(1)Pertenece al grupo de los antipsicóticos clásicos.(4) Este medicamento fue el primer antipsicótico sintetizado (Francia, 1950) y marcó el punto de partida de la psicofarmacología moderna.(2)

ClasificaciÓn

Neuroléptico (antipsicótico) que pertenece a la familia de las fenotiazinas.

FarmacocinÉtica

Su administración puede ser oraly parenteral.El inicio de la sedación se produce a los 30 a 60 minutos de su administración VO y el efecto puede durar entre 4 y 18 horas.Los efectos antipsicóticos son graduales, y éstos junto con el efecto pico pueden no aparecer hasta las 6 semanas o los 6 meses de tratamiento. Su vida media es de 23 a 37 horas, sufre metabolización hepática y su eliminación es vía renal y fecal. Atraviesa la placenta y se excreta por la leche materna.(3)

Farmacodinamia

Las fenotiazinas tienen efectos a nivel del SNC, autónomo y endocrino. Su mecanismo de acción consiste en el bloqueo de receptores de dopamina y también tiene acción bloqueadora sobre: adrenoceptores alfa, receptores muscarínicos, receptores histamínicos H1 y receptores de serotonina.(1)

Clorpromazina bloquea los receptores dopaminérgicos postsinápticos del sistema mesolímbico, aumentando así el recambio de dopamina por bloqueo del receptor D2 somatodendrítico; éste bloqueo es responsable de los efectos extrapiramidales de las fenotiazinas.(1,3)

Este fármaco posee efectos antipsicóticos, antieméticos, antihistamínicos, sedantes, relajantes musculares y ansiolíticos. Sus efectos antipsicóticos son producto de la disminución en la transmisión dopaminérgica y el efecto antiemético se debe al bloqueo de quimiorreceptores de zonas específicas.(3)

Indicaciones

Clorpromazina tiene las siguientes indicaciones:

  • Manifestaciones de desórdenes psicóticos.(5)[]
  • Como antiemético y antinauseoso.(5)
  • Porfiria intermitente aguda.(5)
  • Como adyuvante en el tratamiento de tétanos. (5)
  • Para controlar manifestaciones tipo maníacas o en los trastornos maniaco-depresivos.(5)
  • Para aliviar el hipo intratable.(5)
  • Tratamiento de problemas severos del comportamiento en niños de 1 a 12 años de edad marcado por agresividad o comportamiento hiperexcitable explosivo y en el tratamiento a corto plazo de niños hiperactivos que muestran excesiva actividad psicomotriz, acompañada de desórdenes de conducta como:impulsividad, agresividad, dificultad para mantener la atención, labilidad emocional y poca tolerancia.(5)

Situaciones especiales

Éste fármaco pertenece a la Categoría C del embarazo.(3,5)

Clorpromazina puede producir alteraciones en las capacidades físicas y mentales, especialmente durante los primeros días de tratamiento, por lo que los pacientes que realizan actividades que requieren de un estado alerta, como la operación de maquinarias y vehículos, deben tener cuidado.

Contraindicaciones

Clorpromazina se contraindica en:

  • Personas con hipersensibilidad conocida a las fenotiazinas y a los sulfatos.(3,5)
  • Depresión de la médula ósea.(3)
  • Arteriosclerosis cerebral.(3)
  • Shock.(3)
  • Hipertensión arterial severa.(3)
  • Enfermedad coronaria.(3)
  • Estados de coma.(5)
  • Presencia de grandes cantidades de depresores del SNC, como alcohol, barbitúricos o narcóticos.(5)
  • Encefalopatía hepática.(3)
  • Síndrome de Reye.(3)
  • Enfermedad de Parkinson.(3)
  • Lesión cerebral subcortical.(3)
  • Epilepsia (disminuye el umbral de convulsiones).(3)
  • Embarazo y lactancia.(3)
  • Recién nacidos hasta los 6 meses de edad.

Efectos secundarios

  • Reacciones alérgicas:urticaria, fotosensibilidad, dermatitis exfoliativa, dermatitis por contacto, asma, edema laríngeo, edema angioneurótico.Las presentaciones en ampollas y viales multidosis contienen sulfito de sodio, que pueden causar reacciones anafilácticas y episodios asmáticos severos en personas predispuestas.(5)
  • Efectos neurológicos:somnolencia, que se presenta principalmente durante los primeros días de tratamiento, signos extrapiramidales, distonías musculares como las de los músculos del cuello y espalda, que pueden progresar hacia una tortícolis, discinesia tardía u opistótonos.Se han reportado también: signos de agitación motora, insomnio, pseudoparkinsonismo.Se ha descrito un síndrome neuroléptico maligno asociado con neurolépticos, cuyas manifestaciones clínicas son:hiperpirexia, rigidez muscular, estatus mental alterado, signos de inestabilidad del sistema nervioso autónomo como pulso y presión arterial alterados, taquicardia diaforesis y arritmias cardíacas. (5)También convulsiones y edema cerebral.(5)
  • Se han reportado efectos adversos sobre la conducta que pueden incluir:síntomas psicóticos y estados catatónicos.
  • Efectos cardiovasculares:taquicardia, hipotensión postural, fatiga, mareos, vértigo, que se manifiestan generalmente cuando el fármaco es administrado por vía parenteral.Puede producirse también cambios reversibles en el EKG y paro cardíaco que puede causar la muerte del paciente.(5) []
  • Efectos sobre el árbol biliar: ictericia,(5) colestasis.(3)
  • Efectos hematológicos:agranulocitosis, eosinofilia, leucopenia, anemia hemolítica, anemia aplásica, púrpura trombocitopénica, pancitopenia.(5)
  • Efectos endocrinos:hiperprolactinemia durante los tratamientos largos en mujeres, amenorrea, ginecomastia, hipo e hiperglicemia y glucosuria.(5)
  • Efectos sobre el sistema nervioso autónomo: sequedad de la boca, congestión nasal, náusea, estreñimiento, retención urinaria, miosis, midriasis, problemas eyaculatorios, impotencia. (5)
  • Otros efectos:se pueden producir cambios oculares y pigmentación de la piel, cuando se utiliza el fármaco por largos periodos.Fiebre, hiperpirexia, incremento de peso, edema periférico y lupus eritematoso sistémico.(5)

Precauciones

Clorpromazina debe ser usada con precaución en enfermedades hepáticas, cardiovasculares, tiroideas (tirotoxicosis e hipertiroidismo).

  • Debe utilizarse con cuidado en enfermedades respiratorias crónicas como asma, enfisema e infecciones respiratorias agudas, especialmente en niños de 1 a 12 años.
  • En pacientes con hipocalcemia, debido a que puede producir aparición de sintomatología extrapiramidal.Puede alterar el mecanismo hipotalámico para la regulación térmica, por lo que se aconseja no exponerse a variaciones importantes de la temperatura durante su tratamiento.(3)
  • Debe tenerse cuidado en pacientes con depresión de la médula ósea o que se hayan demostrado previamente reacciones de hipersensibilidad como ictericia, discracias sanguíneas, etc.(5)
  • Pacientes que realizan actividades como la operación de vehículos o maquinarias, deben tener precauciones porque clorpromazina altera las habilidades mentales y físicas, especialmente durante los primeros días de tratamiento.
  • El uso de alcohol con fármacos neurolépticos debe ser evitado debido a la hipotensión que podría ocasionar.
  • Personas expuestas a calores extremos, insecticidas de órganos fosforados o que reciben atropina, deben tener precaución.
  • Se han encontrado aberraciones cromosómicas y esperma anormal en roedores tratados con fármacos neurolépticos.
  • Debe utilizarse con cuidado en pacientes con glaucoma.

Interacciones

Clorpromazina potencia los efectos de los depresores del SNC.Carbamazepina disminuye sus concentraciones.

Tiene toxicidad aditiva con:droperidol, haloperidol y metoclopramida.(3)

Rifampicina puede aumentar su metabolismo y disminuir su biodisponibilidad.Los antiácidos y cimetidina disminuyensu biodisponibilidad oral.

Eritromicinay propranolol inhiben su metabolismo, éste último puede causar hipotensión arterial e incrementar el riesgo de sufrir convulsiones.Junto a los colinérgicos su efecto es aditivo.

Disminuye la respuesta presora a la efedrina, metoxamina, fenilefrina, metaraminol y noradrenalina.

Utilizadajunto con quinidina puede conducir a hipotensión ortostática y prolongar el intervalo QT en el EKG.

Con inhibidores de la MAO, incrementa las reacciones extrapiramidales; y administrada junto con antitiroideos, incrementa el riesgo de toxicidad sobre médula ósea.(3)

Clorpromazina disminuye el efecto de los anticoagulantes.(3)

Sobredosis, toxicidad y tratamient

La dosis tóxica de clorpromazina es de 3 a 5 g.(3)

La sobredosis de clorpromazina puede producir depresión del SNC, coma, hipotensión y síntomas extrapiramidales, somnolencia, taquicardia, miosis, retención urinaria.Pueden presentarse además agitación, convulsiones, fiebre, reacciones del sistema autónomo como ausencia de sudoración y paro respiratorio, así como cambios electrocardiográficos y arritmias cardíacas.

El tratamiento ante la sobredosis es sintomático y de soporte.Se debe tener al paciente bajo observación y mantener la vía aérea abierta.(5) El lavado gástrico temprano es muy útil, se puede emplear carbón activado y catárticos.Las reacciones distónicas se pueden tratar con difenhidramina o benzotropina.Los síntomas extrapiramidales se tratan con difenhidramina, barbitúricos, antiparkinsonianos.Los efectos cardiotóxicos con bicarbonato sódico IV 1-2 mEq/kg.La diálisis no es efectiva para el tratamiento de la sobredosis de clorpromazina.(3)

ConservaciÓn

Esta concentración es sensible a la luz, por lo que debe ser protegida de ésta y expenderse en botellas de vidrio ambár.

No requiere refrigeración.(5)

Las presentaciones en tabletas, cápsulas, ampollas, viales multidosis y supositorios; deben ser almacenadas a temperaturas entre 15°C a 30°C(59ºF a 86ºF),y la presentación en jarabe debe almacenarse a temperaturas inferiores a 25°C(7ºF).(5)

PosologÍa

Adultos

  • Trastornos psicóticos:

Se debe incrementar gradualmente la dosis hasta controlar los síntomas.

Pacientes hospitalizados:

  • Disturbios intensos o maniacos: IM 25 mg. Si es necesario, administrar 25 a 50 mg adicionales en 1 hora.Incrementando la dosis en varios días a más de 400 mg cada 4 a 6 horas.
  • Disturbios subagudos: VO de 25 mg tres veces al día, incrementando gradualmente hasta alcanzar una dosis efectiva, usualmente es de 400 mg diarios.
  • Rápido control de síntomas severos: IM 25 mg (1mL) Si es necesario repetir la dosis en una hora.Subsecuentemente las dosis deben ser orales 25 a 50 mg TID.

Pacientes no hospitalizados: VO de 10 mg tres o cuatro veces diariamente o 25 mg dos o tres veces diarias.

En casos más severos 25 mg (TID), después de uno o más días, la dosis diaria puede ser aumentada 20 a 50 mg a intervalos de media semana, hasta que el paciente se muestre cooperativo y calmado.

  • En la náusea y el vómito se utiliza: VO de 10 a 25 mg cada 4 a 6 horas, incrementando si es necesario. IM de 25 mg.Si no ocurre hipotensión dar de 25 a 50 mg cada 3 a 4 horas, hasta parar el vómito. Un supositorio VR de 100 mg cada 6 a 8 horas.(5)

Durante una cirugía: IM, 12,5 mg o 0,5 mL, repitiendo en media hora si es necesario y si no ocurre hipotensión. IV, 2 mg por inyección fraccionada en intervalos de 2 minutos. No se debe exceder 25 mg.(5)

  • Hipo intratable: VO de 25 mg TID o cuatro veces al día.Si los síntomas persisten por dos o tres días dar:25 a 50 mg , IM. Si los síntomas persisten se recomienda usar infusión IV lentamente con el paciente en cama:25 a 50 mg en 500-1000 mL de solución salina.Teniendo cuidado con la presión arterial.(5)
  • Porfiria intermitente aguda: VO, de 25 a 50 mg, tres o cuatro veces e o cuatro veces al día. IM 25 mg, tres o cuatro veces al día, hasta que el paciente pueda tomar clorpromazina VO.
  • Tétanos: IM, 25 a 50 mg tres o cuatro veces al día usualmente junto con barbitúricos.

IV 25 a 50 mg. Diluir 1 mg por mL y administrar un promedio de 1 mg por minuto.

Pacientes pediátricos:De 6 meses a 12 años de edad:

  • Problemas del comportamiento.

Pacientes no hospitalizados:

Se debe seleccionar la vía de administración de acuerdo a la condición del paciente y debe incrementarse la dosis gradualmente hasta llegar a la necesaria.

VO: 0,5 mg/kg de peso, cada 4 a 6 horas.
VR: 1 mg/kg de peso, cada 6 a 8 horas.

Pacientes hospitalizados:

Como con los anteriores, comenzando con bajas dosis e incrementando gradualmente.En varios desórdenes del comportamiento o en condiciones psicóticas, dosis altas 50a 100 mg diarios y en niños mayores 200 o más mg al día.

La dosis máxima IM: en niños hasta los 5 años (20 kg), no más de 40 mg diarios; en niños de 5 a 12 años 20 a 40 kg no más de 75 mg diarios, excepto en casos inmanejables.

  • Náusea y vómito:

La dosis y frecuencia de la administración deben ser dados de acuerdo a la severidad de los síntomas y respuesta del paciente.(5)

VO, 0,5 mg/kg de peso, cada 4 a 6 horas.

La dosis máxima IM:en niños hasta los 5 años 20 kg, no más de 40 mg diarios; en niños de 5 a 12 años (20-40 kg) no más de 75 mg diarios, excepto en casos severos.(5)

Durante la cirugía:

IM: 0,25 mg por kg de peso, repetir en media hora si es necesario y si no ocurre hipotensión.

IV: 1 mg fraccionado en inyecciones a intervalos de 2 minuto, sin exceder la dosis intramuscular recomendada y siempre diluir 1 mg/mL mezclado con 24 mL de solución salina.

  • Tétanos

IM o IV,0,5 mg por kg de peso cada 6 a 8 horas.Sin exceder las dosis intramusculares. (5)

COMERCIALES

CLORPROMAZINA

FDA: 1954

IESS: Sí pertenece

MSP: Sí pertenece


Nombre
Comercial
Presentación
Componente(s)
Concentración
Casa
Farmacéutica
Largactil
ComprimidosCLORPROMAZINA 100 mg
25 mg
Aventis
Tabletas 100 mg
25 mg

BIBLIOGRAFÍA

  1. Potter W, Hollister L. Antipsicóticos y litio. En: Katzung B, ed. Farmacología básica y clínica.7 ed. México DF: Editorial El Manual Moderno; 1998. pp. 541-58.

  2. Baldessarini R. Fármacos y tratamientos para trastornos psiquiátricos.En: Hardman J, Limbird L, Molinoff R, Ruddon R, Goodman A, eds.Goodman & Gilman.Las Bases Farmacológicas de la Terapéutica.9 ed.México DF: McGraw-Hill Interamericana; 1996. pp. 424-53.

  3. Salgado Antonio.Manual de fármacos en urgencias.Clorpromazina (Antipsicótico, antiemético, tranquilizante) [web en línea] [visitado el 12 de marzo de 2002].Disponible en Internet desde:https://salud.bayer.es/med/f_cont/biblio/farm_urg/welcome.html
  4. Samaniego E.Drogas Antisicóticas. En: Samaniego E, ed. Fundamentos de Farmacología Médica. 5 ed. Quito:Editorial de la Universidad Central del Ecuador; 1999. pp. 397-408.

  5. MDConsult Drug Information.Chlorpromazine hydrochloride [web en línea] 2002 [visitado el 12 de marzo de 2002].Disponible en Internet desde: https://home.mdconsult.com/das/drug/body/0/1/797.html#D000797
Definiciones médicas / Glosario
  1. EDEMA, Es la tumefacción de los tejidos debido a un aumento del líquido existente en ellos y suele aparecer tras una lesión.
  Medicamentos