Cisapride

  Principio Activo

Para qué sirve Cisapride

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al cisapride. Insuficiencia renal. Insuficiencia respiratoria. Cardiomiopatía. Bradicardia clínicamente significativa. Insuficiencia cardíaca congestiva. Valvulopatías. Bloqueo aurículo-ventricular de segundo o tercer grado. Disfunción del nodo sinusal. Antecedente electrocardiográfico de intervalo Q-T prolongado. Antecedente de arritmias ventriculares, isquemia o valvulopatías. Antecedentes familiares de sindrome Q-T prolongado congénito. No iniciar el tratamiento si el valor del intervalo Q-T supera los 450 milisegundos. Otros defectos cardíacos estructurales. Trastornos alimentarios. Deshidratación, vómitos, desnutrición y todas aquellas situaciones clínicas que provoquen trastornos electrolíticos. Administración de diuréticos perdedores de potasio o insulinoterapia. El cisapride está contraindicado con cualquier fármaco que inhiba el citocromo P450 3A4 (citocromo P450 3A4) o que prolongue el intervalo Q-T. Todas aquellas situaciones en las que el aumento de la motilidad gastrointestinal sea perjudicial (hemorragia gastrointestinal, obstrucción mecánica y perforación).

Precauciones

Evitar el uso de cisapride en pacientes que tengan predisposición a arritmias. Se han reportado casos de muerte, como consecuencia de fallas cardiovasculares severas, en pacientes pediátricos que recibían cisapride. Pacientes de edad avanzada. Menores de 3 meses de edad. Si los pacientes tratados con cisapride están recibiendo diuréticos, los electrolitos deben ser monitoreados.

Interacciones


-Acenocumarol: la administración de acenocumarol y cisapride incrementa el riesgo de sangrado. El cisapride acelera la absorción del acenocumarol. El tiempo de protrombina (TP) y la razón internacional normalizada (RIN) deben ser monitoreadas durante el tratamiento. De ser necesario, la dosis de acenocumarol debe ser ajustada.
-Adenosina: la administración de cisapride y adenosina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración de cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como la adenosina, está contraindicada.
-Alimentos: el consumo de jugo de pomelo durante el tratamiento con cisapride podría incrementar su cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). El jugo de pomelo inhibiría las enzimas involucradas en el metabolismo del cisapride. El consumo de jugo de pomelo durante el tratamiento con cisapride está contraindicado.
-Amiodarona: la amiodarona disminuye el metabolismo del cisapride al inhibir el citocromo 3A4, aumentando de esta forma su concentración plasmática y carditoxicidad. Se recomienda evitar esta asociación.
-Anestésicos generales: la administración de cisapride y anestésicos generales (enflurano, halotano, isoflurano) aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como los anestésicos generales, está contraindicada.
-Antiarrítmicos: la administración de cisapride y antiarrítmicos del grupo I y III aumentan el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como los antiarrítmicos del grupo I y III, está contraindicada.
-Anticolinérgicos: los anticolinérgicos (atropina, biperideno, ciclopentolato, diciclomina, escopolamina, homatropina, ipratropio, oxibutinina, pirenzepina, trihexifenidilo, trimebutina y tropicamida) reducen la acción terapéutica del cisapride. Estos fármacos antagonizarían los efectos del cisapride sobre la motilidad gastrointestinal.
-Antidepresivos tricíclicos: la administración de cisapride y antidepresivos tricíclicos aumentan el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como los antidepresivos tricíclicos, está contraindicada.
-Antimicóticos azólicos: los antifúngicos azólicos aumentan el riesgo de cardiotoxicidad del cisapride (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Estos fármacos inhiben las enzimas involucradas en el metabolismo del cisapride (citocromo P450 3A4), aumentando su concentración plasmática y cardiotoxicidad. La administración del cisapride con cualquier fármaco que inhiba las enzimas involucradas en su metabolismo, como los antifúngicos azólicos, está contraindicada.
-Antimaláricos: la administración de cisapride y antimaláricos aumentan el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como los antipalúdicos, está contraindicada.
-Antipsicóticos: la administración de cisapride y antipsicóticos que prolonguen el intervalo Q-T (Ej: pimozida y risperidona) aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como los antipsicóticos mencionados, está contraindicada.
-Antirretrovirales: los antirretrovirales (efavirenz y nevirapina) aumentan el riesgo de cardiotoxicidad del cisapride (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Estos fármacos inhibe las enzimas involucradas en el metabolismo del cisapride (citocromo P450 3A4), aumentando su concentración plasmática y cardiotoxicidad. La administración del cisapride con cualquier fármaco que inhiba las enzimas involucradas en su metabolismo, como los mencionados antirretrovirales, está contraindicada.
-Aprepitant: el aprepitant inhibe las enzimas involucradas en el metabolismo del cisapride (citocromo P450 3A4) aumentando su concentración plasmática y cardiotoxicidad. La administración del cisapride con cualquier fármaco que inhiba las enzimas involucradas en su metabolismo, como el aprepitant, está contraindicada.
-Belladona: la actividad anticolinérgica de los alcaloides activos, presentes en la belladona, disminuirían la acción terapéutica del cisapride. Estos antagonizarían los efectos del cisapride sobre la motilidad gastrointestinal. Las preparaciones que contengan belladona deben evitarse en pacientes que reciben cisapride.
-Bromperidol: la administración de cisaprida en pacientes esquizofrénicos tratados con bromperidol empeora los síntomas psicóticos. El cisapride aceleraría la absorción e inhibiría el metabolismo del bromperidol. Se recomienda controlar el deterioro del cuadro psicótico en estos pacientes.
-Cafeína: la cafeína disminuye el metabolismo del cisapride al inhibir el citocromo 3A4, aumentando de esta forma su concentración plasmática y carditoxicidad. Se recomienda evitar esta asociación.
-Ciclosporina: el cisapride aumenta el riesgo de toxicidad de la ciclosporina (nefrotoxicidad, colestasis y parestesias). Esto se debe al aumento en la velocidad de absorción de la ciclosporina provocado por el cisapride. Al administrar estos fármacos en forma conjunta, la concentración sérica y la toxicidad de la ciclosporina debe ser frecuentemente monitoreada.
-Cimetidina: la cimetidina disminuye el metabolismo del cisapride al inhibir el citocromo 3A4, aumentando de esta forma su concentración plasmática y carditoxicidad. Se recomienda emplear un bloqueante H2 diferente de la cimetidina en los pacientes tratados con cisapride.
-Clindamicina: la administración de cisapride y clindmicina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como la clindamicina, está contraindicada.
-Diclofenac: el diclofenac disminuye el metabolismo del cisapride al inhibir el citocromo 3A4, aumentando de esta forma su concentración plasmática y carditoxicidad. Se recomienda evitar esta asociación.
-Diltiazem: el diltiazem aumenta el riesgo de cardiotoxicidad del cisapride (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Este fármaco inhibe las enzimas involucradas en el metabolismo del cisapride (citocromo P450 3A4), aumentando su concentración plasmática y cardiotoxicidad. La administración de cisapride con cualquier fármaco que inhiba las enzimas involucradas en su metabolismo, como el diltiazem, está contraindicada.
-Dolasetrón: la administración de cisapride y dolasetrón aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como el dolasetrón, está contraindicada.
-Etanol: el cisapride podría incrementar los niveles plasmáticos de etanol, probablemente por un aumento en la velocidad de vaciamiento gástrico. Informar a los pacientes paciente tratados con cisapride, que los efectos del etanol pueden ocurrir con mayor intensidad y rapidez.
-Fenotiazinas: la administración de cisapride y fenotiazinas aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como las fenotiazinas, está contraindicada.
-Fluvoxamina: la fluvoxamina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad del cisapride (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Este fármaco inhibe las enzimas involucradas en el metabolismo del cisapride (citocromo P450 3A4) aumentando su concentración plasmática y cardiotoxicidad. La administración del cisapride con cualquier fármaco que inhiba las enzimas involucradas en su metabolismo, como la fluvoxamina, está contraindicada.
-Foscarnet: la administración de cisapride y foscarnet aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como el foscarnet, está contraindicada.
-Haloperidol: el cisapride empeora el cuadro psicótico de los pacientes tratados con haloperidol. Esto sería consecuencia del aumento en la velocidad de absorción e inhibición de la metabolización del halopreidol, inducida por el cisapride. Además, la administración de cisapride y haloperidol aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco) ya que ambos prolongan el intervalo Q-T. La administración conjunta de estos fármacos está contraindicada.
-Inhibidores de proteasa: Los inhibidores de proteasa aumentan el riesgo de cardiotoxicidad del cisapride (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Estos fármacos inhiben las enzimas involucradas en el metabolismo del cisapride (citocromo P450 3A4), aumentando su concentración plasmática y cardiotoxicidad. La administración del cisapride con cualquier fármaco que inhiba las enzimas involucradas en su metabolismo, como los inhibidores de proteasa, está contraindicada.
-Levodopa: la administración de cisapride y levodopa puede aumentar la toxicidad de esta última. Se recomienda controlar la toxicidad de la levodopa en pacientes tratados con cisapride.
-Macrólidos: los macrólidos aumentan el riesgo de cardiotoxicidad del cisapride (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Estos fármacos inhiben las enzimas involucradas en el metabolismo del cisapride (citocromo P450 3A4), aumentando su concentración plasmática y cardiotoxicidad. La administración del cisapride con cualquier fármaco que inhiba las enzimas involucradas en su metabolismo, como los macrólidos, está contraindicada.
-Nefazodone: el nefazodone aumenta el riesgo de cardiotoxicidad del cisapride (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). Este fármaco inhibe las enzimas involucradas en el metabolismo del cisapride (citocromo P450 3A4), aumentando su concentración plasmática y cardiotoxicidad. La administración de cisapride con cualquier fármaco que inhiba las enzimas involucradas en su metabolismo, como el nefazodone, está contraindicada.
-Octreotide: la administración de cisapride y octreotide aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como la octreotide, está contraindicada.
-Pentamidina: la administración de cisapride y pentamidina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como la pentamidina, está contraindicada.
-Quinolonas: la administración de cisapride y quinolonas aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como las quinolonas mencionadas, está contraindicada.
-Sirolimus: la administración de cisapride y sirolimus produce un aumento de la toxicidad de este último. El cisapride inhibe a las enzimas que metabolizan el sirolimus, aumentando su concentración plasmática y toxicidad (anemia, leucopenia, trombocitopenia, hipocalemia y diarrea). Se recomienda controlar la aparición de toxicidad del sirolimus y monitorear las concentraciones plasmáticas, ajustando las dosis del mismo si es necesario.
-Sulfametoxazol: la administración de cisapride y sulfametoxazol aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como el sulfametoxazol, está contraindicada.
-Tacrolimus: la administración de cisapride y tacrolimus produce un aumento de la toxicidad de este último. El cisapride inhibe a las enzimas que metabolizan el tacrolimus, aumentando su concentración plasmática y toxicidad (nefrotoxicidad, hiperglucemia e hipopotasemia). Se recomienda controlar la aparición de toxicidad del tacrolimus y monitorear las concentraciones plasmáticas, ajustando las dosis del mismo si es necesario.
-Trimetoprima: la administración de cisapride y trimetoprima aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como la trimetoprima, está contraindicada.
-Venlafaxina: la administración de cisapride y venlafaxina aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como la venlafaxina, está contraindicada.
-Warfarina: la administración de warfarina y cisapride incrementa el riesgo de sangrado. El tiempo de protrombina (TP) y la razón internacional normalizada (RIN), deben ser monitoreadas durante el tratamiento. De ser necesario, la dosis de warfarina debe ser ajustada.
-Zolmitriptán: la administración de cisapride y zolmitriptán aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, torsión de punta y paro cardíaco). La administración del cisapride con cualquier fármaco que prolongue el intervalo Q-T, como el zolmitriptán, está contraindicada.

Cisapride

  Medicamentos

Para qué sirve Cisapride , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composicion

Cada comprimido: Cisapride 10 mg.

Presentaciones

Presentaciones: 20 comprimidos.

Para qué sirve

Gastrocinético.

Deja un comentario