Bromperidol

Para qué sirve Bromperidol

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a las butirofenonas o parabenos (solución oral). Intoxicación aguda con alcohol. Intoxicación aguda con hipnosedantes, analgésicos o antisicoticos. Encefalitis o meningitis. Enfermedad de Parkinson. Depresión. Menores de 12 años de edad.

Precauciones

Enfermedad cardiovascular. Ancianos (mayor sensibilidad a los efectos extrapiramidales). Epilepsia. Insuficiencia hepática. Enfermedad cerebral orgánica. Insuficiencia renal.

Interacciones


-Alizapride: Potencia los efectos adversos a nivel extrapiramidal, por adición de sus efectos antidopaminérgicos. Su severidad es moderada y de aparición tardía. Debe controlarse al paciente en la búsqueda de estos efectos adversos.
-Amantadina: Disminuye la efectividad de la amantadina, por el antagonismo farmacológico que produce el bromperidol. Se debe realizar un estricto control del paciente. Evitar usar ambas medicaciones.
-Bromocriptina: Disminuye la eficacia de la bromocriptina, por el antagonismo farmacológico que produce el bromperidol. Se debe realizar un estricto control del paciente en búsqueda de modificaciones psiquiatricas. Puede ser necesario discontinuar el agonista dopaminérgico o ajustar su dosis.
-Cabergolina: Disminuye el efecto terapéutico de ambos por ser antagonista. La carbergolina es un agonista dopaminérgico (D2) y el bromperidol un antagonista D2. La severidad es moderada y su aparición rápida.
-Carbamazepina: Disminuye la eficacia del bromperidol por disminuir su concentración plasmática al inducir su metabolismo (posiblemente por estimular la acción del citocromo citocromo P4503A4). Su severidad es leve y de aparición tardía. Controlar al paciente en búsqueda de la disminución en la eficacia del bromperidol. Puede ser necesario incrementar la dosis de bromperidol en el caso de usar la terapia conjunta (ej. esquizofrenia).
-Cisapride: Empeora los síntomas de psicosis, posiblemente por inhibir el metabolismo del bromperidol y aumentar su absorción. La severidad es moderada y su aparición tardía. Controlar el deterioro de los síntomas de psicosis, al usar cisapride.
-Droperidol: Aumenta el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación del intervalo Q-T, Torsión de punta, paro cardíaco), por sumarse sus efectos cardiotoxicos. La severidad en grave y su aparición rápida. Se contraindica la administración de ambos.
-Levodopa: Disminuye la eficacia de la levodopa, por antagonismo farmacológico. Su severidad es moderada y de aparición rápida. Debe controlarse al paciente si se administra en forma conjunta.
-Litio: Favorece la aparición de debilidad, diskinesia, síntomas extrapiramidales y encefalopatía. Se desconoce el mecanismo, se propone la acción del litio sobre la proteina G neoestriatal, disminuyendo la actividad dopaminergica. La aparición es tardía pero su severidad es grave. Controlar al paciente, buscando signos y síntomas de toxicidad y/o extrapiramidalismo. Debe monitorear se periódicamente los niveles plasmáticos de litio, buscando mantenerlos en su límite inferior.
-Tramadol: Aumenta el riesgo de sufrir crisis convulsivas. Su mecanismo se desconoce. La aparición es rápida y severa. La administración conjunta debe hacerse con extrema precaución, evitando la misma en pacientes con antecedentes convulsivos o factores predisponentes para los mismos.
-Zotepina: Aumenta el riesgo de sufrir cuadros convulsivos. Su mecanismo se desconoce. La aparición es rápida y severa. Debe controlarse al paciente en especialmente si: 1) recibe altas dosis de zotepina, 2) Antecedentes de ataques previos, 3) Paciente joven, 4) Antecedentes de lesión cerebral.

  Principio Activo