Barnidipina

Para qué sirve Barnidipina

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la barnidipina o a otra dihidropiridina. Insuficiencia hepática. Clearance de creatinina menor a 10 ml/min. Dentro de las primeras 4 semanas post infarto agudo de miocardio o angina inestable. Insuficiencia cardíaca no tratada. Pacientes menores de 18 años.

Precauciones

Insuficiencia renal leve a moderada. Disfunción ventricular izquierda. Obstrucción al tracto de salida del ventrículo izquierdo. Enfermedad del nódulo sinusal en ausencia de marcapasos. Embarazo (utilizar solamente si el beneficio supera el riesgo potencial sobre el feto). Lactancia (se desaconseja la utilización).

Interacciones


-Antiinflamatorios no esteroides: pueden producir reducción de eficacia terapéutica de la barnidipina, por bloqueo de los AINE de síntesis de prostaglandinas vasodilatadoras y natriuréticas. Monitorear la presión arterial.
-Cimetidina: se puede observar una elevación de los niveles plasmáticos de la barnidipina con riesgo de toxicidad (cefaleas, edema pretibial, hipotensión y taquicardia). Se recomienda controlar la respuesta cardiovascular y la presión arterial y eventualmente ajustar la dosis de barnidipina.
-Ciclosporina: se puede observar una elevación de los niveles séricos de la barnidipina con riesgo de toxicidad (cefaleas, edema pretibial, hipotensión y taquicardia). Se recomienda controlar la respuesta cardiovascular y la presión arterial y eventualmente ajustar la dosis de barnidipina.
-Diltiazem: Por inhibición del metabolismo de la barnidipina, se pueden elevar sus niveles séricos con riesgo de toxicidad (cefaleas, edema pretibial, hipotensión y taquicardia). Utilizar monoterapia o rotar el antihipertensivo (inhibidores de la ECA).
-Efedrina: Por la actividad simpaticomimética de la efedrina, pueden disminuirse los efectos terapéuticos de los bloqueantes cálcicos. Evitar la asociación.
-Fluconazol: Los triazoles ( fluconazol ), inhiben al citocromo P450 con riesgo de aumento importante de las concentraciones séricas de barnidipina y riesgo de toxicidad ( cefaleas, edema pretibial, hipotensión ). Ajustar las dosis del antagonista cálcico.
-Ginkgo: El ginkgo puede inhibir el metabolismo de la barnidipina, vía inhibición del Citocromo P450, elevándose sus niveles séricos (30%) con riesgo de toxicidad (cefaleas, edema pretibial, hipotensión y taquicardia ). Ajustar la dosis del bloqueante cálcico.
-Hipérico: Por inducción del citocromo P450 generado por el hipérico, se pueden reducir las concentraciones séricas de la barnidipina. Ajustar las dosis a fin de no perder eficacia terapéutica.
-Inhibidores de proteasa: En administración conjunta, puede aumentar la actividad del bloqueante cálcico por inhibición del metabolismo hepático, vía citocromo P450, que provoca el indinavir. Se recomienda monitoreo frecuente con electrocardiograma y de la presión arterial.
-Itraconazol: Los triazoles (itraconazol), inhiben al citocromo P450 con riesgo de producir un aumento importante de las concentraciones séricas de barnidipina y riesgo de toxicidad (cefaleas, edema pretibial, hipotensión). Ajustar las dosis del antagonista cálcico.
-Ketoconazol: El ketoconazol inhibe al citocromo P450 con riesgo de producir un aumento importante de las concentraciones séricas de barnidipina y riesgo de toxicidad (cefaleas, edema pretibial, hipotensión). Ajustar las dosis del antagonista cálcico.
-Nevirapina: Por inducción del citocromo P450 generada por la nevirapina, se pueden reducir las concentraciones séricas de la barnidipina. Ajustar las dosis a fin de no perder eficacia terapéutica.
-Regaliz: El regaliz induce el hipermineralocorticismo disminuyendo la eficacia clínica de los bloqueantes cálcicos y de otros antihipertensivos. Evitar la asociación.
-Rifampicina: puede observarse disminución de las concentraciones plasmáticas de la barnidipina, por inducción del metabolismo hepático que provoca la rifampicina. Ajustar la dosis de barnidipina a fin de no perder eficacia terapéutica.
-Voriconazol: El voriconazol inhibe al citocromo P450 con riesgo de producir un aumento importante de las concentraciones séricas de barnidipina y riesgo de toxicidad (cefaleas, edema pretibial, hipotensión). Ajustar las dosis del antagonista cálcico.
-Yohimbina: En uso conjunto, se observa disminución de la efectividad terapéutica de la barnidipina, por estímulo de la liberación de catecolaminas generada por la yohimbina. Evitar la asociación.

  Principio Activo