Tricef

Para qué sirve Tricef , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Cápsulas:

Cada cápsula contiene: Cefixima 400 mg.

Suspensión:

Cada 5 ml contiene: Cefixima 100 mg.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad conocida a las cefalosporinas.

Acción Terapéutica:

Antiinfeccioso respiratorio.

Propiedades:

Es un antibiótico ß-lactámico de administración oral, cuyo mecanismo de acción, como el resto de los ß-lactámicos cefalosporínicos, es bactericida y se basa en la inhibición de la síntesis de la pared bacteriana. Tricef, gracias a su original estructura química, presenta una excelente actividad antibacteriana frente a gérmenes gramnegativos y grampositivos, ampliada por su elevada resistencia a bacterias productoras de ß-lactamasas, tales como Haemophillus influenzae y Branhamella catarrhalis. Incluye en su espectro otros gérmenes responsables de infecciones respiratorias, tales como Streptococcus pyogenes, Streptococcus pneumoniae, Klebsiella pneumoniae. Además, presenta una buena estabilidad a la hidrólisis gástrica en el medio digestivo, que le permite ser absorbida en forma activa. Tricef, con su peculiar farmacocinética, posibilita la administración 1 sola vez al día por vía oral.

Presentaciones:

Cápsulas 400 mg:

Envase conteniendo 5 cápsulas.

Suspensión:

Envase conteniendo 50 ml de suspensión para reconstituir.

Posología:

Adultos y niños mayores de 12 años:

1 cápsula de 400 mg (o 2 cápsulas de 200 mg) 1 vez al día.

Niños:

La dosis recomendada es de 8 mg/kg/día administrada en 1 sola toma.

Efectos colaterales:

En general, los efectos secundarios experimentados con el uso de Tricef han sido leves y transitorios y con tendencia a la resolución, sin necesidad de interrumpir el tratamiento. Los más comunes han sido ablandamiento de las heces y diarrea. Con menor frecuencia se mencionan náuseas, vómitos, dolor abdominal, dispepsia, flatulencia y cefaleas. Como sucede con todos los antibióticos de amplio espectro, excepcionalmente puede desarrollar colitis seudomembranosa. Las reacciones de hipersensibilidad son raras y desaparecen al suspender el medicamento. También lo son trombocitopenia y eosinofilia. El uso prolongado del antibiótico puede dar origen a prurito genital y vaginitis.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad conocida a las cefalosporinas.

Precauciones:

En presencia de Streptococcus pyogenes administrar durante 10 días como mínimo. Como ocurre con todos los antibióticos, los ß-lactámicos deben administrarse con precaución en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a ellos y a otros medicamentos, en especial a las penicilinas, pues existe la posibilidad de alergia cruzada. Si esta eventualidad ocurriera se debe suspender el tratamiento y medicar en caso necesario. Usar con precaución en pacientes con antecedentes de enfermedad gastrointestinal, particularmente colitis. Suspender en casos de síndromes diarreicos. En pacientes diabéticos monitorear la glucosuria. Por existir antecedentes con otros antibióticos en presencia de una reacción de Coombs directa positiva, considerar la posibilidad de un resultado falso positivo. Por no existir mayor experiencia durante el embarazo y la lactancia, debe ser indicado cuando su administración sea claramente justificada.

Interacciones medicamentosas:

No se han descripto interacciones de importancia con otras drogas.
  Medicamentos