Rasilez

Para qué sirve Rasilez , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

NOVARTIS BIOSCIENCES PERU S.A.

Lima – perú


Carretera Central 1315 Km 3 Santa Anita
Tels: 494-1417 – 494-2788
Fax: 494-2673

RASILEZ Comprimidos recubiertos con película

ALISKIRENO

Producto nuevo

*

ComposiciÓn

COMPOSICIÓN Y FORMA FARMACÉUTICA
El principio activo es el hemifumarato de 2(S),4(S),5(S,),7(S)-N-(2-carbamoil-2-metilpropil)-5-amino-4-hidroxi-2,7-diisopropil-8-[4-metoxi-3-(3-metoxipropoxi)fenil]-octanamida (USAN: hemifumarato de aliskireno; DCI: aliskireno).
Un COMPRIMIDO RECUBIERTO CON PELÍCULA contiene 150 mg o 300 mg de aliskireno. Exc. c.s.p. Los excipientes se detallan en el apartado correspondiente (ver Excipientes). Es posible que algunas dosis farmacéuticas no estén disponibles en todos los países.

Propiedades farmacolÓgicas

FARMACODINAMIA
Modo de acción: RASILEZ es un inhibidor de la renina humana directo, selectivo, potente, de naturaleza no peptídica y oralmente activo. RASILEZ actúa en el punto exacto de activación del sistema renina-angiotensínico (SRA) al unirse con la enzima renina, y al hacerlo bloquea la conversión de angiotensinógeno en angiotensina I y reduce los niveles de angiotensina I y angiotensina II.
Efectos farmacodinámicos: El riñón segrega renina en respuesta a reducciones del volumen sanguíneo y de la irrigación renal. Dicha respuesta inicia un ciclo en el que intervienen el sistema SRA y un circuito de autorregulación homeostática. La renina escinde el angiotensinógeno para formar el decapéptido inactivo angiotensina I (Ang I). La Ang I es sustrato de la ECA (enzima convertidora de angiotensina) y de otras vías alternativas que la convierten en el octapéptido activo angiotensina II (Ang II). La Ang II es un vasoconstrictor potente y produce la liberación de catecolaminas a partir de la médula suprarrenal y las terminaciones nerviosas presinápticas. También estimula la secreción de aldosterona y la reabsorción de sodio. Estos efectos reunidos aumentan la tensión arterial. Los aumentos crónicos de Ang II redundan en la expresión de marcadores y mediadores de la inflamación y la fibrosis que se asocian con lesiones en el órgano afectado por la hipertensión. La Ang II inhibe asimismo la liberación de renina, produciendo de este modo una retroinhibición del sistema. La elevada actividad de la renina plasmática (APR) se ha asociado separadamente con un mayor riesgo cardiovascular en pacientes normotensos e hipertensos.
Todos los compuestos que inhiben este sistema, incluidos los inhibidores de la renina, suprimen el circuito de retroinhibición, lo cual produce un incremento compensatorio de la concentración plasmática de renina. Cuando este aumento ocurre durante la terapia con inhibidores de la ECA y bloqueantes de receptores de angiotensina (BRA), se acompaña de concentraciones elevadas de APR. No obstante, durante el tratamiento con aliskireno los efectos del circuito de autorregulación están neutralizados. A consecuencia de ello, se reduce la actividad renínica plasmática, la Ang I y la Ang II, ya sea que el aliskireno se utilice en monoterapia o en asociación con otros fármacos antihipertensivos.
El tratamiento con RASILEZ reduce la actividad renínica plasmática en pacientes hipertensos. En los ensayos clínicos, la reducción de dicha actividad varió entre un 50% y un 80%. Idéntica variación se observa cuando el aliskireno se administra asociado con otros antihipertensivos.
Hipertensión: En los pacientes hipertensos, RASILEZ reduce tanto la tensión arterial sistólica como la diastólica de forma prolongada y dependiente de la dosis. La administración única diaria de RASILEZ en dosis de 150 y 300 mg redujo eficazmente la tensión arterial durante el intervalo de administración completo de 24 horas (el beneficio se mantenía hasta las primeras horas de la mañana), con una razón media del 98% entre las cifras de tensión diastólica registradas en el máximo y el mínimo con la dosis de 300 mg. Al cabo de 2 semanas, se observó entre el 85% y el 90% del máximo efecto hipotensor. Dicho efecto se mantenía en los pacientes tratados durante más de un año, como mostraba la diferencia estadísticamente significativa con respecto al placebo cuatro semanas después de la retirada aleatorizada. Al cesar el tratamiento, las cifras de tensión arterial revirtieron progresivamente hasta su valor inicial en el transcurso de varias semanas, sin que se observara un efecto de rebote en la tensión arterial ni en la APR.
No ha habido indicios de hipotensión tras la administración de la primera dosis, ni tampoco de efectos sobre la frecuencia del pulso en los pacientes de los ensayos controlados. En los pacientes con hipertensión no complicada en monoterapia con RASILEZ rara vez se observó una excesiva hipotensión (0,1%). La hipotensión también fue inhabitual (
  Medicamentos