Nova T

Para qué sirve Nova T , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Laboratorio

Schering Argentina

Para qué sirve

Dispositivo intrauterino. Información: El dispositivo intrauterino (DIU) Nova T Schering consta de un cuerpo de material plástico en forma semejante a una T. De su extremo inferior cuelgan hilos de polietileno. Sobre el vástago perpendicular de la T se ha enrollado un fino hilo de cobre con alma de plata (107-141 mg Cu y 11-29 mg Ag, de unos 200 mm2 de superficie).

Laboratorio

Indicaciones

El DIU evita la presentación de embarazos. La seguridad contraceptiva de los DIUs es, en principio, inferior a la de los preparados ovulistáticos. Los DIUs son menos eficaces en lo que se refiere a evitar embarazos extrauterinos que en lo que concierne a impedir embarazos intrauterinos. Por ello, existe el riesgo de que, con el DIU, los embarazos que se presenten sean ectópicos. El DIU está especialmente indicado en mujeres a las que, por motivos médicos, no es posible prescribir contraceptivos hormonales, las que rechazan el uso de los mismos o aquéllas que, por diversas razones, no están en condiciones de tomarlos regularmente. En mujeres muy jóvenes y en nulíparas debe evaluarse cuidadosamente la relación beneficio/riesgo, ya que existen informes sobre una mayor tasa de fallos y complicaciones. De los estudios epidemiológicos se deduce que en nulíparas existe un riesgo aumentado a padecer infecciones pelvicouterinas, con esterilidad como posible secuela. A este respecto, también parecen estar más propensas las mujeres que cambian frecuentemente de pareja o las que tienen relaciones sexuales con su única pareja, pero ésta a su vez cambia frecuentemente la suya. Después de un parto o de un aborto, sólo se colocará un DIU, cuando el útero haya vuelto a su tamaño normal, es decir, tras 4 a 6 semanas. Si la colocación se practica antes, aumenta el riesgo de expulsión o de perforación uterina. La mayor resistencia a la rotura del hilo que ofrece el Nova T Schering autoriza a considerar como posible un plazo de permanencia más prolongado (hasta 5 años) en la cavidad uterina. Después de retirarlo será posible, en la mayoría de los casos, proceder inmediatamente a la inserción de uno nuevo.

Efectos colaterales

Al principio, el DIU puede provocar dolores punzantes en el hipogastrio o en la región sacro-lumbar, que, por lo general, ceden rápidamente. Muy raramente puede producirse durante la inserción o extracción del dispositivo intrauterino síncope o bradicardia. Las hemorragias menstruales son ocasionalmente más intensas y más prolongadas que las habituales o, incluso, dolorosas. Bajo estas circunstancias puede presentarse anemia ferropénica en casos aislados. Hemorragias intermenstruales ligeras, por lo general en forma de goteo, desaparecen en la mayoría de los casos espontáneamente, transcurrido algún tiempo. Las infecciones pelvicouterinas, con el riesgo subsiguiente de esterilidad, se presentan con más frecuencia en portadoras de DIU que en otras mujeres. En la literatura se han descrito casos aislados de reacciones cutáneas cuyo origen es atribuido a una alergia al cobre dado que, tras la extracción del DIU conteniendo cobre, remitieron en poco tiempo. Motivos para la extracción anticipada del DIU: si durante el empleo del DIU se produjera un embarazo, se recomienda el retiro del dispositivo, tirando de los hilos. Con ello disminuye el riesgo elevado de complicaciones (por ej.: aborto, infección bacteriológica generalizada). Otros motivos son el deseo de concebir, así como las siguientes manifestaciones: hemorragias irregulares y muy abundantes, dolores espásticos persistentes en el hipogastrio y procesos inflamatorios del útero o de la pelvis menor para evitar su progresión y posibles consecuencias negativas para la fertilidad. Asimismo debe extraerse el DIU cuando se ha desplazado el cuello uterino, cuando se encuentra incrustado en la pared uterina o cuando se halla fuera del útero, ya que su protección contraceptiva se halla disminuida o ausente, o porque puede dar lugar a complicaciones.

Contraindicaciones

No debe emplearse en casos de embarazo o sospecha del mismo; tumor genital maligno o sospecha de su existencia; infecciones pelvicouterinas agudas, subagudas o crónicas (inclusive en la anamnesis); hemorragias menstruales extremadamente abundantes; alteraciones anatómicas congénitas o adquiridas del útero o del cérvix; endometriosis; hipoplasia y desplazamiento pronunciado del útero; hemorragias genitales de etiología desconocida; trastornos de la coagulación sanguínea; estados que pueden provocar o favorecer una bacteriemia (por ej.: insuficiencia valvular, cardiopatía congénita); anemia severa; estados con defensa inmunitaria disminuida; enfermedad de Wilson; alergia al cobre; antecedentes de gravidez extrauterina. En estados post-quirúrgicos del cuerpo uterino, en la cavidad pélvico-abdominal, especialmente de las trompas, han de sopesarse cuidadosamente las ventajas y riesgos de la inserción de un DIU, ya que se ha reportado aisladamente un riesgo aumentado de embarazos extrauterinos y de perforaciones del útero. En caso de aborto séptico anterior, la inserción de un DIU se hará sólo después de un tratamiento adecuado.

Observaciones

En intervalos semanales o a más tardar después de cada menstruación, la portadora del DIU deberá comprobar con el dedo la presencia intravaginal de los hilos. Si no comprueba la presencia de los hilos, se debe controlar si el DIU se encuentra eventualmente en posición extrauterina. En casos extremos también puede ocurrir que el DIU se haya desplazado al cuello uterino. En las mujeres que toman anticoagulantes la inserción deberá decidirse con criterio muy riguroso, ya que dichos medicamentos aumentan la tendencia a las hemorragias. Mujeres sometidas a un tratamiento con anticoagulantes, con un DIU in situ, deben ser controladas muy cuidadosamente. Existen informes sobre la posibilidad de que se vea afectada la acción anticonceptiva de los dispositivos intrauterinos bajo la administración prolongada de antiinflamatorios no esteroides, en particular, ácido acetilsalicílico, así como de corticoides o antibióticos, especialmente tetraciclinas. Sin embargo, por la experiencia acumulada hasta ahora, sabemos que el breve tratamiento de una dismenorrea con antiinflamatorios no esteroides no conduce a una disminución de la protección anticonceptiva. Si se presentan dolores difusos en la región hipogástrica, concomitantes con irregularidades del ciclo (sobre todo, amenorrea tras hemorragias persistentes), debe considerarse la posibilidad de una gravidez extrauterina. Exámenes ginecológicos de control se recomiendan 1, 3, 6 y 12 meses tras la colocación, y después en intervalos de más o menos 1 año; frotis citológicos cada 6 a 12 meses. Una termoterapia (onda corta o microonda, diatermia) de las regiones sacral o abdominal debe practicarse con sumo cuidado, ya que no puede excluirse que se produzca un recalentamiento del cobre, que podría implicar daños consecutivos.
Más información :
Schering ArgentinaVARIOSTODO OTRO PRODUCTO NO TERAPEUTICOTODO OTRO PRODUCTO NO TERAPEUTICOOtros prductos auxiliares no terap‚uticos

  Medicamentos