Medibiox 750 Mg

Para qué sirve Medibiox 750 Mg , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Cada comprimido contiene: Levofloxacino como hemidrato 750 mg.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad a las fluoroquinolonas, o a cualquiera de los componentes del producto, para pacientes con déficit congénito de glucosa 6 fosfato deshidrogenasa (hay mayor incidencia de hemólisis).

Acción Terapéutica:

Antibiótico fluoroquinolónico.

Propiedades:

Levofloxacino, isómero activo de la ofloxacina, es un agente antibacteriano de amplio espectro. Como otras quinolonas, los efectos bactericidas de levofloxacino se deben a la inhibición de la actividad de la subunidad A de la DNA giraza, enzima esencial en la replicación, transcripción, reparación y recombinación del DNA. Posee un amplio espectro de actividad antimicrobiana tanto en bacterias gramnegativa y grampositiva.

Presentaciones:

Envase conteniendo 10 comprimidos.

Posología:

La dosis usual de levofloxacino es 750 mg cada 24 horas en pacientes con función renal normal. Para sujetos con función renal alterada se recomienda un ajuste de la dosis.

Efectos colaterales:

Se debe evitar la administración de levofloxacino en niños prepúberes, ya que estudios en animales de experimentación han demostrado que produce erosiones de los cartílagos y de las articulaciones sostenedoras del peso corporal. Los efectos adversos más comunes son: náusea, diarrea, cefalea y constipación.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad a las fluoroquinolonas, o a cualquiera de los componentes del producto, para pacientes con déficit congénito de glucosa 6 fosfato deshidrogenasa (hay mayor incidencia de hemólisis).

Precauciones:

Alteraciones del sistema nervioso central tales como epilepsia o enfermedades cerebrovasculares. Insuficiencia renal, en cuyo caso es necesaria la reducción de dosis. Enfermedades hepáticas, debido a la potencial elevación de las transaminasas. Se han asociado varios casos de ruptura de tendón con el uso de fluoroquinonas. Los factores de riesgo para tendinitis incluyen pacientes sobre 60 años de edad, falla renal, diálisis y dislipidemia. El uso prolongado de antibióticos quinolónicos puede originar sobrecrecimiento de organismos no susceptibles, incluyendo hongos. Niños y adolescentes menores de 18 años. Pacientes diabéticos que reciben conjuntamente tratamiento con un agente hipoglicémico oral o con insulina. Algunas cepas de Pseudomonas aeruginosa pueden desarrollar rápida resistencia. No se recomienda la exposición prolongada al sol como en el caso de ciprofloxacino y ofloxacino. Embarazo: no existen estudios que avalen la seguridad del medicamento en el embarazo, por lo que sólo deberá usarse cuando sea estrictamente necesario y no haya otras alternativas de antibióticos más seguras. Lactancia: Existe riesgo potencial de serios daños en el lactante; si se decide su uso debe considerarse suprimir la lactancia. Uso pediátrico: Existe un riesgo potencial de artropatías y trastornos del crecimiento, por lo que no debería usarse en niños y adolescentes menores de 18 años.
  Medicamentos