Locrim

Para qué sirve Locrim , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Cada 1 g de crema contiene: Dipropionato de Betametasona (equivalente a 50 mg de Betametasona) 64 mg, Clotrimazol 1 g.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad conocida a uno de sus componentes.

Acción Terapéutica:

Locrim posee un doble mecanismo de acción.

Debido a la betametasona:

previene la formación de prostaglandinas, leukotrienos y demás factores responsables de la respuesta inflamatoria.

Debido al clotrimazol:

inhibe la síntesis del esterol-ergosterol, esencial para la integridad de la pared celular del hongo. Por lo tanto, la doble acción de Locrim se traduce en un rápido alivio a la inflamación, prurito, descamación y alergia mientras ejerce su acción antimicótica.

Presentaciones:

Envase conteniendo 15 g.

Posología:

Aplicar una capa delgada de crema en el área afectada y alrededores, 2 veces al día, por la mañana y por la noche. El tratamiento de la dermatomicosis es por lo general de 3 a 4 semanas. En el caso de vulvitis y balanitis debidas a Candida albicans, el tratamiento suele ser de 6 a 14 días.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad conocida a uno de sus componentes.

Precauciones:

Si se desarrolla irritación o sensibilidad, debe suspenderse la aplicación.
  Medicamentos