Headol Compuesto Noche Comprimidos Recubiertos

Para qué sirve Headol Compuesto Noche Comprimidos Recubiertos , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Cada comprimido recubierto contiene: Paracetamol 500 mg, Pseudoefedrina clorhidrato 60 mg, Clorfenamina maleato 4 mg.

Contraindicaciones:

Si ha presentado síntomas de alergia a clorfenamina, paracetamol y /o pseudoefedrina. Si ha presentado alergia a alguno de los excipientes de la formulación.

Acción Terapéutica:

Antigripal.

Presentaciones:

Envase conteniendo 10 comprimidos recubiertos.

Posología:

El médico debe indicar la posología y el tiempo del tratamiento apropiados a su caso particular. No obstante la dosis recomendada es: 1 comprimido cada 8 horas.

Efectos colaterales:

Existen efectos que se presentan rara vez, pero son severos, y en caso de presentarse, se debe acudir en forma inmediata al médico: diarrea, pérdida del apetito, náuseas o vómitos, calambres o dolor estomacal, rash, picazón o escalofríos, dolor de garganta y fiebre que no se habían presentado antes, mareos, ojos y piel de color amarillo, convulsiones, sequedad de boca, nariz o garganta, enrojecimiento de la cara, alucinaciones, dificultad para respirar, cambios en el ritmo de los latidos del corazón.

Otros efectos:

Pueden presentarse otros efectos que habitualmente no necesitan atención médica, los cuales pueden desaparecer durante el tratamiento, a medida que su cuerpo se adapta al medicamento. Sin embargo, consulte a su médico si cualquiera de estos efectos persisten o se intensifican: constipación, dificultad o dolor para orinar, mareos leves, sequedad de boca, nariz o garganta, aumento de la sensibilidad de la piel al sol, náuseas o vómitos, dolor estomacal, nerviosismo, palidez, irritabilidad.

Contraindicaciones:

Si ha presentado síntomas de alergia a clorfenamina, paracetamol y /o pseudoefedrina. Si ha presentado alergia a alguno de los excipientes de la formulación.

Precauciones:

Use sólo bajo indicación y supervisión médica. No administrar por más de 5 días en caso de dolor, por más de 3 días en caso de fiebre, o por más de 2 días en caso de dolor de garganta, a menos que el médico lo señale. Si después de usarlo por el período de tiempo que el médico señale, los síntomas persisten o empeoran, debe consultar nuevamente al médico. El uso prolongado y de altas dosis de paracetamol puede provocar severo daño hepático. Este producto no debe administrarse a niños menores de 12 años sin consultar al médico. Al usar este medicamento usted puede ver afectada su habilidad para conducir vehículos o maquinarias, debido a que disminuye su estado de alerta produciendo somnolencia, lo que puede resultar peligroso, ya que hay mayor probabilidad que se produzcan accidentes. Administrar con precaución en pacientes que presenten alergias a medicamentos o a cualquier sustancia (alimentos, colorantes, etc.).

Embarazo y lactancia:

Como todo medicamento, no utilizar durante el embarazo y la lactancia, salvo expresa indicación médica.

Niños y ancianos:

Los niños y los ancianos generalmente son más sensibles a los efectos de los medicamentos (en niños puede provocar insomnio y/o intranquilidad). No ingerir alcohol junto a este medicamento.

Interacciones medicamentosas:

Usted debe consultar con el farmacéutico la conveniencia de usar este medicamento si está tomando otros, particularmente antidiabéticos, otros analgésicos, antihistamínicos, antitusivos, y en general si se encuentra en tratamiento con cualquier otro medicamento, ya que el consumo de este antigripal puede alterar el efecto de otros medicamentos y causarle daño a su salud.

Presencia de otras enfermedades:

Usted debe consultar a su médico, antes de tomar cualquier medicamento, si presenta una enfermedad al hígado, riñón, cardiovascular o cualquier otra enfermedad crónica y severa. En el caso particular de este medicamento, si padece de antecedentes de abuso de alcohol, anemia, gota, enfermedades cerebrales, colitis, convulsiones, diarrea, fibrosis quística, diabetes mellitus, enfisema pulmonar, asma, o alguna enfermedad pulmonar crónica, hipertrofia prostática, dificultad para orinar, glaucoma, hipertensión, alguna enfermedad a la tiroides.
  Medicamentos