Eritrelan

Para qué sirve Eritrelan , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Eritrelan 2000 U.I.:

cada frasco ampolla de 1 ml contiene: Epoetina Alfa Humana Recombinante 2000 U.I.

Eritrelan 4000 U.I.:

cada frasco ampolla de 1 ml contiene: Epoetina Alfa Humana Recombinante 4000 U.I.

Contraindicaciones:

Hipertensión no controlada. Hipersensibilidad conocida a productos derivados de células de mamíferos. Hipersensibilidad conocida a albúmina (humana). Pacientes que no pueden recibir un tratamiento profiláctico antitrombótico adecuado. Pacientes con antecedentes recientes de infarto al miocardio o accidente vascular cerebral.

Acción Terapéutica:

Estimulante de la eritropoyesis. Antianémico.

Presentaciones:

Eritrelan 2000 U.I./ml:

envase conteniendo 1 frasco-ampolla.

Eritrelan 4000 U.I./ml:

envase conteniendo 1 frasco-ampolla.

Posología:

Dosis iniciales de epoetina alfa en el rango de 50 a 100 unidades/kg, 3 veces por semana han demostrado ser seguras y efectivas en el aumento del hematocrito y en la eliminación de la dependencia de transfusiones en pacientes con insuficiencia renal crónica. Las dosis deben reducirse cuando el nivel de hematocrito se aproxima a 36% o bien cuando aumenta por más de 4 puntos en un período de 2 semanas. La posología debe ser individualizada para mantener el hematocrito dentro del rango del valor perseguido. Queda a discreción del médico ampliar dicho rango para obtener mayor beneficio para el paciente. La epoetina inyectable puede administrarse tanto por vía I.V. coma por vía S.C. La vía venosa deberá ser lenta, de 1 a 2 minutos. Una administración en 5 minutos puede reducir el riesgo de experimentar síntomas pseudogripales. Aunque la vía de administración es independiente del proceso de diálisis, la epoetina puede administrarse a través de la vía venosa al final del procedimiento de diálisis para obviar la necesidad de un acceso venoso adicional. Subsiguientemente al inyectado, para enjuagar el tubo y asegurar el paso satisfactorio del producto a la circulación deben aplicarse 10 ml de solución salina isotónica. Para la inyección S.C., el volumen máximo inyectable en un lugar del cuerpo debe ser 1 ml. En caso de cantidades mayores, debe elegirse varios lugares de inyección. No debe ser administrado por infusión I.V. Para pacientes con insuficiencia renal crónica, las directrices terapéuticas generales son las siguientes: Dosis inicial: 50 a 100 unidades/kg, 3 veces por semana. Pacientes no dializados: se recomienda la administración S.C., con el objeto de evitar la punción de venas periféricas. Pacientes dializados: administración I.V. ó S.C., si se elige la vía I.V. se recomienda aplicarla a través de la fístula arteriovenosa al final de la diálisis. Discontinuar temporalmente la dosis cuando: el valor de Hematocrito se aproxima a 36% o el hematocrito aumenta en más de 4 puntos en cualquier período de 2 semanas. Aumentar la dosis cuando: el hematocrito no aumenta de 5 a 6 puntos luego de 8 semanas de tratamiento, y el hematocrito está por debajo del rango perseguido. Dosis de mantención: se determina mediante titulación individual. Rango de valor perseguido del hematocrito: 30 a 36%. Durante el tratamiento deben monitorearse regularmente los parámetros hematológicos. Evaluación del hierro, previo al tratamiento: antes y durante el tratamiento con epoetina alfa debe evaluarse en el paciente las reservas de hierro en los depósitos, incluyendo la saturación de transferrina (hierro plasmático dividido por capacidad de fijación del ión), y de ferritina plasmática. La saturación de transferrina debe corresponder al menos al 20% y el valor de la ferritina debe ser al menos 100 ng/ml. Virtualmente todos los pacientes requieren un eventual suplemento de hierro para aumentar o mantener la saturación de transferrina a niveles que permita adecuadamente una eritropoyesis estimulada por la epoetina. Ajuste de dosis: después de cualquier ajuste de dosis, el tiempo requerido para producir un cambio clínico significativo en el hematocrito (aumento o disminución), es de 2 a 6 semanas, en atención al período de tiempo necesario para que los precursores de los eritrocitos maduren y se pasen a la circulación, dando como resultado un eventual aumento del hematocrito. Además, afecta al hematocrito el tiempo de sobrevivencia de los eritrocitos y puede variar en condiciones de uremia. Si el hematocrito va en aumento, aproximándose al 36% o si aumenta 4% en menos de 2 semanas, la dosis debe reducirse para mantener el rango perseguido. Si a la dosis reducida no se detiene el aumento del hematocrito y éste excede el 36%, debe interrumpirse temporalmente el tratamiento hasta que el hematocrito comience a disminuir, momento en el cual debe reiniciarse el tratamiento a una dosis menor. En cualquier momento, si el hematocrito aumenta por más de 4 puntos, en un período de 2 semanas o si éste se acerca a un 36%, la dosis debe ser disminuida de inmediato en 25 unidades/kg, cada vez como sea necesario. Luego de la reducción de la dosis, el hematocrito debe monitorearse 2 veces por semanas, durante 2 a 5 semanas, y ajustes posteriores de dosis deben realizarse según indicado en dosis de mantención. Si no se alcanza un aumento del hematocrito de 5 a 6 puntos luego de un período de 8 semanas y las reservas de hierro son adecuadas (ver Respuesta retardada o disminuida), la dosis de epoetina puede aumentarse por incrementos de 25 unidades/kg. Incrementos posteriores pueden hacerse a intervalos de 4 a 6 semanas hasta obtener la respuesta deseada. Dosis de mantención: Pacientes sometidos a diálisis: la dosis de mantención debe ser individualizada para cada paciente sometido a diálisis. Experiencias clínicas señalan una dosis promedio de mantención de 75 unidades/kg, 3 veces a la semana con un rango de 12.5 a 525 unidades/kg, 3 veces por semana, aunque no se recomiendan dosis mayores a 300 unidades/kg 3 veces por semana. Pacientes no sometidos a diálisis: la dosis de mantención debe ser individualizada para cada paciente. Se han determinado dosis de 75 a 150 unidades/kg por semana, como efectivas para mantener hematocritos de 36% a 38% hasta un período de 6 meses. Respuesta retardada o disminuida: más de un 95% de los pacientes con insuficiencia renal crónica, responden con aumentos clínicamente significativos en el hematocrito, quedando virtualmente todos los pacientes independientes de transfusión dentro de aproximadamente 2 meses a partir del inicio del tratamiento. Si un paciente no responde o no mantiene la respuesta, deben considerarse otras etiologías y evaluarse clínicamente.

Contraindicaciones:

Hipertensión no controlada. Hipersensibilidad conocida a productos derivados de células de mamíferos. Hipersensibilidad conocida a albúmina (humana). Pacientes que no pueden recibir un tratamiento profiláctico antitrombótico adecuado. Pacientes con antecedentes recientes de infarto al miocardio o accidente vascular cerebral.
  Medicamentos