Cymbalta 30 Mg/60 Mg

Para qué sirve Cymbalta 30 Mg/60 Mg , efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Cymbalta 30 mg:

Cada cápsula contiene: Duloxetina 30 mg.

Cymbalta 60 mg:

Cada cápsula contiene: Duloxetina 60 mg.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad:

Cymbalta® está contraindicado en pacientes que son hipersensibles a duloxetina u otros componentes del producto.

Inhibidores de la monoamino-oxidasa (imao):

Cymbalta® no deberá ser administrado junto con un IMAO, ni dentro de las 2 semanas después de interrumpir la administración de un IMAO.

Glaucoma de ángulo estrecho:

En estudios clínicos, el uso de Cymbalta® se asoció con un mayor riesgo de midriasis y, por consiguiente, no se recomienda su uso en pacientes con glaucoma de ángulo estrecho.

Insuficiencia hepática severa:

dado que es posible que duloxetina y alcohol interactúen ocasionando daño hepático o que la duloxetina agrave la enfermedad hepática preexistente, por lo general no debe recetarse Cymbalta® a pacientes que ingieren alcohol con frecuencia o que presentan evidencia de enfermedad hepática preexistente. Insuficiencia renal severa (clearance de creatinina < 30 ml/min.).

Acción Terapéutica:

Cymbalta es un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina y noradrenalina (SSNRI, por su sigla en Inglés) de administración oral.

Posología:

El médico tratante debe indicar la posología y el tiempo de tratamiento apropiados para cada caso en particular, no obstante, la posología y administración sugerida como tratamiento inicial:

Desorden depresivo mayor:

Cymbalta deberá ser administrada en una dosis total de 60 mg/día en un esquema de 1 vez al día, independientemente de las comidas. La eficacia y seguridad en el tratamiento del desorden depresivo mayor fueron demostradas en un rango de dosis que osciló entre 40 a 120 mg/día en estudios clínicos. Un incremento a una dosis mayor a la dosis de 60 mg/día se recomienda sólo luego de una evaluación clínica.

Dolor neuropático periférico de origen diabético:

Cymbalta se debe administrar en una dosis total de 60 mg/día 1 vez al día, con o sin alimentos. Si bien se demostró la efectividad de una dosis de 120 mg/día, no hay evidencia de que una dosis superior a 60 mg confiera un beneficio adicional significativo y las dosis más altas son peor toleradas. Para los pacientes en los que la tolerancia sea un problema, se puede considerar el inicio con una dosis menor a 60 mg por día por un período breve.

Efectos colaterales:

En estudios clínicos se observó una incidencia de 5% o mayor y por lo menos 2 veces la incidencia en pacientes tratados con placebo de los siguientes eventos adversos: náuseas; sequedad de la boca; constipación; disminución del apetito; fatiga; somnolencia e incremento de la sudoración. Los eventos adversos que se observaron con menos frecuencia (menor al 5%) fueron diarrea, vómitos, mareos, vértigo, temblor, rubor, insomnio, ansiedad, disminución de la libido, disfunción eréctil, dolor de cabeza.

Abuso y dependencia de fármacos:

Se han reportado síntomas de discontinuación cuando se suspende duloxetina. Dichos síntomas pueden incluir vértigos, náusea, dolor de cabeza, parestesia, vómitos, irritabilidad y pesadillas No hay evidencia clínica de síntomas o eventos adversos que sugieran un síndrome de abstinencia.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad:

Cymbalta® está contraindicado en pacientes que son hipersensibles a duloxetina u otros componentes del producto.

Inhibidores de la monoamino-oxidasa (imao):

Cymbalta® no deberá ser administrado junto con un IMAO, ni dentro de las 2 semanas después de interrumpir la administración de un IMAO.

Glaucoma de ángulo estrecho:

En estudios clínicos, el uso de Cymbalta® se asoció con un mayor riesgo de midriasis y, por consiguiente, no se recomienda su uso en pacientes con glaucoma de ángulo estrecho.

Insuficiencia hepática severa:

dado que es posible que duloxetina y alcohol interactúen ocasionando daño hepático o que la duloxetina agrave la enfermedad hepática preexistente, por lo general no debe recetarse Cymbalta® a pacientes que ingieren alcohol con frecuencia o que presentan evidencia de enfermedad hepática preexistente. Insuficiencia renal severa (clearance de creatinina < 30 ml/min.).

Precauciones:

Efectos sobre la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Interacciones medicamentosas:

Drogas que se metabolizan por la CYP 2D6 (paroxetina, fluoxetina, quinidina) y por la CYP 1A2 (cimetidina, fluvoxamina, quinolonas (por ej.: ciprofloxacina). Alcohol. Fármacos que actúan sobre el Sistema Nervioso Central: El uso concomitante de otros fármacos con actividad serotoninérgica podría resultar en síndrome serotoninérgico. Agentes presores. Embarazo: Evaluar riesgo-beneficio. Lactancia: Duloxetina se excreta en la leche humana, por lo que no se recomienda amamantar durante el tratamiento con Cymbalta.

Discontinuación del tratamiento:

Cuando se discontinúe Cymbalta después de más de 1 semana de terapia, se recomienda que la dosificación sea reducida progresivamente para minimizar el riesgo de los síntomas de la discontinuación.
  Medicamentos