Cloranfenicol Solucion Oftalmica Ungüento Oftalmico

Para qué sirve Cloranfenicol Solucion Oftalmica Ungüento Oftalmico, efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

CLORANFENICOL

SOLUCION OFTALMICA, UNGÜENTO OFTALMICO

CBMSS 2821, 2822

Para el tratamiento de la conjuntivitis bacteriana

ANTIBIOTICOS DE MEXICO

FARMACIAS DEL AHORRO

FARMACIAS GUADALAJARA

KENER

MEDI-MART

PIZZARD

Indicaciones terapeuticas:

Es un antibiótico principalmente bacteriostático, aunque en ciertas especies puede ser bactericida; posee un amplio espectro de actividad. Se ha comprobado su actividad in vitro en contra de Enterobacter aerogenes, Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Bordetella pertussis, Haemophilus influenzae, Pasteurella, Pseudomonas mallei y pseudomallei, Bacteroides, Salmonella typhy, y otras especies de Salmonella, Proteus (ciertas cepas), Neisseria, Shigella, Brucella, V. cholerae, algunos estreptococos y estafilococos; y a dosis mayores puede actuar en contra de Actinomyces, Bacillus anthracis, Corynebacterium diphtheriae, Clostridium, Listeria, Bartonella, Leptospira, Rickettsia, Chlamydia y Mycoplasma.

La solución oftálmica está indicada en procesos infecciosos oculares como conjuntivitis, queratitis no herpética, iritis, etcétera.

Está indicado para el tratamiento de las infecciones externas del ojo y/o de sus anexos que afectan párpados, conjuntiva y/o córnea, causadas por microorganismos sensibles a los componentes de la fórmula, como: conjuntivitis, blefaritis, queratitis, queratoconjuntivitis, blefaroconjuntivitis, etcétera.

Es un antibiótico de amplio espectro altamente efectivo contra la mayoría de bacterias grampositivas y gramnegativas, así como la mayoría de anaerobios (incluyendo anaerobios obligados), Mycoplasma, Rickettsias y espiroquetas.

Cuenta con una alta eficacia (reportada de 91 a 93% en infecciones oculares) y es activo contra más de 94% de los patógenos oculares. También es utilizado en 55% de los casos de ojo rojo.

Es útil en la profilaxis prequirúrgica y postoperatoria.

Además de su amplio espectro de actividad antibacteriana contra organismos grampositivos y gramnegativos (tanto aerobios como anaerobios), cuenta con una buena tolerancia en múltiples regímenes de dosificación; seguridad y efectividad como un solo agente para el tratamiento de las infecciones oculares externas. Estudios clínicos han demostrado que su uso en niños es seguro.

Contraindicaciones:

Cuando existe hipersensibilidad a cloranfenicol, no se debe aplicar en el recién nacido debido a que muchos infantes aún no han desarrollado sistemas de conjugación hepática para la glucuronidación, lo que puede resultar en toxicidad. En pacientes con enfermedad hepática, en especial cirrosis; ascitis e ictericia; en la deficiencia de la enzima 6-fosfatodeshidrogenasa (en este caso puede ocasionar episodios hemolíticos), en pacientes con problemas hematológicos preexistentes o en aquellos que reciben algún tipo de depresor medular, tampoco en infecciones triviales como resfriados.

La solución oftálmica está contraindicada en glaucoma, enfermedades fúngicas oculares, enfermedades víricas de la córnea y conjuntival (queratitis herpética, varicela, tuberculosis ocular), niños menores de dos años.

Precauciones generales:

Para la prescripción de cloranfenicol es importante asegurarse de la integridad del tracto gastrointestinal y de la función renal.

El uso prolongado de antibióticos puede favorecer el crecimiento de organismos no susceptibles, incluyendo hongos.

Si apareciera una nueva infección durante el tratamiento, deberá descontinuarse cloranfenicol para tomar medidas apropiadas. Este medicamento deberá prescribirse por un médico sólo después del examen oftalmológico con lámpara de hendidura.

Si los signos y síntomas no mejoran en dos días, el paciente deberá ser reevaluado.

Restricciones de uso durante el embarazo y la lact

Categoría de riesgo C: Cloranfenicol atraviesa la barrera placentaria llegado a alcanzar concentraciones séricas en el cordón umbilical de 30 al 106% en relación con los niveles maternos.

Una de las vías de eliminación es a través de la leche materna, por lo que se sugiere no se administre durante estas condiciones.

Por lo anterior cloranfenicol deberá ser usado durante el embarazo y la lactancia sólo bajo estricto control médico. No se ha establecido la seguridad de este producto durante el embarazo y la lactancia. Se recomienda utilizar cloranfenicol con precaución durante el embarazo y la lactancia. Se desconoce si su aplicación tópica ocular se excreta en la leche humana.

Reacciones secundarias y adversas:

La anemia es el padecimiento que constituye el efecto tóxico más común y ocurre cuando las concentraciones exceden los 25 mcg/ml, recuperándose entre una a dos semanas después de haber suspendido el medicamento.

La anemia aplásica, que por lo general es fatal y no se relaciona con la dosis ni la duración del tratamiento, al parecer tiene una predisposición bioquímica individual. Se ha reportado anemia hemolítica principalmente en pacientes con deficiencia de la enzima glucosa 6-fosfatodeshidrogenasa; los defectos en la coagulación, al parecer por inhibición de la síntesis plaquetaria, se relacionan con la dosis utilizada, puesto que se ha reportado la generación de leucemia pero en pacientes que han desarrollado anemia aplásica.

En el síndrome del niño gris (colapso cardiovascular y respiratorio) que ocurre en neonatos expuestos a dosis altas de cloranfenicol durante las primeras 48 horas de vida, los síntomas se presentan a los tres o cuatro días y se caracterizan por distensión abdominal, cianosis progresiva, colapso vasomotor con respiración irregular; la muerte sobreviene en un lapso de horas.

Se han reportado alteraciones en el sistema nervioso central: depresión, confusión y delirio; y a nivel periférico, diversos tipos de neuritis que incluyen a la neuritis óptica, pudiendo llegar a atrofia óptica que se relaciona con la dosis y el tiempo de exposición. La neuritis puede responder bien a tratamiento a base de vitamina B6 y B12, así como a la suspensión de cloranfenicol. A nivel gastrointestinal puede ocurrir vómito, glositis, estomatitis, enterocolitis y diarrea, también se han reportado reacciones de hipersensibilidad como broncospasmo, urticaria, angioedema y, muy raras veces, choque anafiláctico. La solución oftálmica ocasionalmente causa sensación de quemazón, lagrimeo, visión borrosa.

En ungüento es generalmente muy bien tolerado con efectos adversos locales poco comunes, que consisten en hipersensibilidad y de ardor e irritación transitorios. Se ha reportado la ocurrencia muy rara y no confirmada de discrasias sanguíneas, posiblemente relacionados con el uso inadecuado y no vigilado de cloranfenicol Ungüento. El primero de estos casos se reportó en 1965 tras 23 meses de uso continuo e inapropiado, no supervisado y 30 meses después se normalizó sin causar la muerte. El segundo caso se reportó en 1975, tratándose también de anemia aplásica y que fue considerado por varios autores como mera coincidencia. El tercer caso se reportó en 1980 y se consideró que otros medicamentos pudieron estar implicados. En otros siete casos publicados, tanto los oftalmólogos como los hematólogos que los reportaron consideran que hubo una posible relación causa-efecto y que fue casualmente relacionado el cloranfenicol en ello.

Interacciones medicamentosas y de otro genero:

El efecto de cloranfenicol se potencia cuando se administra en conjunto con el paracetamol; con la ampicilina se disminuye el efecto bactericida; acentúa la hipoprotrombinemia secundaria al uso de anticoagulantes; disminuye la efectividad de la ceftazidima cuando se utiliza en forma conjunta, así como la actividad de la clorpropamida.

Puede ocurrir un efecto sinérgico importante con el uso de cimetidina sobre todo en lo que respecta a la producción de anemia aplásica; disminuye la respuesta clínica a la cianocobalamina; disminuye la tasa de producción de metabolitos activos en el caso de la ciclofosfamida.

Aumenta el riesgo por toxicidad en relación con la ciclosporina; inhibe la biotransformación de fenitoína; aumenta la actividad hipoglucemiante de las sulfonilureas y de la tolbutamida.

En algunos pacientes interfiere con la maduración de los glóbulos rojos, por lo que disminuye la efectividad del hierro; es antagonista de la lincomicina, e interfiere inmunológicamente en relación con la vacuna contra la fiebre tifoidea. El uso conjunto con barbitúricos hace que aumente el metabolismo de cloranfenicol, por tanto, disminuyen sus concentraciones séricas; reduce la actividad bactericida de las penicilinas; la administración concomitante con rifampicina provoca que disminuya la efectividad de cloranfenicol.

Se inhibe la respuesta inmunológica frente al toxoide tetánico; inhibe el metabolismo del tacrolimus y, por tanto, aumenta su toxicidad.

Protege al hígado del efecto tóxico del tetracloruro de carbono (es decir, cloranfenicol favorece la inhibición de enzimas hepáticas y debido a que el tetracloruro ya no se metaboliza, éste no se vuelve tóxico).

Aplicado tópicamente no se conoce que produzca interacciones medicamentosas y se puede administrar de manera concomitante con lubricantes oculares, esteroides, antiglaucomatosos, etc.

Los anestésicos tópicos pueden aumentar la absorción de las drogas tópicas y favorecer la aparición de los efectos secundarios y adversos. Si se administra un antibiótico bacteriostático junto con uno bactericida, puede desarrollarse antagonismo entre ambos.

La aplicación de cloranfenicol ungüento, como de cualquier otro antibiótico tópico previo a la toma de frotis y cultivo, puede alterar los resultados o producir resultados falsos-negativos.

Precauciones en relacion con efectos de carcinogen

No se ha asociado con la producción de defectos congénitos. Cuando se administra en las últimas fases del embarazo puede producir síndrome del niño gris. En relación con la carcinogénesis y fertilidad no se ha establecido el potencial de cloranfenicol.

Dosis y via de administracion:

Solución oftálmica:

Adultos y niños: Instilar 1 a 2 gotas, 3 a 4 veces al día.

Oftálmica: Aplíquese 1 a 2 cm de cloranfenicol ungüento en el fondo del saco conjuntival inferior del (los) ojo(s) afectado(s) de 3 a 5 veces al día por los siguientes 7 a 10 días según lo valore el médico tratante.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL:

La sobredosificación puede favorecer la aparición de las reacciones secundarias. En caso de que aparezcan reacciones secundarias se recomienda suspender el medicamento. Si se ingiere accidentalmente cloranfenicol ungüento, administre líquidos orales para diluir el producto.

Recomendaciones sobre almacenamiento:

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

Leyendas de proteccion:

Dosis: la que el médico señale.

Su venta requiere receta médica. Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. Cloranfenicol administrado por cualquier vía puede ocasionar alteraciones hemáticas, aun anemia aplásica.

Presentaciones:

Laboratorio

Forma farmacéutica

Presentación

ANTIBIOTICOS DE MEXICO

Solución oftálmica (gotas) 5 mg/ml

Frasco con 15 ml

FARMACIAS DEL AHORRO

Solución oftálmica (gotas) 500 mg/100 ml

Frasco con 15 ml

FARMACIAS GUADALAJARA

Solución oftálmica (gotas) 500 mg/100 ml

Frasco con 15 ml

KENER

Solución oftálmica (gotas) 500 mg/100 ml

Caja con 1 frasco con 15 ml

KENER

Ungüento oftálmico 500 mg/100 g

Caja con 1 tubo de 5 g

MEDIMART

Solución oftálmica (gotas) 500 mg/100 ml

Frasco gotero con 15 ml

PIZZARD

Solución oftálmica (gotas) 500 mg/100 ml

Envase con 15 ml


  Medicamentos