Bencilpenicilina Benzatina 1.200.000 U.i. Polvo

Para qué sirve Bencilpenicilina Benzatina 1.200.000 U.i. Polvo, efectos secundarios y cómo tomar el medicamento.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

Composición:

Cada frasco-ampolla con polvo para suspensión inyectable contiene: Bencilpenicilina Benzatina 1.200.000 UI. Excipientes: Lecitina c.s.

Indicaciones:

Bencilpenicilina benzatina intramuscular está indicada para el tratamiento de infecciones causadas por microorganismos sensibles a la bencilpenicilina que sean susceptibles a las concentraciones séricas bajas y muy prolongadas comunes de esta presentación farmacéutica. El tratamiento debe ser guiado por los estudios bacteriológicos (incluyendo pruebas de sensibilidad) y por la respuesta clínica. Tratamiento de infecciones leves a moderadas de las vías respiratorias altas causadas por estreptococos, tales como tratamiento de la faringitis producida por estreptococos del grupo A. Profilaxis en el largo plazo de la fiebre reumatoide causada por estreptococos del grupo A. Tratamiento de sífilis primaria, secundaria, latente, terciaria y congénita. Este medicamento exige diagnostico y supervisión médica.

Acción Terapéutica:

Antibiótico betalactámico.

Posología:

Administración:

Inyectable, intramuscular profunda.

Rango y frecuencia:

El médico debe indicar la posología y el tipo de tratamiento a su caso particular, no obstante la dosis usual recomendada es:

Adultos:

Tratamiento de faringitis primaria: 1.200.000 U.I. Como dosis única. Profilaxis de fiebre reumatoidea: Después del cuadro agudo se recomienda la administración intramuscular de bencilpenicilina benzatina en una dosis de 1.2 millones de unidades 1 vez por mes o 600.000 unidades cada 2 semanas. Sífilis primaria, secundaria y latente: 2.400.000 U.I. como dosis única. Sífilis terciaria: 2.400.000 U.I. 1 vez a la semana durante 3 semanas.

Niños:

Faringitis por estreptococo beta hemolítico: Lactantes y niños hasta 27 kg: 300.000 a 600.000 U.I.como dosis única. Niños sobre 27 kg: 900.000 U.I. como dosis única. Profilaxis de fiebre reumática: Después del cuadro agudo se recomienda la administración I.M. de bencilpenicilina benzatina en una dosis de 1.2 millones de unidades 1 vez por mes o 600.000 unidades cada 2 semanas.

Sífilis congénita:

Lactantes y niños hasta 2 años: 50.000 U.I./kg De peso como dosis única. Niños de 2 a 12 años: dosis igual que adulto. Debe evitar olvidar alguna toma y respetar los horarios. Si no cumple el tratamiento lo más probable es que la enfermedad se vuelva a presentar con mayor intensidad y este medicamento ya no le servirá para detener la infección. Consejo de cómo administrarlo: La inyección se debe aplicar en forma lenta, y sólo por vía intramuscular profunda y no por vía intravenosa, intrarterial, subcutánea o mediante inyección en la capa de tejido graso.

Reconstitución:

El polvo se debe reconstituir con 4 ml de agua para inyectables inmediatamente antes del uso y se debe agitar el frasco-ampolla hasta lograr una suspensión homogénea.

Uso prolongado:

Debe usarlo durante el tiempo que su médico se lo señale, respetando los horarios y las dosis.

Efectos colaterales:

Existen efectos que se presentan rara vez, pero son severos y en caso de presentarse debe acudir en forma inmediata al médico: respiración irregular, rápida o dificultosa, desmayos súbitos, dolores articulares, fiebre, dolor abdominal severo y calambres estomacales, con heces blandas y con sangre, reacción alérgica severa (marcada por súbita inflamación de los labios, lengua, cara o garganta, dificultad para respirar, rash, picazón), inusuales hemorragias o moretones, piel u ojos amarillos.

Otros efectos:

Pueden presentarse otros efectos que habitualmente no necesitan atención médica, los cuales pueden desaparecer durante el tratamiento, a medida que su cuerpo se adapta al medicamento. Sin embargo consulte a su médico si cualquiera de estos efectos persisten o se intensifican: rash suave, diarrea leve, náuseas leves, dolor de cabeza, picazón vaginal, dolor o manchas blancas en la boca o en la lengua.

Precauciones:

Embarazo:

El uso de este medicamento durante el embarazo se considera seguro, no obstante debe consultar con su médico sobre los riesgos y beneficios de utilizar este medicamento durante el embarazo.

Lactancia:

Este medicamento pasa a la leche materna y puede afectar al lactante. Converse con su médico la conveniencia de seguir el tratamiento o dejar de amamantar.

Lactantes y niños:

El uso de este medicamento en niños debe ser previa consulta a su pediatra. Administrado en las dosis habituales, no se espera que se produzcan reacciones serias.

Precauciones especiales:

Si está tomando anticonceptivos orales con estrógenos, debe tomar otras medidas anticonceptivas durante el tratamiento con penicilina G, ya que esta puede disminuir el efecto de los anticonceptivos. Si después de unos días, sus síntomas no mejoran o empeoran debe consultar con su médico.

Usted no debe tomar este medicamento en los siguie

Si ha presentado síntomas de alergia a las penicilinas (incluyendo las cefalosporinas) o a benzatina. Si ha presentado síntomas de alergia a alguno de los excipientes de la formulación.

Interacciones medicamentosas:

Medicamentos:

Usted debe informar a su médico de todos los medicamentos que está tomando, ya sea con o sin receta. En este caso se han descrito las interacciones con los siguientes medicamentos: alopurinol, amikacina, neomicina, acenocumarol, warfarina, anticonceptivos orales, cloranfenicol, metotrexato, naproxeno, probenecid y tetraciclinas (doxicilina).

Enfermedades:

Usted debe consultar a su médico antes de tomar cualquier medicamento si presenta una enfermedad al hígado, riñón, cardiovascular o cualquier otra enfermedad crónica y severa. En el caso particular de este medicamento, si padece de antecedentes de alergias, asma, desordenes de coagulación, insuficiencia cardíaca congestiva, fibrosis quística, desórdenes gastrointestinales, mononucleosis.

Exámenes de laboratorio:

La penicilina G puede provocar la aparición de resultados falsos en algunos exámenes de azúcar en orina en pacientes con diabetes, por lo que si se va a someter a algún examen médico, avísele a su médico a cargo que usted se encuentra en tratamiento con este medicamento.
  Medicamentos