SIMPATICOMIMETICOS DE ACCION INDIRECTA + RESERPINA

EFECTO PREVISIBLE

Posible reducción de la actividad de los simpaticomiméticos, con el consiguiente riesgo de pérdida de su eficacia terapéutica.

IMPORTANCIA CLÍNICA

Se sugiere evitar este tipo de asociaciones, tanto por el riesgo de interacción como por lo dudoso de sus aplicaciones terapéuticas (como asociación).

MECANISMO DE INTERACCIÓN

Los simpaticomiméticos de acción indirecta provocan un aumento de la concentración de noradrenalina a nivel de los receptores por estímulo de su liberación de las terminaciones nerviosas e inhibición de la posterior reabsorción por transporte activo. La reserpina provoca la reducción del contenido en noradrenalina de las neuronas adrenérgicas periféricas y centrales. Si se administran simpaticomiméticos de acción indirecta tras un tratamiento previo con reserpina, la cantidad de noradrenalina liberada será insuficiente para obtener el efecto farmacodinámico deseado.

EVIDENCIAS CLÍNICAS

4 En un niño de año y medio hospitalizado por intoxicación con reserpina la administración de 16 mg de efedrina im no resultó eficaz para combatir la bajada tensional producida por la reserpina. 5 Un enfermo tratado durante 8 meses con reserpina sufrió una caída brusca de la tensión arterial al ser anestesiado con tiopental. La perfusión de efedrina resultó ineficaz para combatirla, pero la de 4 mg de noradrenalina tuvo éxito. 1 Demostraron en los animales que el tratamiento previo con reserpina no comprometía los efectos cardiovasculares de los simpatico miméticos de acción directa (adrenalina y fenilefrina), pero que el efecto hipertensor de los simpaticomiméticos mixtos (efedrina) o de acción indirecta (metanfetamina) quedaba anulado. 3 Confirma los hallazgos experimentados de Eger y Hamilton en animales para los simpaticomiméticos de acción indirecta (anfetamina, tiramina, metanfetamina, feniletilamina). 2 Siete enfermos tratados con 0,25 mg diarios de reserpina tuvieron una respuesta significativamente disminuida, con menor midriasis, cuando se les administró un colirio de efedrina.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1 Eger EI. Anesthesiology 1959;20:641. 2 Snedon JM. Clin Pharmacol Ther 1969;10:64. 3 Maxwell RA. J Pharmacol Exp Ther 1959;125:178. 4 Phillips T. BMJ 1955;2:969. 5 Ziegler CH. JAMA 1961;17