BLOQUEANTES NEUROMUSCULARES y FUROSEMIDA

Interacciones entre BLOQUEANTES NEUROMUSCULARES y FUROSEMIDA, efectos secundarios.

Advertencia! la información que ofrecemos es orientativa y no sustituye en
ningún caso la de su médico u otro profesional de la salud..

EFECTO PREVISIBLE

Posible potenciación o reducción del efecto bloqueante muscular, dependiendo de la dosis de furosemida. Riesgo de
complicaciones terapéuticas musculares y respiratorias. Los bloqueantes neuromusculares podrían aumentar el riesgo
de ototoxicidad asociado a la furosemida.

IMPORTANCIA CLÍNICA

Dado lo contradictorio de los efectos, debe realizarse una estrecha vigilancia clínica a este tipo de pacientes. Es
importante estar capacitado para contrarrestar una eventual alteración de la respuesta miorrelajante. Parece que el
efecto potenciador del bloqueo neuromuscular se produce con dosis de furosemida inferiores a 10 mcg/kg. A partir de
1 mg/kg, parece predominar el efecto antagonista de la relajación muscular.

MECANISMO DE INTERACCIÓN

No está claro el mecanismo de esta interacción. Para algunos autores podría ser debida a la hipopotasemia, y el resto de
diuréticos no ahorradores podrían interaccionar con los bloqueantes no despolarizantes, aunque esto no se ha
comprobado. Como consecuencia del efecto dual dosis-dependiente, otros autores se decantan por una inhibición
enzimática de la furosemida. A dosis bajas (0,1-10 mcg/kg) la furosemida podría inhibir a una proteín-kinasa,
aumentando el bloqueo neuromuscular, mientras que a dosis superiores (1-4 mg/kg) se inhibiría una fosfodiesterasa,
reduciendo el bloqueo.

EVIDENCIAS CLÍNICAS

1. Se describen los casos de tres pacientes tratados con tubocurarina y con furosemida (40-80 mg, iv), que
experimentaron una intensa relajación muscular, que precisó de la administración de piridostigmina o de
neostigmina-atropina. En otro estudio realizado sobre 10 pacientes, a los que se administró 1 mg/kg de furosemida,
se observó que el tiempo de recuperación del 95% al 50% del bloqueo neuromuscular producido por la administración de
pancuronio fue de 14,7 minutos, frente a 21,8 minutos cuando el pancuronio se administraba sin furosemida. 2. En un
estudio sobre 81 neonatos se comprobó que el tratamiento combinado de furosemida (durante más de 14 días) junto con
bloqueantes neuromusculares (>0,96 mg/kg/24 horas) se asociaba con un riesgo cinco veces mayor de pérdida de agudeza
acústica.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Miller R. Enhancement of d-tuborcurarine neuromuscular blockade by diuretics in man. Anesthesiology, 1976; 45(4): 442-5. 2. Robertson CM. Ototoxic drugs and sensorineural hearing loss following severe neonatal respiratory failure. Acta Paediatr, 2006; 95(2): 2

  Interacciones