demencia senil

demencia senil

Demencia senil, forma clínica de deterioro intelectual del anciano. Alrededor de un 10% de todas las personas mayores de 65 años sufren un deterioro intelectual significativo. Aunque una quinta parte de los casos se debe a causas que pueden ser tratadas, como por ejemplo reacciones indeseables a fármacos, la mayoría padecen la enfermedad de Alzheimer.

La demencia senil se inicia por fallos en la atención y la memoria, pérdida de habilidades matemáticas, irritabilidad, pérdida del sentido del humor y desorientación, tanto temporal, como espacial. El Alzheimer es una enfermedad de progresión lenta y conduce a la muerte en un periodo de 5 a 15 años. El análisis histológico del tejido cerebral de los fallecidos por Alzheimer muestra en algunas áreas, entremezcladas con las células nerviosas normales, unas fibras retorcidas características (ovillos neurofibrilares) y placas de proteínas anormales (placas neuríticas). No se conoce tratamiento para la enfermedad de Alzheimer. Una forma clínica especial afecta a personas más jóvenes; se llama enfermedad de Pick o demencia presenil.

precauciones.

La amoxicilina puede causar efectos secundarios, como anemia, ansiedad o hiperactividad, confusión, diarrea, mareos, urticaria, insomnio, náuseas, exantema o vómitos. Son posibles síntomas de reacción alérgica frente a la amoxicilina la fiebre, la comezón, el dolor de las articulaciones, la inflamación de los ganglios linfáticos, el exantema, las llagas genitales y las contusiones. La amoxicilina interacciona negativamente con varios medicamentos de uso común; antes de tomarla con otros fármacos se debe consultar al médico.