osteomalacia

osteomalacia

Osteomalacia, trastorno de la mineralización de la matriz orgánica del esqueleto, lo que da lugar a un reblandecimiento del hueso, que se acompaña de dolor, aumento del riesgo de fracturas, debilidad general y pérdida de peso. Es consecuencia de una concentración sérica inadecuada de calcio y de fósforo que impide la correcta mineralización de los huesos.

La osteomalacia puede originarse por una ingesta inadecuada de vitamina D, por una falta de exposición a la luz solar, por una mala absorción intestinal de vitamina D o por la ingesta de medicamentos que dificultan la acción de la vitamina D en los tejidos.

La osteomalacia es el equivalente clínico del raquitismo en los adultos, cuando los cartílagos epifisarios de crecimiento ya están cerrados.

El diagnóstico de la enfermedad se basa en las manifestaciones clínicas; en los datos radiológicos, en los que se aprecia una disminución de la densidad ósea y, sobre todo, en los datos de laboratorio, en los que se puede demostrar una alteración de las concentraciones séricas de calcio, fósforo inorgánico y vitamina D.

La osteomalacia producida por la ausencia dietética de vitamina D o por la exposición inadecuada a la luz solar se corrige con la administración exógena de vitamina D.